Munchies

Turistas pagan 613 dólares por un almuerzo y el alcalde los llama tacaños

El restaurante, ubicado en Venecia, había sido acusado con anterioridad de cobrar demás.
20.11.17
Foto vía usuario de Flickr Sergey Galyonkin.

Mira, no es secreto que los restaurantes cercanos a las atracciones turísticas tienden a ser famosos por sus entradas decepcionantes y sus exagerados precios. Tratar de encontrar comida barata cerca de la Plaza de San Marcos en Venecia, Italia, es como tratar de encontrar una superficie plana libre de palomas y mujeres con selfie sticks; pero hay una diferencia entre escoger derrochar en un café de 17 dólares en Caffe Florian y ser engañado para pagar 613 dólares por una comida.

Publicidad

Luke Tang dice que esto último le sucedió durante un reciente viaje a la ciudad italiana. Él y sus padres se detuvieron en Trattoria Casanova para almorzar antes de volar de regreso a Inglaterra, y probablemente su comida costó tanto como su pasaje de regreso a casa. Según Tang, todos ordenaron mariscos e inmediatamente se les sirvió un plato de ostras que no pidieron. Dice que cuando se comunicó con el personal, sus quejas fueron ignoradas. Recibieron sus entradas, junto con otro plato gigante de langosta, camarones y lubina que no pidieron.

Entonces, llegó la cuenta. Y es increíble que lograron, de alguna manera, no vomitar allí mismo sobre los manteles. La comida, incluyendo los extras que no pidieron, costó 526 euros (11,750 pesos). Tang le dijo a The Independent que si no hubieran tenido que tomar un avión, quizá habría acudido a la policía. En vez de esto, escribió una carta tajante al alcalde de Venecia, instándolo a tomar medidas contra los restaurantes que se aprovechan de los visitantes que no hablan italiano. "No espero un reembolso", escribió. "Pero me gustaría llamar su atención sobre un tipo de comportamiento que podría arruinar la reputación de Venecia".


Relacionados: Esta mujer llevaba vidrios en su bolsa para conseguir comidas gratis


El restaurante rápidamente respondió, encogiéndose de hombros, diciendo que deberían haber devuelto toda la comida extra. "Les dimos lo que ordenaron. Los precios del pescado, por cada 100 gramos, se muestran claramente en el menú", dijo el gerente de Trattoria Casanova , según The Telegraph. "No devolvieron nada. Si hubieran sido platos que no pidieron, podrían haberse negado a comerlos y no los hubiéramos cobrado". El alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, fue muy directo en una entrevista para The Telegraph. "Son tacaños", dijo . "Alguien come y bebe en un restaurante, y ¿luego dice que no entiende el idioma?". Brugnaro opina que los Tang deberían haber sabido que comer en Venecia es caro, además que deberían haber dejado propina.

Habiendo dicho esto, parece que Trattoria Casanova ha hecho esta jugada de mierda durante mucho tiempo. Según usuarios molestos de TripAdvisor y Yelp, a menudo los clientes reciben artículos adicionales que no ordenaron, cobran platillos que venían incluidos en el precio general de una comida y están asombrados también porque el precio del pescado fresco es por cada 100 gramos, no por toda la comida, en caso de que estés viajando sin una báscula. Ah, y el restaurante agrega un descarado 12 por ciento adicional por el servicio, así que dejas propina quieras o no.

Un crítico que habla italiano dice que escuchó cómo le decían a un mesero que le entregaran platillos que no ordenó; los devolvió y lo amenazaron con llevarlo a la policía si no los pagaba. (No lo hizo). Otro dijo que le cobraron por un agua mineral que se suponía era gratuita y también le cobraron un lenguado de 168 euros (195 dólares). Las quejas son interminables y casi idénticas: otro almuerzo de 270 dólares, un pescado de 248 dólares y una infartante fuente de pescados de 932 dólares. (Yo me habría arrojado a algún canal).

Así que sí, lo mejor es evitar Trattoria Casanova para siempre.