Publicidad
belleza

Las 'vloggers' que se dedican a buscar maquillaje de lujo en la basura

Algunas youtubers se graban a sí mismas mostrando productos de maquillaje por valor de miles de euros que han encontrado en contenedores de basura.

por Mitchell Sunderland
23 Enero 2017, 8:35am

Shelbizleee poses with makeup she found in the garage. Photos courtesy of Shelbizleee Shelbi

Como muchas otras youtubers, Shelbi ―de 23 años de edad y cuyo sobrenombre en la red es Shelbizleee― se graba sentada frente al ordenador. Una enorme sonrisa como de estrella infantil atraviesa su rostro y una capa de maquillaje plateado rodea sus ojos. "Ya sé que este maquillaje es excesivo de la hostia", afirma en un vídeo reciente. Pero podría afirmarse que lo que resulta en realidad excesivo es el modo en que Shelbi emplea YouTube y Facebook Live para enseñar a las chicas jóvenes a rebuscar maquillaje en los contenedores.

"No utilizo labiales líquidos, nada que pudiera haberse contaminado y no pueda desinfectarse", me explica Shelbi por teléfono. Defiende que las chicas rebusquen en los cubos de basura en busca de maquillaje y, en su vídeo, describe cómo utilizar alcohol sobre los productos en polvo y las sombras de ojos para retirar la suciedad. Cuando sale de caza siempre lleva guantes. "Normalmente utilizo también desinfectantes para manos", afirma.

Shelbi no está sola. Durante los últimos dos años, las youtubers se han adentrado en contenedores y cubos de basura detrás de tiendas de productos cosméticos como Sephora y esta tendencia ha ido creciendo, acumulando millones de visitas en el proceso. Desde que Facebook Live pasara a formar parte de la vida diaria de los usuarios, algunas "rebuscadoras" han incorporado el livestreaming a sus rondas por los contenedores. "La gente sabe que hay mucha basura, pero ver de primera mano el momento en que se encuentra una joya aporta un punto de sorpresa", explica Shelbi.

Shelbi empezó a buscar en los contenedores hace tres años cuando era estudiante universitaria. Ella y una amiga suya se percataron de que la gente tiraba sus muebles al final del año escolar, de modo que empezaron a recoger los muebles y a venderlos online. "Ganamos cientos de dólares aquel verano, vendiendo desde sofás hasta camas", me cuenta.

A Shelbi le encantaba aquella ocupación a tiempo parcial por diversos motivos y uno de ellos era que estaba relacionada con su interés por el medio ambiente. Desde que asistiera por primera vez a un campamento de verano cuando iba al instituto, estaba obsesionada con el bienestar del planeta. Le gustaba rebuscar en la basura porque reducía la cantidad de residuos y además mejoraba su situación económica.

Uno de los últimos hallazgos de Shelbi en la basura

Cuando Shelbi se graduó y empezó a pagar sus propias facturas, recurrió a esta práctica para recortar gastos. El verano pasado vio un vídeo de Trina, una de las youtubers más famosas que se dedica a buscar en la basura. Trina se graba a sí misma en el interior de contenedores detrás de tiendas de productos cosméticos, abriendo las bolsas de basura blancas en las que se meten los productos desechados. Ese vídeo inspiró a Shelbi tanto para utilizar maquillaje de segunda mano como para subir vídeos en YouTube en los que educa a las personas. "Puedo mostrar a la gente que las cosas que tiramos todavía pueden ser utilizadas", indica Shelbi.

En un vídeo, Shelbi muestra maquillaje por valor de más de 1.800 € que había recogido en varios contenedores a lo largo de una semana. "Sé que en los contenedores de ULTA (una cadena de tiendas de belleza en EE. UU.) siempre encontraré algo", dice antes de desvelar su cargamento: Gucci Bamboo, varias paletas de contorno Anastasia Beverly Hills y un perfume Dolce and Gabbana "bastante lleno". En el vídeo deja bastante claro que quería, aunque no necesitaba, esos productos de belleza y hace hincapié en el mensaje medioambiental. Antes de examinar su cargamento, afirma, "Si esto te parece asqueroso no podría importarme menos... Yo creo que es genial. Creo que lo que estoy haciendo es bueno para el planeta y si tú tienes una opinión diferente. Pues vale, no mires mis vídeos".

Su advertencia no parece haber disuadido a nadie: el vídeo ha sido visualizado más de un millón de veces desde que Shelbi lo subiera en noviembre de 2016.

ULTA es una de las tiendas más populares entre las chicas que rebuscan en los contenedores, a juzgar por los vídeos que publican. Lacy, una de las chicas tras Dumpster Diving Divas, afirma: "Empezamos a rebuscar en los contenedores después de que descubriera un vídeo en YouTube que se titulaba 'Rebuscando en el contenedor de ULTA', así que decidimos comprobar si era real por nosotras mismas". Para ella el atractivo radica en conseguir "cosas gratis", pero lo cierto es que también procede de un hogar muy ahorrativo.

Shelbi ve un motivo más complicado para el éxito de los vídeos. "Viniendo de alguien que está muy interesada en la problemática social y económica, creo que no es más que un reflejo del estado de nuestra economía", responde cuando le pregunto por qué ha alcanzado tanta popularidad. "Cada vez es más y más duro permitirse comprar estas cosas que la sociedad nos hace creer que necesitamos".

Rebuscar en los contenedores en busca de maquillaje, en otras palabras, está relacionado con la realidad económica de muchas jóvenes. Y es muy posible que los vídeos sigan siendo populares durante algún tiempo más.

Tagged:
Broadly
YouTube
Internet
estilo
maquillaje
Μoda
rebuscar en la basura