'Para, eso no': la mujer del vídeo con los jugadores del Eibar ha denunciado

Hablamos con juristas para saber a qué pueden enfrentarse los jugadores por grabar a la mujer sin su consentimiento.

|
06 Octubre 2016, 12:55pm

CAPTURA DEL VÍDEO

Desde hace unas horas circula por Internet un vídeo de sexo explícito en el que aparecen los futbolistas Sergi Enrich y Antonio Luna, del Eibar, y una chica anónima practicando un trío mientras uno de ellos, supuestamente Luna, graba la escena con su móvil. El vídeo no ha tardado en hacerse viral en las redes sociales respaldado por comentarios jocosos sobre lo bien "que se lo montan" o "lo grandes que son", todo aglutinado bajo el hashtag #DaleEibar. Sin embargo, ni los medios deportivos que se han hecho hecho eco de la noticia, ni muchos usuarios, han querido detenerse en lo que está diciendo ella en los apenas 20 segundos que se pueden ver.

Si bien se trata de una relación consentida, en un momento dado la mujer detiene su mirada unos segundos y pide a Luna que deje de grabar. "Para, eso no", le dice. Pero la grabación continúa y el hombre alienta a la mujer a que no pare con un "sigue, sigue".

Según ha adelantado La Voz de Galicia, la mujer ha denunciado a los jugadores por la difusión del vídeo.

"Este es un caso de laboratorio porque normalmente se filma la relación sexual pero no se graba la prestación o no de consentimiento de la grabación, con lo cual en este caso el quebrantamiento parece claro", explica Lucia Avilés, vocal de la Asociación de Mujeres Juezas de España. "En el mismo momento en que la están grabando está manifestando su contrariedad, aquí ya tenemos un punto de partida", agrega a Broadly.

Cuando las imágenes han sido obtenidas sin consentimiento el agravante es mayor

La difusión de imágenes íntimas sin el consentimiento de la persona vulnera el artículo 197.7 del código penal español. Pero cuando estas imágenes parecen haber sido obtenidas sin el consentimiento de la propia víctima el agravante es mayor.

"Precisamente la reforma del código penal 1/2015 incluye la figura para los supuestos en los que no hay consentimiento en la grabación, y además también prevé pena mayor en casos relacionados con la vida sexual o íntima", argumenta Carla Vall, abogada especialista en temas de género y DDHH.

Ambas juristas coinciden en que se trata de un supuesto claro en los que el daño causado a la mujer es mayor en tanto que ella misma manifestó la voluntad de detener el vídeo durante el acto, incluso cuando ni siquiera sabía la repercusión que podía llegar a tener. Más aún teniendo en cuenta que son figuras públicas. "En un juicio, lo tendría relativamente fácil", opina Vall quien además añade que supone una ventaja el hecho de poder identificar con claridad a la persona que la filmó.

"A nivel de responsabilidad civil podemos hablar de cantidades elevadas. En temas vinculados a derechos personalísismos, es muy dispar, depende mucho del criterio del juez, pero hay casos que van desde los 10.000 a los 300.000 euros. También depende mucho de lo que pida la víctima", argumenta Vall a Broadly.

Pero más allá de la reparación económica, otro de los graves problemas que enfrenta la víctima es la reparación del honor. A pesar de que los dos jugadores han emitido un comunicado de disculpas, lo cierto es que solo se menciona a la mujer en el cuarto y último párrafo, como si su daño fuera algo colateral, de menor importancia. "Me parece increíble", subraya Vall. Además, la jurista apunta a todas esas otras personas que "difunden el vídeo alegremente, aun sabiendo que supone un delito de revelación de secreto", concluye.

Para Avilés esto no es más que otra muestra de violencia de género. "Esto va muy ligado a todo lo que hay construido socialmente en cuanto a roles y estereotipos, y muy intensamente en el caso de jugadores de fútbol: la fuerza, la energía, el vigor, la sexualidad, todo este tipo de características se asocia a lo masculino. Sin embargo, la sumisión, la empatía, la debilidad física y emocional se asocia a las mujeres. Cuantas mas relaciones tengas, cuanto más sexo tengas, más potenciada se ve tu masculinidad", concluye la jueza.