Actualidad

Así se preparan algunos multimillonarios para el Apocalipsis

Algunos de estos búnkeres para sobrevivir al fin del mundo están equipados con cine, spa, gimnasio, jardín y piscina.
12.8.19
lujo bunker dia del juicio final
Imagen deJames Vaughan via Flickr.

Estamos en plena era de la paranoia del Apocalipsis. Ya sea por la agitación política o el cambio climático, todo el mundo tiene muchas razones para prepararse para un inminente día del juicio final. Los ricos, por supuesto, han llevado estas precauciones a un nivel superior.

Con el aumento de la preocupación por el fin de nuestro mundo tal y como lo conocemos, cada vez son más las empresas que se dedican a satisfacer las necesidades de la élite en lo que respecta a los preparativos apocalípticos. El uno por ciento del mundo se está preparando para la llegada del caos con búnkeres de lujo con todas las comodidades de sus propios hogares. Puede parecer ridículo, pero la demanda es real. Desde la toma de posesión de Donald Trump, por ejemplo, las ventas generales de búnkeres subterráneos de la Compañía Rising S, con sede en Texas, se dispararon en un 300 por ciento.

Publicidad

¿Coincidencia? No lo creo.

Los búnkeres de Rising S Company están construidos con chapa de acero y diseñados para durar generaciones. Su estructura está diseñada para resistir terremotos y contener un año de comida por persona. Su eslogan, "No vendemos miedo, vendemos preparación", parece estar funcionando. Sus ventas han aumentado en un 700 por ciento desde 2015.

Hay otras opciones en todo el mundo para aquellos que prefieren estar por encima del suelo cuando finalmente llegue el día del juicio. Para la élite más introvertida, The Oppidum, en la República Checa, es una residencia privada de alta seguridad. Sus pasillos secretos conducen a los residentes a la casa, que cuenta con un spa, un cine y un jardín subterráneo.

Un búnker secreto en el sudeste de Londres se transformó en una casa de lujo de 3,6 millones de euros, con muebles de última generación, una piscina y escaleras de caracol. Refugios como estos fueron diseñados inicialmente para proteger a los funcionarios del Gobierno durante las guerras nucleares. Ahora, muchas empresas están comprando estos búnkeres militares y silos de misiles para convertirlos en extravagantes refugios antiapocalípticos. El Survival Condo del desarrollador Larry Hall, por ejemplo, convirtió varios silos de misiles abandonados de la década de 1960 en condominios multimillonarios con piscina, supermercado, teatro, bar y biblioteca.

En las colinas negras de Dakota del Sur, donde había 575 búnkeres militares que estuvieron en uso hasta 1967, Vivos xPoint está construyendo refugios personalizados destinados a albergar a unas 5000 personas. Otra opción, Vivos Europa One, utiliza antiguas instalaciones de almacenamiento de la era de la Guerra Fría para construir unidades fabricadas con roca de la zona. Su sitio web afirma que estos "complejos inigualables" están diseñados para combatir cualquier tipo de desastre natural.

Los clientes de estas empresas no siempre son ricachones anónimos: algunos son extremadamente famosos. Se rumorea, por ejemplo, que Bill Gates tiene este tipo de instalaciones en todas sus propiedades. En 2017, el New Yorker también informó de que los CEO, los gestores de fondos de inversión y los ejecutivos tecnológicos de Silicon Valley estaban tomando todo tipo de medidas para la llegada del día del juicio final.

Sigue a Meera en Twitter e Instagram .

Este artículo se publicó originalmente en VICE ASIA.