El Suiche: 100 conciertos de lucha y resistencia en Medellín

Repasamos la historia de este proyecto que nos ha mostrado lo mejor de los sonidos experimentales del Valle de Aburrá.

Miércoles 9 de agosto de 2006 fue el día en el que El Suiche inicio con un hermoso concierto de Lucrecia Dalt, ese día alumbro la iniciativa que ya se venía conversando, que buscaba circular músicos locales en un escenario con buenas condiciones técnicas y que fuera cómodo para el público. Una iniciativa que surge de una necesidad latente por algunos participantes activos de las propuestas experimentales que se estaban formando en Medellín y en ciudades cercanas. Paula Vélez y Ricardo Duque, agotados de la imposibilidad de escuchar música distinta y en vista de la escases de escenarios para sonidos más arriesgados, lograron que una idea de conversaciones fugaces tomara forma en un lugar que normalmente es complicado para los sonidos distintos: Medellín.

Publicidad

Una idea que se materializó de una forma colosal. Esta iniciativa creció tanto que el próximo 30 de septiembre se celebrará en el Exploratorio en Medellín, el concierto número 100 de El Suiche. En esta ocasión especial, se presentarán: Lu Zero, Knives, Gärtner, 1000 Cadaveres, Kaziuz, Narcos y Theforest Experimental. Además habrá un feria de productos hechos por varios colectivos de la ciudad.

La historia comienza un día cuando tres entusiastas deciden ir al Colombo Americano a poner sobre la mesa el proyecto: Federico López, Paula Vélez y Ricardo Duque; ellos encabezaron el arranque de este reto musical. El compromiso fue organizar un concierto cada mes con entrada libre, con el plan de activar a todo un público en el Colombo, pues las salas estaban totalmente vacías en aquel momento. Así que ellos se comprometían a poner el dinero para el afiche, facilitar la sala con el sonido básico que existía, y este equipo haría todo lo necesario para organizar los conciertos. Desde el inicio El Suiche llenó un vacío que tenía la ciudad, la música independiente, la electrónica y los artistas con tendencias experimentales tuvieron un escenario luego de tantas puertas cerradas y sitios que sólo querían escuchar punk o metal.

Imagen de archivo cortesía de El Suiche.

Ricardo y Paula escribieron el primer proyecto que conocimos en el 2006, también Ricardo se dedicaba a hacer los afiches desde Barcelona y los enviaba para cada concierto, finalmente Federico López hacía la ingeniería de sonido de cada una de las bandas, garantizando una experiencia buena para los artistas y para el público. Motivados por hacer de El Suiche un idea sin jerarquías; buscar grupos musicales; encontrar maneras de ir haciendo cosas sin tener que depender de los bares y de las instituciones; y las ganas de poder existir si las salas dejaban de estar disponibles, lograron crear un movimiento que hasta el día de hoy no se detiene y que celebra su concierto #100.

Publicidad

Comenzaron a moverse entonces en varios lugares y con distintos aliados: Colombo Americano, Alianza francesa, Biblioteca Belén, Museo de Antioquia. En esa época de transitar por distintos espacios y armar un equipo cada vez más sólido llegó Wolf, posteriormente dueño de la Galería 10-36. un escenario que también fue muy importante para la ciudad y la música. Wolf participó con Paula Vélez en el proyecto de TransSesiones, un evento que buscaba proyectar otras maneras de hacer sonido, una experimentación con la imagen y la experiencia de escuchar y apreciar la música. Así se fueron juntando personas que hacían cosas, que estaban interesadas en mover a nivel musical algo distinto, abierto y principalmente, donde pudieran escuchar y hacer divulgación de nuevas creaciones y proyectos sonoros.

Imagen de archivo cortesía de El Suiche.

Luego de ahí, lugares como el Mamm, la Cámara de Comercio de Medellín, Calle 9 + 1, Teatro Pablo Tobón Uribe, Transfusión Bar y actualmente el Exploratorio, han sido espacios que El Suiche ha habitado. Estas distintas transiciones implicaron la salida de algunos del colectivo por decisiones propias y la llegada de otros que podían seguir apoyando la iniciativa.

Durante 11 años Medellín ha visto como se cierran espacios, como nos apretamos hasta llegar momentos en los que creemos que no hay donde tocar, por ventaja, para los colectivos sin ánimo de lucro puede ser mucho más sencillo, pero nos seguimos preguntando: ¿Qué pasa después?, cuando el artista es conocido y debe comenzar a cobrar por sus conciertos. Finalmente, 100 conciertos es un triunfo y podemos decir que hemos resistido, que aún no nos vence la sordera de la ciudad. Sin embargo, sabemos que la tarea no está hecha, y que necesitamos que este público que ha hecho posible que celebremos un Suiche 100, sea un público que valore y pague por los artistas que de acá salen a autogestionarse en escenarios locales distintos.

Publicidad

Por este escenario han sonado artistas como: La Lunar, Panorama, Lucrecia Dalt, Federico Goes, Federico Franco, Neoplatonics, Killer Fish, The Visitors, Opus Dei, Gärtner, The Forest Experimental, Lady Vudu, M.A.L.A, Aeromostra, Velez, Sr. Naranjo, Feralucia, Agatha I, Las Nadas, Neuma, Música inmobiliaria, Boqui Toquis, La JaquerEsCool, Siete, Tròpico Esmeralda, Duque, Narcos, Zdey, Sociedad Fb7; entre otros tantos que no alcanzamos a mencionar, y es este listado de personajes es el que nos hace realmente sentir que ha pasado algo importante.

Imagen de archivo cortesía de El Suiche.

Cien conciertos, cien días debidamente seleccionados para el ejercicio de escuchar y soyarse la música. Asumimos un reto con la música, pero la reacción va en cadena y no es estática, todavía hay mucho por hacer.

Suiche # 100 este 30 de septiembre. Celebramos la resistencia musical. Toda la info del evento la encuentran por aquí.


Lea También: