FYI.

This story is over 5 years old.

Los desastres metereológicos son cada vez más frecuentes y lo estamos pagando caro

Tormentas de consecuencias catastróficas tienen lugar a diario en el mundo y son casi el doble que hace dos décadas, según un informe conjunto de la ONU y el Centro para la Investigación sobre la Epidemiología de Desastres.
26.11.15
Imagen por Adrees Latif/Reuters
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Los desastres meteorológicos se han producido casi a diario durante la última década — el doble de lo registrado hace apenas dos décadas.

Son los resultados de un estudio conjunto de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) y el Centro para la Investigación sobre la Epidemiología de Desastres con sede en Bélgica (CRED). Los grupos concluyeron que desde 1995, cuando tuvo lugar la primera conferencia sobre el cambio climático de la ONU, los desastres relacionados con el clima, como inundaciones, tormentas y olas de calor han matado a un total de 606.000 personas y dejado alrededor de 4,1 millones de personas heridas, sin hogar, o necesitadas de ayuda.

Publicidad

"El tiempo y el clima son los principales impulsores de los riesgos de desastre y este informe demuestra que el mundo está pagando un alto precio en vidas perdidas", expresó en un comunicado Margareta Wahlström, jefa de la UNISDR, tras la publicación del informe.

El informe — titulado "El coste humano de los desastres relacionados al clima entre 1995 y 2015" — dice que el continente asiático se llevó la peor parte del impacto por los desastres, mientras que los cinco países con mayor número de desastres registrados fueron Estados Unidos, China, India, Filipinas e Indonesia.

El cambio climático podría empujar a 100 millones de personas a la pobreza en 2030. Leer más aquí.

Los datos recogidos señalan que hubo un promedio de 335 desastres relacionados con el clima entre el año 2005 y agosto de este año. Eso es un 14 por ciento más que durante el período 1995-2004 y el doble de lo registrado entre 1985 y 1994.

El 2002 fue un año particularmente devastador: mientras una sequía en la India afectó a 200 millones de personas, una tormenta de arena en China afectó a otros 100 millones. En 2008, el ciclón Nargis se cobró 138.000 vidas en Birmania.

Los desastres meteorológicos representan el 90 por ciento de todos los desastres, según el informe, a pesar de que ocurren con menor frecuencia que fenómenos como terremotos, tsunamis o erupciones de volcanes, que a menudo captan más atención de los medios.

Publicidad

La revisión de dos décadas de desastres encontró que las inundaciones representaron el 47 por ciento de todos los desastres relacionados con el clima desde 1995 hasta 2015, afectando a 2,3 millones de personas y matando a 157.000. Las tormentas fueron calificadas como el tipo de desastre más mortífero, y ha representado 242.000 muertes — el 40 por ciento de todas las muertes relacionadas con el clima.

Mientras las muertes relacionadas con tormentas se concentraron en los países de bajos ingresos, las muertes relacionadas con olas de calor — que representan un adicional de 148.000 vidas — se concentraron en los lugares con mayores ingresos: países europeos.

Los autores dicen que sus hallazgos no pueden ser atribuidos totalmente al cambio climático, pero afirman que es "prácticamente seguro" que nos encontramos ante una tendencia en alza constante de los desastres metereológicos causados por el calentamiento global.

Activistas denuncian exhaustivos controles fronterizos por la Cumbre del Clima de París. Leer más aquí.

La publicación del informe se produce justo una semana antes del encuentro de los líderes del mundo en París donde discutirán los planes globales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

"A largo plazo, un acuerdo en París sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero será una contribución significativa a la reducción de daños y a la disminución de desastres que son impulsados, en parte, por el calentamiento global y el aumento del nivel del mar", afirma en su comunicado la jefa de la UNISDR, Margareta Wahlström.

Los autores estiman que el coste de las pérdidas por desastres naturales — incluyendo terremotos y tsunamis — es de entre 250 mil millones y 300 mil millones de dólares anuales.

Debarati Guha-Sapir, directora del CRED, añade que los desastres relacionados con el clima podrían obstaculizar los esfuerzos mundiales para reducir la pobreza.

"El cambio climático, la variabilidad del clima y los fenómenos meteorológicos, son una amenaza para el logro de la meta general de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de eliminar la pobreza", explica Guha-Sapir en un documento. "Todo esto requiere asegurar que las personas sean informadas del riesgo, así como también del fortalecimiento de las instituciones que gestionan los riesgos de desastres".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs