FYI.

This story is over 5 years old.

americas

El Papa indulta a los Legionarios de Cristo de México pese a su controvertido historial

Los expertos aseguran que Francisco ha indultado a los Legionarios de Cristo mexicanos a pesar de los delitos sexuales de su fundador. El indulto sería el resultado de las presiones ejercidas por las fuerzas más conservadoras del Vaticano.
3.11.15
Foto di Andrew Medichini/AP
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El Papa Francisco ha asumido el "indulto" de una controvertida congregación religiosa que se ha hecho popular por la abundancia de millonarios que la engrosan y por los delitos sexuales cometidos por su fundador. La decisión ha provocado la reacción de los expertos, quienes sugieren que el pontífice se encontraría bajo presión de la facción más conservadora del Vaticano. Los analistas señalan que la concesión permitirá que Francisco pueda seguir adelante con sus planes de priorizar la atención a los pobres y de concentrarse en recuperar a los católicos extraviados para la causa. Pese a todo, el Papa sigue con su inquebrantable voluntad de denunciar los delitos sexuales cometidos por sacerdote.

Bernardo Barranco, un académico y columnista que escribe a menudo para la iglesia católica, ha declarado a VICE News que indultar a los Legionarios de Cristo es "contradictorio" con el resto de mensajes del Papa.

Publicidad

El Vaticano abre la puerta a los divorciados pero rechaza las uniones homosexuales. Leer más aquí.

"Me parece que este es un Papa reformista que quiere establecer un vínculo distinto con la sociedad contemporánea. Sin embargo, se enfrenta a la oposición de muchos ultraconservadores que no desean que vaya en esa dirección", ha proclamado Barranco. "Creo que pare comprender [el indulto] es necesario analizar las tensiones y las luchas internas del Vaticano".

El Papa asumió el indulto — una eliminación del castigo motivada por la disculpa de los pecados que, sin embargo, no se considera técnicamente un "perdón" — el pasado 28 de octubre. Tales decisiones se acostumbran a tomar cuando se aproxima algún aniversario importante. En este caso, se trataría del 75 aniversario de la fundación de los Legionarios de Cristo, que se celebrará en enero. El Papa Francisco también ha anunciado que 2016 será un año de jubileo y misericordia. Ello significa que se indultará a todos los católicos que emprendan "actos de piedad" y que se permitirá a los sacerdotes que absuelvan a todas las mujeres que hayan confesado haber abortado.

Sin embargo, el perdón a los Legionarios se produce mucho antes de la visita de Francisco al país azteca, prevista para febrero. Se espera que el Papa aproveche el desplazamiento para hablar de asuntos incómodos y de actualidad, como la violencia, la migración y la corrupción.

Publicidad

"Es muy desafortunado que esta decisión se produzca antes de que el Papa visite México. Allí, los Legionarios han sido denunciados como una sociedad abusiva que se aprovecha de su poder para extorsionar económicamente a sus fieles y sexualmente a los niños", cuenta Barranco.

El antecesor del papa Francisco, el papa Benedicto XVI eludió abordar controversia alguna cuando visitó el corrupto país en 2012. Benedicto XVI hizo entonces caso omiso de las múltiples peticiones que recibió de reunirse con las víctimas del fundador de los Legionarios, el fallecido pederasta Marciel Maciel. Benedicto eludió el encuentro, pero dispuso que los Legionarios fueran refundados a la luz de una nueva acta constitutiva. La medida suprimió a efectos políticos el legado de Maciel, de quien se descubrió que había violado a varios de sus seminaristas y que era padre de muchos hijos, a varios de los cuales también violó.

Los responsables de la orden en Estados Unidos han declinado hacer declaraciones para VICE News. Uno de sus portavoces en Roma, sin embargo, ha proclamado ante las cámaras de la emisora mexicana Televisa, que el indulto no es un perdón. "Es más bien una amnistía para los miembros de una institución. Se les invita a que pongan en práctica sus virtudes, a que sean más apostólicos y a que vivan de acuerdo con los evangelios", ha contado el portavoz, el padre Benjamin Clariond.

El padre Hugo Valdemar, portavoz de la archidiócesis de Ciudad de México ha subrayado que la decisión debería de ser percibida como "un asunto religioso" y no como que el Papa haya decidido hacer borrón y cuenta nueva.

Publicidad

"Esto no tiene nada que ver con los delitos del padre Maciel", ha expresado. Claro que, también, ha reconocido que "es difícil desposeer a los Legionarios de sus orígenes".

El padre Maciel fundó la orden en las barriadas del sur del DF en 1941. A lo largo de los años, la orden creció imparablemente, hasta el punto de llegar a ejercer una insólita influencia en el Vaticano durante el mandato de Juan Pablo II. Después de ser desenmascarado como violador de niños y de adolescentes, Maciel fue excomulgado de su ministerio y condenado a una vida de penitencia y de plegarias en 2006. Murió dos años después.

El papa Francisco no es el único líder religioso que insta a frenar el cambio climático. Leer más aquí.

El anuncio de que el papa Francisco ha indultado a los Legionarios se produce poco después de que se celebrara un controvertido concilio eclesiástico sobre la familia. Durante el transcurso del mismo los cardenales conservadores tumbaron las propuestas del Papa y de los católicos reformistas de acoger a divorciados y a miembros de la comunidad gay en el seno de la iglesia católica.

El cardenal de Ciudad de México Norberto Rivera sería uno de los 13 cardenales que han suscrito una misiva en la que se expresa el disgusto de los religiosos con los planes del Papa. Rivera, sin embargo, ha negado que así sea. El cardenal mexicano es un defensor a ultranza de los Legionarios de Cristo — y lo siguió siendo incluso después de que se descubriera que Maciel había sido un insaciable pederasta.

Publicidad

"A pesar de la revelación de la sórdida realidad de la orden, ésta sigue contando con el sólido apoyo eclesiástico de los miembros más conservadores del cónclave, quienes disponen de los recursos financieros más considerables", explica Andrew Chesnut, profesor de estudios religiosos en la Universidad Virginia Commonwealth. "Lo que tendría que haber hecho Francisco es haber disuelto la orden y no asumir indulto alguno", sentencia.

La controversia que suscitan los Legionarios también está motivada por sus vínculos con las clases más ricas y poderosas del país, quienes a lo largo de las décadas han ido aumentando su presencia en el seno de la orden.

'A pesar de la revelación de la sórdida realidad de la orden, ésta sigue contando con el sólido apoyo eclesiástico'.

"En un momento dado proclamaron la salvación de los ricos", comenta el experto Barranco. "Les daba igual si eras corrupto, si explotabas a los demás, si hacías negocios con el gobierno o si blanqueabas dinero. Lo importante para ellos es que compartieras tu dinero para causas nobles y positivas a través de la organización".

Francisco, un Papa latinoamericano con todo lo barroco e intenso que eso significa. Leer más aquí.

Los Legionarios también se convirtieron en una orden muy rica. Entre su célebres donantes se cuenta el magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim. Entre su financiación y la de otros millonarios, el capital de la organización alcanzó los miles de millones de dólares.

Publicidad

Los Legionarios señalan con orgullo a los programas benéficos para mejorar la calidad educacional para los pobres. Claro que también dirigen academias de élite solo para ricachones. Estas últimas, según apuntan sus detractores, están diseñadas para posibilitar que los hijos de las élites integren las redes de contactos heredadas por sus padres y por los padres de sus padres. Son academias en las que lo de menos es la excelencia educacional.

"Son centros educativos que educan, por encima de todas las cosas, en la gestión del dinero", explica el académico y escritor Ricardo Rafael. Rafael conoce en profundidad las escuelas de los Legionarios y habla extensamente de ellas en su libro Mirreynato, la otra desigualdad, que documenta el despilfarro y la vida ostentosa de los retoños de las élites mexicanas.

A principios de año un sonado escándalo descubrió algunas de las actividades recreativas a las que se dedican los estudiantes del Instituto Cumbres, una de las escuelas de secundaria auspiciadas por los Legionarios. Los estudiantes en cuestión produjeron un vídeo en el que aparecen cinco chicos eligiendo a las chicas que les acompañaran a su fiesta de graduación. Los chicos simulan ser el jurado de un casting y ellas son todas aspirantes y modelos.

En el vídeo los muchachos beben licores, acarician a un cachorro de jaguar y fingen agotamiento ante la abundancia de féminas que desean poseerles. La broma se hizo viral — a costa de incidir en los proverbiales privilegios de los que disfrutan las élites mexicanas; a saber: poder, impunidad y sexo. El vídeo es una muestra inmejorable del perfil de individuos que se gradúan en las academias de los Legionarios. Además, el vídeo demuestra lo poco que han cambiado las cosas en el interior de la orden, a pesar de los escándalos del pasado, de la pedofilia de su fundador y del escrutinio del Vaticano.

Publicidad

"Hay que quitarse de la cabeza la idea de que procurar para los ricos es algo malo… Alguien en la iglesia tiene que hacerlo", proclama Valdemar. "La gran mayoría de los sacerdotes Legionarios son excelentes personas, grandes reverendos, muy bien entrenados y auténticamente consagrados", añade. "El problema es la mancha que ha dejado su fundador y que salpica a la congregación entera".

Los medios de comunicación mexicanos — algunos de los cuales han estado estrechamente vinculados con los Legionarios y todavía siguen mostrando debilidad por la orden — han difundido la idea de que el indulto es equiparable a un perdón inequívoco.

"Es un intento por celebrar una institución que ha sido una pesadilla constante para México, para el extranjero y para el Vaticano desde su fundación", concluye José Barba, profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México. En los años 50 Barba fue uno de los primeros seminaristas violados por Maciel. Tanto a él como un grupo de viejos alumnos del depravado sacerdote fueron los primeros en denunciar las violaciones ante la prensa por primera vez.

"De los Legionarios de Cristo se puede decir que, básicamente, no han cambiado nada", sentencia Barba.

Sigue a David Agren en Twitter: @el_reportero