FYI.

This story is over 5 years old.

Un jefe tribal iraquí afirma que Estado Islámico ha ejecutado a 70 miembros de su clan

Sheik Naim al-Gaood, líder de la tribu iraquí Albu Nimr en la provincia de Anbar, afirma que Estado Islámico (EI) ejecutó a 70 miembros de su clan. De acuerdo con las estimaciones de la ONU, unas 17.013 personas han sido asesinadas en el país este año.
Imagen por VICE News/Medyan Dairieh
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

[show_more]

Sheik Naim al-Gaood, el líder de la tribu iraquí Albu Nimr en la provincia de Anbar, dijo el pasado lunes que Estado Islámico (EI) ejecutó a 70 miembros de su clan.

En declaraciones a al-Shafaq news, al-Gaood dijo que los militantes de Estado Islámico secuestraron el domingo a miembros de su comunidad en la área de Thar Thar, justo al norte de la disputada ciudad de Ramadijust, para luego asesinarlos en un lugar cercano. No es la primera vez que la tribu del Albu Nimr se convierte en objetivo de EI. Al menos 200 miembros de este clan fueron ejecutados en octubre de 2014 cerca de la ciudad de Hit, también en la provincia de Anbar. El ministro iraquí de Derechos Humanos aseguró más tarde que fueron 322 las personas que murieron en la masacre.

Publicidad

La tribu de Albu Nimr se opone firmemente a Estado Islámico en Anbar, la mayor provincia iraquí, situada al oeste de Bagdad y fronteriza con Siria, Jordania y Arabia Saudí. Inicialmente, este clan formaba parte de los "Consejos del Despertar" una milicia sunita nacida con el objetivo de combatir al predecesor de Estado Islámico, Al-Qaeda, en Irak, al tiempo que jugó un papel clave en el avance militar de EEUU en 2007.

Desde la conquista de Anbar por los militares en enero de 2014, la tribu Albu Nimr, junto con otras asociadas al gobierno iraquí, se ha vuelto cada vez más vulnerable a las represalias de sus oponentes. Al-Gaood pidió al primer ministro iraquí Haider al-Abad, que le ayudará a proteger a su gente de EI en la liberada provincia de Anbar para prevenir ejecuciones masivas.

Así es como Estado Islámico fabrica su ejército de niños combatientes. Leer más aquí.

Los asesinatos en Anbar se suman a los de otro día sangriento más en Irak, que recientemente se convirtió el escenario de una serie de coches bomba que explotaron en diversos puntos del país provocando la muerte de 56 personas e hiriendo a docenas de ellos. Los estallidos tuvieron lugar en lugares muy concurridos como mercados, áreas comerciales y zonas residenciales de áreas predominantemente chiíes con el objetivo de maximizar las bajas civiles, algo que distingue las acciones de EI.

Uno de los coches bomba estalló en la provincia de Basora, una zona rica en petróleo, que se encuentra en la frontera sur de Irak limitando con Irán y alberga las concesiones de petróleo y gas que explotan Shell, Exxon, y BP.

De acuerdo con las estimaciones de la misión de Naciones Unidas en Irak, unas 17.013 personas han sido asesinadas y heridas en el país este año.

Sigue a Landon Shroder en Twitter: @LandonShroder