Bomberos se comen a los cerditos que rescataron de un incendio

Algunos pensaron que era una historia bella, pero luego se convirtió en un acto insensible por decir lo menos.
28.8.17
Photo via Flickr user Simon Whitaker

Bueno, vaya que el final fue sorpresivo. A primeras horas de la mañana del 21 de febrero, los bomberos de la Estación de Bomberos Pewsey ubicada en el suroeste de Inglaterra acudieron a un incendio, donde rescataron dos cerdos y 18 cerditos de una quemazón alimentada por 60 toneladas de forraje. Seis meses después (o sea, hace unos cuantos días), los mismos bomberos asaron y comieron salchichas hechas con los mismos cerditos que rescataron. (Y si alguno probó un bocado y miró el asador diciendo "Eso es todo, puerco", quizá nos ahogaríamos en nuestras propias lágrimas).

Rachel Rivers, encargada de la granja donde el apagaron el incendio, no tuvo problemas en entregar las salchichas a la estación de bomberos ella misma. "Le di a estos animales la mejor calidad de vida que pude hasta que llegaron al matadero y formaron parte de la cadena alimenticia", dijo a la BBC. "Sí hay una tristeza implícita… pero sacrificarlos por los bomberos fue una buena forma de decir 'gracias'".

La Estación de Bomberos Pewsey publicó una foto de las salchichas echando humo sobre la parrilla y dijeron que estaban encantados por disfrutar "los frutos de su labor". Pero no resultó bien. Pronto borraron la foto de Facebook y fue reemplazada por una disculpa por "ser ofensiva para algunos". La disculpa se hizo pública menos de un día después de que un vocero de la estación dijera para la BBC, "Sólo podemos decir que las salchichas estaban fantásticas".

La reacción frente al lunch de los bomberos ha sido previsiblemente dividida. Algunas personas señalan que los cerditos de por sí estaban siendo criados para convertirse en salchichas o tocino, mientras que otros acusan a la Estación de Bomberos de "insensibles y poco profesionales" por asar a estos cerdos en particular.

La organización People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), cuya boca saliva ante cualquier mínima posibilidad de generar controversia relacionada con el consumo de carne, está horrorizada: "¿Qué tal si estos bomberos hubiesen 'salvado' a una ser humano o a un perro? Los cerdos sienten miedo y dolor al igual que otros seres vivos" dijo una vocera de PETA, Mimi Bekhechi, a la BBC West. "Cuando los servicios de emergencia rescatan animales, PETA les agradece con chocolates veganos, no con los animales preparados a la barbacoa". (PETA mandará a la Estación un paquete de salchichas veganas marca Linda McCartney. De verdad.)

Louise Knox, un vocero del Servicio de Rescate y Bomberos de Dorset y Wiltshire —donde pertenece la Estación de Bomberos Pewsey— dijo a MUNCHIES que el servicio "no ofrecerá más comentarios al respecto". La Estación de Bomberos repitió el mismo mensaje, declinando la oportunidad de declarar.

Quizá todos debamos ir a ver una vez más la película Babe, justo ahora.