Arte Trans

Cuando eres Sasha Velour, ser drag es más que lipstick y Liza Minelli

Hablamos de cómics, collage y drag con la concursante de la temporada 9 de ‘Rupaul’s Drag Race’.
27.6.17
Sasha Velour. Todas las imágenes cortesía de la artista.

Ser Drag Queen es básicamente lo mismo que ser la figura heroica de un cómic real. Ambos toman nuevos nombres e identidades, con atuendos extravagantes que combinen, enfrentan la marginalización por ser excepcionales, y convierten esta fuente de exclusión en una fuente de poder. Hace sentido que Sasha Velour, la personalidad drag del artista Sasha Steinberg, quien participó en la nueva temporada de RuPaul's Drag Race, comenzó su vida como un personaje de historietas.

Publicidad

Velour es una artista erudita –tiene una maestría del Centro de Estudios de Caricatura y pasó un año estudiando arte LGBT en Rusia con una beca Fulbright. Crea collages, y cofundó y edita la revista drag, Velour. Sus primero pasos en el drag empezaron con papel. "Empecé a jugar con maquillaje, pero mis habilidades [y vestuarios] eran muy limitados", dice Velour a Creators. "Así que empecé a darle forma al personaje en papel, donde todo es posible".

Sasha Velour no saltó directamente de las páginas de cómics a la televisión. Antes de entrar al show, era una estrella en la escena drag de Brooklyn, una comunidad que acepta la definición de resistencia, y que va más allá de la personificación femenina, y que además premia la innovación artística en el playback. La apariencia de Velour –calva con una sorprendente uniceja– y los increíbles playbacks le dieron un éxito local. Y ha mantenido su práctica de arte visual, incluso después de convertirse en una artista más reconocida.

Los temas drag y LGBT son frecuentes en el arte de Velour. Está trabajando en una novela gráfica sobre los disturbios de Stonewall, que provocaron el movimiento contemporáneo de los derechos de los homosexuales, y en el cual las drag queens y las mujeres trans eran participantes integrales. Velour crea collages relacionados con lo drag, inspirados en un visita a la exposición del Museo de Arte Moderno en 2014, sobre las obras de Matisse. "Estaba completamente impresionada", comenta. "Me encantó la eficiencia, la calidad de los huesos. Fue cuando empecé a jugar con el collage". Sus propias obras son rígidas en simplicidad y atrevidas en el intento. Para ella, el collage es "como una práctica de meditación".

Publicidad

Extracto de Stonewall

Pero uno de los trabajos más conmovedores de Velour también es de los más personales. Su cómic What Now fue escrito después de la muerte de su madre, y representa a Velour reconociendo las pertenencias de su madre. "Seleccioné un par de piezas de su clóset que quería incorporar a mi drag, como una manera de llevarla conmigo", explica. En particular, se enganchó a un maravilloso traje azul de neón, que había usado en secreto cuando era niña.

Cortesía de Logo TV

"¿Estas cosas son mías ahora?" se lee en el texto. Explora el reclamo de nuevas identidades, encontrando hombres adoptando formas de feminidad que la sociedad ha insistido que no son para ellos. Velour cantó What Now My Love? De Shirley Bassey –un canción de despedida– mientras usaba ese traje.

"Para mí, lo más interesante del drag es el cambio del cuerpo, cambia el espacio", dice Velour. "Cuando una drag queen entra a un lugar, el ambiente cambia".

Extracto de What Now

Extracto de What Now

Para conocer más sobre Sasha Velour, entra aquí.

Relacionados:

115 retratos capturan la década queer de los años 70

El enigma de la bella musa trans de Salvador Dalí

Un cuento de hadas transgénero para todos