Elon Musk debería cambiar su actitud y centrarse en lo que importa

El fin de semana, Musk llamó 'pedófilo' al buzo de rescate británico, Vernon Unswort, sin ninguna evidencia.
19.7.18
Imagen: Joshua Lott/Getty Images

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Vale la pena señalar que Elon Musk puede hacer y decir todo lo que quiera. No lo digo de manera abstracta. El hombre tiene múltiples cohetes, una compañía de almacenamiento de baterías y automóviles eléctricos, un avión privado, multiples admiradores que dependen de cada palabra que dice y, hasta hace poco, tenían esperanza en su visión futurista para la humanidad.

Publicidad

A diferencia de nosotros, básicamente, él puede ir a cualquier lado y hacer cualquier cosa, hablar con cualquier persona y en cualquier momento. Sin embargo, últimamente lo único que ha hecho, al menos con parte de su tiempo, es pelear con periodistas, con personas que lo retan y hace poco conuno de los héroes buceadores que ayudó a rescatar a un equipo de futbol de niños de una cueva inundada en Tailandia. Musk llamó 'pedófilo' al buzo británico, Vernon Unsworth, sin proporcionar ninguna evidencia de ningún tipo y luego duplicó el ataque cuando le llamaron la atención.

Si estás leyendo este artículo, probablemente conozcas el contexto. Musk se ofreció públicamente a construir un submarino en miniatura para ayudar a rescatar a los niños. Los niños fueron rescatados sin la ayuda del submarino de Musk, y el rescate fue, o debería haber sido, uno de esos momentos para sentirse bien en los que un equipo de humanos muy valientes hizo algo que al parecer era imposible. Al contrario, el submarino de Musk estuvo en diferentes titulares. En una entrevista durante el fin de semana, Unsworth dijo que el submarino de Musk era un "truco de relaciones públicas" que no habría funcionado.

Con su comentario infundado de "pedófilo", nunca había estado más claro que las reglas del juego de Musk son totalmente diferentes a las nuestras. Musk ha pasado gran parte de los últimos meses diciendo que los periodistas venden historias falsas sobre sus compañías y hasta dijo que pondría en marcha un servicio para investigar la ética y la fiabilidad de los periodistas. Mientras tanto, acusó públicamente a un buzo de rescate de ser un pedófilo frente a sus 22 millones de seguidores sin respaldarlo con nada, y mucho menos con la evidencia e investigación necesaria para hacer esa afirmación como periodista.

Unsworth ya indicó que puede demandar a Musk, pero no existe una demanda por difamación que pueda bloquear las empresas comerciales de Musk, ni a su marca personal ni a su riqueza personal de manera significativa. Mientras que los periodistas de todo el mundo saben que cualquier paso en falso o afirmación falsa sobre una persona o compañía poderosa podría ser un riesgo existencial para sus publicaciones y su vida, Musk dice y hace lo que quiera, sabiendo que está aislado por su riqueza personal capaz de resolver cualquier demanda por difamación y por una base de fans lo defienden.

A diferencia de Jeff Bezos, Musk no ha destruido empresas locales por la creación de su SpaceX y Tesla. A diferencia de Mark Zuckerberg y los varios multimillonarios de Google, Musk no ha basado su negocio en vender los datos personales de gente de todo el mundo. Las compañías de Musk construyeron cosas nuevas y tangibles que parecen inspiradas en la ciencia ficción: almacenamiento de baterías con energía solar, naves espaciales y autos eléctricos. Es fácil describirle a mi padre lo que hace Elon Musk: construye automóviles, los más rápidos del mundo. Funcionan con baterías. Construye naves espaciales. Mandó un automóvil en la dirección general de Marte. La mayoría de la gente piensa que es lo mejor, por eso sigue siendo popular incluso hasta ahora.

Sus compañías son inspiradoras y fáciles de explicar. Consolidan el dominio estadounidense en dos industrias en las que los estadounidenses se han rezagado, al menos en términos narrativos. La mayoría de la gente quiere que Elon Musk tenga éxito.

Es decepcionante que Musk haya elegido su plataforma para ocasionar pleitos precisamente porque puede hacer lo que quiera. Puede seguir atacando a todos los que lo critican, y sus negocios aún tendrían éxito. Seguirá siendo multimillonario, y se volverá cada vez más divisivo. Hay un ejemplo perfecto: Donald Trump o Sheldon Adelson o cualquier otra persona poderosa que usa su plataforma y su riqueza para atacar, menospreciar y aprovecharse de los demás. Lo único que tiene que hacer para ser el empresario más popular del mundo es hacer literalmente cualquier cosa que no sea lo que está haciendo en este momento.