Código KM con la dosis de narco rap y freshness correcta

Otro híbrido musical entre los ritmos de Atlanta y los del norte de México, que toma el pulso de las calles mexicanas.

El gangsta rap nació de un mundo seccionado por los colores de pandillas en barrios bravos de Estados Unidos, y a pesar de haberse convertido en una mercancía musical que todos conocen y pueden disfrutar, cuando se abrió paso en la industria hace treinta años causó una revolución sin precedentes.

Sorprendentemente, la traslación mexicana de este estilo no arrancó sino hasta hace poco en forma de narcorap. Desde 2010 hemos escuchado indicios de este subgénero, empezando con Cano y Blunt, Big Los y más recientemente Makabélico de Comando Exclusivo. Pero la explosión de artistas grabando canciones sobre soldados en la guerra, ya sea en ritmos de trap o de boom bap cholero, cada vez se aleja más de ese universo de videos anónimos en YouTube, para volverse una fuerza en sí misma. Un reflejo de la penetración que ha tenido el hip hop en nuestra sociedad como algo que está ahí, a diferencia de hace diez años.

Publicidad

Por si fuera poco, el proyecto de Fntxy y Cozy Cuz conocido como La Plebada, que intenta hacer una fusión entre la música de codeína y los ritmos 808 con la banda, el acordeón y el bajo sexto, destapó una ventana de posibilidades sonoras que antes hubieran sido imposibles de pensar en la música urbana hecha en México.

Pero una cosa es la visión de ese par de geniecillos musicales, emparentada en las letras con los corridos verdes y un discurso que no tiene nada que ver con el narcorap, y otra muy diferente es un secreto que lleva todo este tiempo escondido en la forma de Los Suarez, un colectivo de rap que toma lo mejor de ambos mundos (ok, uno de esos mundos no tiene algo que pueda pasar por "bueno", but u get the point) y que están produciendo el narcorap más refinado que se haya producido por este lado del mundo hasta la fecha.

Los Suarez es un colectivo de rap que consiste en Chino Kyntana, Carlos Kasino y El Kompa Moy. Originarios de Michoacán, este trío lleva dos años reflejando su realidad en distintos tipos de rap, desde estricto, hasta trap y de vez en cuando haciendo música 100% banda. Sus videoclips mezclan la vida rural con la narco-cultura y cambian el dab por la quebradita. Ahora vienen con Código KM, un nuevo proyecto que borra más la línea entre rap y corrido y, en ese sentido, se siente emparentado en espíritu con La Plebada. Código KM es un proyecto donde los tres experimentan con música tradicional sierreña de México, incorporando bajo sexto y tuba, mezclado con ritmos electrónicos.

"Ojo de Venado" es el primer video que da a conocer Código KM de un EP con tres temas que se llama apropiadamente Corridos digitales. Las otras dos canciones se llaman "Snoop" y "Material" respectivamente. (Mucho ojo al coro de "Snoop" haciendo el homenaje más fresh al papá de la marihuana). Los primeros 40 segundos de "Ojo de venado" son los de un corrido típico y luego pasa a ese trapicheo con la tuba que tanto nos acomoda; las letras son el tradicional evangelio de la calle: el grande se come al chico, y que las cuentas queden claras.

Dale play abajo a "Ojo de venado" de Código KM y ponte vergas con la nueva onda de la chaviza alteradota.

Conéctate con Noisey en Instagram.