peru

Músico, economista y católico: así es el nuevo presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski

Este político, que hoy toma las riendas de su país, estudió música en el Royal College, economía en Oxford y Políticas Públicas en Princeton. Su preparación no es el problema, pero muchos le señalan por haber favorecido a empresas desde el poder.
28.7.16
Imagen cortesía de campaña oficial de PPK
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Semanas después de ganar las elecciones presidenciales de Perú, un grupo de periodistas preguntó a Pedro Pablo Kuczynski (PPK) a quién designaría como Primer Ministro de su futuro gabinete: "tiene pelo verde, aretes y toca guitarra", respondió e inmediatamente soltó una carcajada.

"Siempre encontraba una forma irónica, muy procaz de contestar preguntas incómodas. Tiene bastante sentido del humor", dice el reportero de TV Noticias, Miguel Infantes, quien siguió a Kuczynski a lo largo de los últimos seis meses de campaña política en busca de la presidencia de Perú.

Publicidad

Pero este carisma no siempre acompañó a PPK, acrónimo con el que se le conoce a lo largo y ancho del país y que coincide con las siglas de su partido Peruanos por el Kambio fundado en 2014. Las salidas de tono varias veces le jugaron una mala pasada.

En marzo del 2016, cuando la lideresa de izquierda Verónica Mendoza empezó a subir en las encuestas y amenazaba con quitarle el segundo lugar, PPK la llamó "una roja que no ha hecho nada en su perra vida".

No era la primera vez que perdía los papeles. En febrero de este año tuvo un exabrupto con un periodista que le preguntó sobre la renegociación de los contratos de gas. "Voy a ser bien agresivo: ¡usted es un ignorante!", le respondió.

'Toma las cosas, incluso las vicisitudes, con mucho buen humor'.

No obstante, en su círculo más cercano, coinciden en considerarlo una persona tranquila. Carlos Bruce, congresista reelecto por el partido Peruanos Por el Kambio, que ha trabajado con PPK desde el 2001, asegura que Kuczynski "difícilmente pierde la calma. Toma las cosas, incluso las vicisitudes, con mucho buen humor".

En esos primeros meses del 2016, PPK descendía de su sólido segundo lugar en las encuestas al tercero y su tendencia era a la baja. La prensa prestaba más atención a los candidatos que generaban rating y no a alguien tan técnico como él. Los directores de la agencia de publicidad Fahrenheit DDB, armaron una estrategia para posicionar a PPK.

Publicidad

El guión de uno de los spots para la televisión decía: "Hemos perdido ya cinco años", haciendo referencia al lustro del gobierno de Ollanta Humala. Pero Kuczynski rehusó decir esa frase. "No voy a decir esto porque no es verdad. No hemos perdido cinco años. En este gobierno se han hecho cosas malas pero también buenas, así que perdidos no son", dijo. Los publicistas cambiaron el texto en el momento de la filmación, pero en vez de molestarse pensaron: estamos con el candidato correcto.

"Que él no se quisiera aprovecharse de la baja aprobación del gobierno, denotaba que no estaba dispuesto a cualquier cosa para ser presidente", comenta Ricardo Chadwick, director creativo de Fahrenheit DDB.

Hoy PPK tomará las riendas del Perú para los próximos 5 años, un país con 30 millones de habitantes, con índices de pobreza de un 30 por ciento.

Nuestra vida después de 30 años secuestrados en la selva peruana por Sendero Luminoso. Leer más aquí.

Pablo Pedro Pablo Kaczynski durante su campaña política, que finalmente lo llevó a la presidencia del Perú. (Imagen cortesía de su campaña oficial).

La mañana del 12 de junio de este año, ya conociendo los resultados que lo daban como ganador de las elecciones presidenciales de Perú, Pedro Pablo Kuczynski fue a Manchay, al sureste de Lima, a recibir la bendición del padre José Chuquillanqui, su amigo. A los ojos de la opinión pública profesa la religión católica, como la mayoría de los peruanos.

Aquél día, ante la atenta mirada de la estatua de la Virgen del Rosario, Kuczynski recibía la bendición no sólo del cura, sino del pueblo. Los ciudadanos ahí reunidos levantaban la mano mientras el padre Chuquillanqui invocaba a Dios. Esta era la primera actividad pública del presidente electo del Perú, pero no la primera vez que asistía a un acto religioso al lugar.

Publicidad

Pedro Pablo y su esposa Nancy Lange [prima de la actriz Jessica Lange, ganadora de dos premios Óscar] han asistido a fiestas patronales y a celebraciones como el Domingo de Resurrección que se realiza a las 4 de la madrugada, de acuerdo a la tradición andina.

El padre Chuqillanqui conoció al matrimonio en el 2003. "Ellos venían a la zona porque tienen una vivienda de campo en Cieneguilla y averiguaron quién estaba haciendo los trabajos sociales. La gente les dijo que yo, y me buscaron para preguntarme cómo me podían ayudar en el proyecto social de la iglesia".

'Los Kuczynski me buscaron para ver cómo me podían ayudar en el proyecto social de la iglesia'.

Juntos lanzaron la idea de crear una orquestina para que los niños se pudieran desarrollar musicalmente. Nancy Lange se involucró en el proyecto y organizó veladas en el colegio donde estudiaba su hija, para destinar dinero a la compra de instrumentos musicales para Manchay. Por su parte PPK, ayudó a que se construyera una carretera en el 2006, siendo él primer ministro.

De esta manera Kuczynski ayudaba silenciosamente a Manchay, un pueblo que se formó en los años 80 por inmigrantes que huían de la violencia terrorista en el interior del país.

Un día de la campaña electoral, el entonces candidato PPK y su vicepresidente Martín Vizcarra estaban en una caravana cuando un indigente en silla de ruedas con un cartelito pidiendo ayuda se les acercó. Kuczynski metió la mano al bolsillo para darle dinero, pero Vizcarra lo detuvo.

Publicidad

Kuczynski insistió: "Cómo no le voy dar si es una persona que necesita ayuda. Le tengo que dar por lo menos todo lo que tengo en el bolsillo". Vizcarra le explicó que las dádivas por parte de los candidatos estaban prohibidas por ley y lo podían excluir de la carrera electoral. "Pese a ello, Kuczynski insistió y Vizcarra tuvo que discutir con él para que no sacara la mano del bolsillo", cuenta Alberto Goachet, director de Fahrenheit DDB.

El trabajo social es algo que Pedro Pablo ha experimentado de muy cerca desde sus primeros años de vida.

Te contamos cómo es la vida a ambos lados del 'muro de la vergüenza' de Lima. Leer más aquí.

Durante su campaña política PPK viajó por la costa y la sierra peruana en busca de apoyo popular. (Imagen cortesía de su campaña oficial).

La historia de su padre y el leprosario

Según la autobiografía de PPK que está publicada en su página web, su padre Maxime Kuczynski fue un reconocido médico alemán de origen polaco judío, que participó en la Primera Guerra Mundial como capitán del ejército alemán.

Por el año 1933 el médico conoció a la profesora de literatura franco-suiza Madeleine Godard, una lideresa de la resistencia francesa contra los nazis . "Yo quiero ir a América Latina; cásate conmigo", le dijo él. Su novia aceptó dejar Europa y partieron los dos a Perú. En Lima, en 1938, nació Pedro Pablo. Tres años después nacería su hermano menor Miguel, y en 1942 la familia se fue a la ciudad de Iquitos, ubicada en la Amazonía Peruana.

'Mi padre era generoso de corazón, trabajaba para el ministerio casi gratis'.

A tres días en bote se encontraba el leprosario de San Pablo. En esa época la lepra se consideraba altamente contagiosa. Los enfermos vivían enjaulados, pero el doctor Kuczynski mandó destruir las cárceles e implantó un sistema de prevención. El lugar quedó inmortalizado en el diario del Che Guevara, quien llegó hasta la zona cuando recorría Sudamérica.

Después de un tiempo en la selva regresaron a Lima. El doctor Kuczynski trabajaba en el Ministerio de Salud recibiendo un sueldo que apenas alcanzaba para mantener a su familia. "Mi padre era generoso de corazón, trabajaba para el ministerio casi gratis", señala Kuczynski en su autobiografía.

Publicidad

La situación económica los tuvo viviendo de casa en casa hasta que una herencia del abuelo materno permitió a la familia comprar una residencia. Pedro Pablo empezó a asistir al colegio más exclusivo de Lima, el Markham.

En 1948, durante el golpe militar de Manuel Odría, el médico fue encarcelado por sus vínculos con el partido político antiimperialista Alianza Popular Revolucionaria Americana, conocido como APRA. Su esposa, Madeleine Godard, partió a Suiza a trabajar por unos meses y sus hijos pudieron gozar de la educación europea.

Cuando el padre fue liberado instaló un consultorio donde "la mitad de la gente venía gratis", cuenta PPK en su sitio web.

En 1953 los hermanos Kuczynski Godard fueron enviados a un internado semi-militar en el Reino Unido. Luego del colegio, Pedro Pablo estudió música en el Royal College of London, donde obtuvo el grado de licenciado.

'En el amor a la música se identifica con la madre'.

El presidente electo de Perú ha contado en la televisión que enamoró a su esposa tocando valses de Chopin y preludios de Bach. Con el piano y la flauta también enamoró a sus seguidores durante la campaña electoral, interpretando en los mítines Ojos Azules o el Cóndor Pasa, dos melodías tradicionales del país.

"En el amor a la música se identifica con la madre", comenta la psicoterapeuta Carmen González, "pero todo hijo rivaliza con su padre. Una manera de ganarle al suyo, es dedicándose a algo totalmente opuesto. Y toma el camino para ofrecerle una mejor vida económica a su familia".

Publicidad

Las carencias que había sufrido en su infancia hicieron desistir a Pedro Pablo del arte para dedicarse a la economía.

Ingresó a Oxford con una beca y estudió Política, Filosofía y Economía. Gracias a otra beca se fue a EE.UU. a hacer su maestría en Políticas Públicas en la Universidad de Princeton.

PPK ha sido acusado de favorecer a grandes empresas

Al terminar sus estudios regresa a Perú. Su primer empleo fue un modesto puesto como contador en una hacienda en Cuzco. Luego lo llamó el Banco Mundial para trabaja en diferentes países de América Latina.

En 1966 regresa nuevamente al Perú para trabajar como gerente del Banco Central de Reserva. En 1968 el político y militar Francisco Morales Bermúdez — quien después sería presidente de facto de Perú entre 1975 y 1980 —, fue designado ministro de Hacienda y llamó a PPK a unirse a su equipo de trabajo.

"Llegué al ministerio y noté que había gente ligada a la burocracia, pero no pensante, para ayudarme a preparar proyectos de ley que tenía que presentar al presidente. Me informaron que en el Banco Central de Reserva había un joven, Pedro Pablo Kuczynski. Fue mi cooperador desde esa época. Él era un muchacho muy preparado, que conocía los temas que yo le consultaba, de muy buen carácter, sencillo, jovial, como es ahora. Toda su vida ha sido igual. Nunca cambió", recuerda el exmandatario Morales Bermúdez.

Sin embargo no todo fue bien para PPK porque a finales del 68, cuando se produce en Perú un golpe de Estado comandado por Juan Velasco Alvarado, es acusado por el gobierno militar de transferir 17 millones de dólares a la compañía norteamericana International Petrolium Company cuando fue nacionalizada.

'Él era un muchacho muy preparado… de muy buen carácter, sencillo, jovial'.

Entonces PPK huyó de Lima en la cajuela de un auto hasta llegar a la frontera con Ecuador, la cual cruzó a través de un río. Después se refugió en EE.UU. Por este suceso enfrentó un juicio que duró ocho años, tras los cuales fue absuelto por la justicia. No obstante, la imagen de 'lobista' [cabildeo] perduró.

En 1980 regresó al Perú. Esta vez para ocupar el cargo de ministro de Energía y Minas, bajo el mandato de Fernando Belaúnde Terry. Creó la ley Nº 23231, también conocida como Ley Kuczynski, gracias a la cual se exoneró del pago de impuestos por más de 500 millones de dólares a las empresas petroleras extranjeras, según denunció el programa político Sabemos lo que Hiciste y te lo Recordamos, que investigó a todos los candidatos presidenciales del 2016. La ley fue derogada en 1985.

Publicidad

En el 2001 ocupó el cargo de ministro de Economía y Finanzas durante el gobierno de Alejandro Toledo. En esos años se dictaron cuatro decretos de urgencia para que el Estado asumiera la cobertura por riesgo de las empresas aeroportuarias. Estos decretos beneficiaron a la empresa Cosapi, donde él tenía el 25% de acciones. Renunció a su cargo tras las masivas protestas en la ciudad de Arequipa contra la privatización de las empresas eléctricas.

En el 2004 fue nombrado presidente del Consejo de Ministros. Desde su nuevo cargo, según denuncian medios y políticos peruanos, promovió un cambio en la ley para que el gas de Camisea, reservado al consumo interno de Perú, se destinara a la exportación. Este cambio favoreció a la empresa Hunt Oil, a la cual él había asesorado antes de ser primer ministro

Simón Bolívar: la comunidad indígena de Perú que bebe plomo. Leer más aquí.

El congresista Carlos Bruce aduce que Kuczynski buscaba promover la inversión para que la economía creciera. "Mucha gente lo acusa de lobista, pero no hay forma de atraer inversiones si uno no da gestos para que estas puedan venir".

Ese tiempo en el cargo, que ocupó hasta el 2006, pudo haber prendido el deseo en PPK de postularse a la presidencia de la República.

"Creo que se dio cuenta de que podía manejar el aparato del Estado y de que lo podía hacer mejor que su jefe", acota Bruce.

Tras su salida del gobierno Kuczynski refuerza sus obras sociales. En el 2007 fundó la ONG Agua Limpia cuyo fin es llevar el servicio básico a todos los rincones del país. También profundizó su ayuda a los proyectos del padre Chuquillanqui en Manchay, haciendo de nexo entre el párroco e instituciones internacionales.

'Creo que se dio cuenta de que podía manejar el aparato del Estado'.

Durante la campaña del 2016, el neoliberal Kuczynski abrazó varios programas de la izquierda peruana para salir victorioso. Se comprometió, por ejemplo a no privatizar el servicio de agua, algo de lo que le acusaban sus contrincantes. En su primera conferencia tras ganar las elecciones llamó a trabajar por los peruanos que "sienten que el tren los pasó".

"Mi esperanza es que PPK pueda rescatar totalmente a ese padre generoso, preocupado, con amor social, y como está mayor quiera ser trascendente en su patria. Si el padre curaba leprosos en Iquitos, él quiere ayudar a todo el Perú. De esta manera será mejor que el padre", indica la psicoterapeuta Carmen González.

El congresista Carlos Brucea segura: "él quiere pasar a la historia como alguien que hizo algo bueno para su país".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Sigue a María Cervantes en Twitter a: @mariaecervantes