brasil

'Tchau' Dilma: el Senado remueve definitivamente a Rousseff de la presidencia

Con 61 votos a favor de su destitución, y sólo 20 en contra, la presidenta de Brasil no podrá volver a la residencia oficial donde despachó por seis años. El cargo lo toma de manera formal Michel Temer, quien gobernará hasta diciembre de 2018.
31.8.16
Imagen por Fernando Bizerra/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El senado brasileño ya tiene un veredicto final: Dilma Rousseff fue hallada culpable de mentir sobre las cuentas públicas del país para hacer trampa con el presupuesto público. Su castigo es que debe abandonar definitivamente la presidencia.

Con 61 votos a favor del "impeachment" y 20 en contra, ha concluido el juicio de desafuero contra la líder del Partido de los Trabajadores que comenzó el pasado 2 de diciembre y que ha dividido a la nación en seguidores y detractores de la exguerrillera.

Publicidad

Este hecho marca el fin de un periodo de 13 años en el poder del Partido del Trabajo.

"Hoy, el Senado tomó una decisión que entra en la historia de las grandes injusticias. Los senadores que votaron por el juicio político eligieron desgarrar la Constitución. Decidieron la interrupción del mandato de un presidente que no ha cometido un delito", escribió Rousseff en una página personal después del juicio. "Condenaron a un inocente y consumaron un golpe parlamentario".

Con este resultado, Dilma Rousseff ya no podrá volver al Palacio de la Meseta, donde despachó por seis años. Sin embargo, no ha sido una derrota completa para la ahora exmandataria: logró evadir la sanción de no poder ocupar un cargo público en los próximos ocho años.

Dilma Rousseff enfrenta el 'amargo sabor' de su juicio político. Leer más aquí.

Este resultado era esperado por analistas, periodistas, políticos y habitantes de Brasil. Lo preveía la misma Rousseff, quien el lunes habló frente a los 81 senadores que decidieron su futuro y les hizo saber que ya esperaba malas noticias.

La salida de la primera mujer presidenta estuvo acompañado del himno nacional de Brasil. Reuters reportó que automovilistas hicieron sonar sus bocinas para mostrar su conformidad con el despido de Rousseff.

"Durante la lucha contra la dictadura militar fui torturada, sufrí años en prisión y vi cómo mis camaradas eran víctimas de abusos e incluso eran asesinados. No puedo evitar sentir de nuevo el ácido y amargo sabor de la injusticia", dijo. "Estamos a punto de ver cómo se materializa un verdadero golpe de Estado".

En lugar de Rousseff, queda el presidente interino, Michel Temer,quien hoy tomará protesta como jefe de Estado y su gestión durará hasta diciembre de 2018.

_Sigue a Jo Tuckman en Twitter: @jotuckman_

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES