FYI.

This story is over 5 years old.

VICE News

Un empleado del gobierno estadounidense robó más de 50.000 GB de información secreta

El veterano de la marina Harold T. Martin III robó información a lo largo de dos décadas según la investigación y se trataría de uno de los crímenes de violación de seguridad más grandes en la historia reciente, superando incluso a Edward Snowden.
24.10.16
Oficinas de la NSA. (Jim Lo Scalzo/EPA)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Autoridades gubernamentales buscan presentar cargos formales contra un empleado subcontratado que trabajaba para la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) arrestado en agosto por haber robado miles de documentos ultra secretos. La demanda presentada se sustenta en la Ley de Espionaje del país norteamericano.

En los documentos presentados ante la corte la semana pasada, el gobierno afirma que el veterano de la marina Harold T. Martin III robó 50.000 gigabytes de información a lo largo de dos décadas, lo cual supera el número de documentos tomados por Edward Snowden de la NSA antes de entregarlos a la prensa. (Un gigabyte puede almacenar cerca de 10.000 páginas).

Publicidad

Los demandantes afirman que Martin, quien había estado subcontratado por la empresa Booz Allen Hamilton —la misma empresa para la que trabajaba Snowden cuando robó la información— es una amenaza para la seguridad nacional y podría escapar, por lo que debe permanecer tras las rejas hasta que comience su juicio el año próximo.

Agentes en la CIA, NSA… practican sexting mientras usan información secreta en EE. UU. Leer más aquí.

En el expediente de la corte, el gobierno detalló por primera vez los documentos que supuestamente robó Martin, los cuales ponen al descubierto una "línea de conducta criminal que resulta impresionante por su duración y escala". De acuerdo con el gobierno, además del gran número de dispositivos digitales que el FBI confiscó a Martin, también había "copias físicas de documentos que fueron decomisados en diferentes ubicaciones durante la búsqueda".

"Algunos documentos están marcados como 'No Clasificados/Para Uso Oficial Únicamente', y otros tiene la leyenda 'Secreto' o 'Ultra Secreto'", dice la presentación ante la corte. "La información robada por el acusado también parece incluir datos personales de empleados del gobierno".

Además, uno de los objetos encontrados en posesión de Martin era un documento 'Ultra Secreto' relacionado "con el plan de una operación especial contra un conocido enemigo de los Estados Unidos y sus aliados". Entre otro grupo de documentos, lo agentes del FBI descubrieron "una cadena de e-mails impresa marcada como 'Ultra Secreto' con información sumamente sensible".

Publicidad

"El documento parece haber sido impreso por el acusado a partir de una cuenta gubernamental oficial", explican los oficios de la corte. "En la parte posterior de los documentos hay notas escritas a mano que describen la infraestructura de una computadora clasificada de la NSA y descripciones detalladas de las operaciones técnicas".

Hacking Team: el negocio del espionaje y sus conexiones gubernamentales al descubierto. Leer más aquí.

Martin fue arrestado el pasado mes de agosto y acusado de haber retirado documentos de forma ilegal luego de que algunas herramientas de hackeo fueran puestas a la venta en Internet por un grupo autodenominado 'Shadow Brokers'. Estas herramientas, usadas para acceder sin permiso a gobiernos de otros países, estaban entre las posesiones confiscadas por el FBI a Martin. Sin embargo, no han podido vincular a Martin con el grupo Shadow Brokers, de acuerdo con el diario The New York Times.

Cuando llegó el momento de discutir el juicio pendiente de Martin, las autoridades dijeron que el acusado "supone un grave peligro para la nación". Incluso si ya no está en posesión de los registros secretos, sigue siendo un blanco importante para cualquier adversario extranjero, argumentaron los abogados.

"Como resultado de la cobertura que ha recibido el caso, resulta evidente para cualquier profesional extranjero del espionaje, o individuo particular, que el acusado tiene acceso a información altamente clasificada, ya sea en su cabeza, oculta en algún otro lugar o almacenada en el ciberespacio… Y él no ha demostrado ningún interés en protegerla", escribieron los demandantes. "Esto vuelve al acusado en un objetivo prioritario, y su liberación pone en serio peligro la seguridad del país e incluso del propio acusado".

Publicidad

Cerca de un mes antes de que Martin fuera arrestado, viajó a Connecticut para comprar un Chevrolet Caprice equipado especialmente. Cuando las órdenes de cateo fueron ejecutadas en su casa y su vehículo, los oficiales recuperaron diez armas de fuego, incluyendo un "rifle de táctica estilo AR y una escopeta con apagallamas".

Dispositivos y aplicaciones con las que preservar tu privacidad si Apple nos falla. Leer más aquí.

Los documentos informan que antes del arresto de Martin, su esposa pidió a los oficiales que se llevaran las armas de su hogar "porque temía que él las usara para suicidarse si llegaba a pensar 'que todo había terminado'".

Las autoridades del gobierno han dicho que Martin estaba disgustado. Una revisión inicial de los documentos supuestamente robados arrojó una carta escrita en 2007 dirigida a empleados del gobierno con los que Martin había trabajado. En ella se refiere a ellos como "payasos" y critica las medidas de seguridad del gobierno.

Parte del correo decía: "Bueno, he conseguido ver bastantes de sus secretos a pesar de la seguridad de la computadora. Gracias. Hicieron que me volviera más hábil en seguridad informática. A cambio, yo les di mi tiempo, y ustedes no dejaron que yo los ayudara. Han fallado en lo más básico de la seguridad, mientras pensaban que eran los mejores".

Los abogados de Martin, James Wyda y Deborah Boardman, ambas defensora públicas, dijeron en un comunicado a principios de este mes que su cliente "ama a su familia y a su país. No hay ninguna evidencia de que intentara traicionar a su país".

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES