El número del poder y el privilegio

Por qué necesito un espacio seguro

Sin esperanza, estudiantes de raza negra buscan cómo reflexionar de forma positiva sobre la política nacional e injusticia social con sus propias palabras.

por Marina Garcia-Vasquez; fotografías de Kayla Reefer
12 Diciembre 2018, 4:00am

Este artículo aparece en "El número del poder y el privilegio" de nuestra revista. Subscríbete aquí.

Hubo un tiroteo en la escuela secundaria Stoneman Douglas de Parkland (Florida) y los adolescentes de Estados Unidos eran incapaces de comprender cómo podía haber podido suceder algo así de nuevo. Según Everytown for Gun Safety, la ONG que aboga por el control de armas y contra la violencia con armas de fuego recopilando datos sobre tiroteos en Estados Unidos, hubo 349 tiroteos en escuelas desde 2013, año en el que se hicieron públicos estos datos. Es decir, se trata de una media de un tiroteo por escuela todas las semanas. Los colegios ya no son lugares seguros.

En Parkland, los estudiantes blancos de clase media-alta salieron rápidamente a las calles para exigir que aumentara el control de armas y la prensa seguía todos sus actos y movimientos. Los estudiantes de raza negra seguían en la sombra tratando de resolver sus problemas (abusos policiales, un racismo sistemático y la deportación) que eran igual de pertinentes. ¿Pero cómo? Según un artículo de la revista Teen Vogue, los jóvenes de raza negra que llevaban años exigiendo mayores controles de armas se vieron “demonizados, eclipsados y observados”.

Este editorial de VICE que estás leyendo ahora se hace a raíz de una reunión privada que mantuvieron los estudiantes de la organización sin ánimo de lucro Get Lit, que imparte cursos de poesía en Los Ángeles para expresar la creatividad. Los estudiantes de raza negra buscaron lugares seguros donde desahogarse porque ya no se sentían apoyados, escuchados o tratados como a los estudiantes de las Marchas de la Vida.


MIRA:


Muchos buscaban lugares donde poder hablar con sinceridad y colaborar en los asuntos que les afectaban. Los espacios seguros pueden ser plataformas para que los jóvenes den el primer paso en el activismo o refuercen su confianza para así expresarse a través del arte. Al tener lugares y tiempo disponibles para juntar sus pensamientos y sensaciones con compañeros, profesores, padres y coordinadores de actividades extraescolares, los estudiantes se sentían más incentivados para involucrarse con lo que sucedía a su alrededor, bien fuera unirse a movimientos por la justicia social como Black Live Matters o ser más activos en su propia formación.

Los espacios seguros (que a veces no son más que un breve trayecto de coche o una actividad extraescolar relacionada con la pintura) refuerza sus ganas de conseguir el cambio en sus vidas y comunidades, y puede dar lugar al despertar social que requiere la acción de los individuos. Los movimientos colectivos de jóvenes se desencadenan cuando se sienten seguros para poner en voz alta sus pensamientos.

Hemos decidido dar voz a estos estudiantes de Los Ángeles que tratan de encontrar la manera de construir comunidad, encontrar una válvula de escape para compartir historias de pérdida e ira y desarrollarse como personas. —Marina Garcia-Vasquez

1539293790334-100_v25n3
1539293811319-101_v25n3

Kiyah Gentle, 17 años

"Necesito espacios seguros porque a veces mi cabeza no puede soportar tanto. Me desbordo y nadie debería tener que aguantar tanto. Como personas, necesitamos espacios seguros para dejar salir el dolor, de forma segura. Ser capaces de expulsar los sentimientos de nuestras mentes antes de que se nos vaya de las manos. Mis espacios seguros dependen de lo accesibles que estén. Mi espacio suele ser el mirador de Topanga, en Los Ángeles, desde donde puedo escuchar el curioso ruido que produce el silencio. Cuando estoy ahí arriba, todo el espacio me hace sentir que puedo escapar del montón de emociones y estrés en el que me siento encerrada".

1539293843612-102_v25n3
1539293858834-103_v25n3

Justin Candys, 18 años

"¿Mi espacio seguro? Debe ser la playa. Vengo aquí con los amigos todas las semanas para echar la tarde, ponernos al día, desahogarnos o simplemente, no hacer nada. Las olas tienen algo: el sonido que producen mientras estoy sentado en la orilla con mis amigos, resulta terapéutico y las olas siempre me hacen sentir como en casa.

Se podría decir que mi espacio seguro es el grupo con el que vengo a la playa pero no, sin la playa, no tendríamos adonde ir. Los espacios seguros son muy importantes porque en el clima social y político que estamos viviendo, casi todos los aspectos de nuestras vidas están amenazados.

Vemos continuamente cómo las leyes se cargan todo aquello que nos protege, quitándonos derechos, desmembrando a nuestras familias, destruyendo nuestro ambiente, controlando nuestros cuerpos y haciendo daño a los hombres mujeres y aquellos sin sexo definido.

Cuando ves todas estas miserias, una persona concienciada se dará cuenta de que las personas estamos sufriendo así que necesitamos un sitio al que ir para darnos cariño: eso es lo que se hace en los espacios seguros, por eso deben protegerse".

1539293886630-104_v25n3
1539293952611-105_v25n3

Jamiah Lincoln, 20 años

"Vivo en el valle de San Fernando, a 30 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, donde está el Lago Balboa, en un parque de 800 000 metros cuadrados de extensión. Puesto que he crecido aquí, el parque ha sido desde siempre el espacio seguro más próximo a mi casa donde poder sentirme libre. Bien fuera sola, o con una amiga, el lago siempre era un lugar donde podía expresar mis sentimientos.

Mi coche me recordaba al lago porque a menudo conducía hasta allí y me sentía ante el volante para escribir. Ser una niña que crece (sigo haciéndolo) requiere un lugar no sólo que te sanara sino donde crear tu arte. Los espacios seguros son importantísimos para los jóvenes. Es importante que seamos capaces de crecer y aceptar el mundo tal y como es (con todo lo bueno y lo malo) para así coexistir.

Estoy segura de que muchos adultos también necesitan espacios seguros, y los usan, porque de jóvenes no los tenían. Pero, lo más importante, siempre necesitamos el espacio para sentirnos importantes y seguros ante nuestras luchas, para así poder vencer. Los espacios seguros siempre me han proporcionado las herramientas que necesito para encajar las piezas de mi cabeza y reestablecer mi equilibrio mental".

1539293985161-106_v25n3
1539294008326-107_v25n3

Lauren Brewster, 18 años

"Tengo la firme convicción de que los espacios seguros son necesarios porque Estados Unidos se esfuerza mucho por alcanzar dos objetivos: acallar las voces de los jóvenes y silenciar a las personas de raza negra. Así que si eres joven y negra, entonces, es muy difícil saber que opiniones y sentimientos son importantes. Así que encontré mi espacio seguro en crear arte, especialmente música. A menudo no compongo con el objetivo de ser escuchada sino para poder afrontar el mundo que me ha tocado vivir.

El arte que me sale es mi verdad, y nadie me la va a poder arrancar. Mis espacios seguros, en términos físicos, serían el piso que compartí con dos amigos (donde podíamos hablar de cualquier cosa) y la casa de mi padre. Ambos lugares eran espacios seguros más que por el habitáculo en sí, por las personas que los habitaban. Los ambientes seguros son una forma para que los jóvenes de raza negra se acuerden de ellos mismos, de que somos algo más que piedras puestas en el camino hacia el éxito de los demás. Nosotros también valemos y somos igual de inteligentes y es que nuestros pensamientos y sentimientos no necesitan ser validados por nadie".

1539294032902-109_v25n3
1539294055289-108_v25n3

Miabella Chavez, 16 años

"Las Fotos Project es mi espacio seguro. Lo he dicho millones de veces y volvería a repetirlo mil millones de veces más si hace falta: Las Fotos Project es un espacio en el que puedo existir y crear arte con el único objetivo de crear. Nunca he tenido que demostrar nada a nadie o defender mi personalidad. Lo único que tengo que hacer es existir. Hay muchos espacios en los que soy una mujer latina sin más en vez de Miabella pero Las Fotos no es uno de ellos. Los espacios seguros son importantes porque allí es donde no hace falta darle nada al mundo a cambio de existir. Mi espacio seguro me ha dado un segundo hogar, donde puedo".

1539294089683-110_v25n3
1539294141979-111_v25n3

Bryce Banks, 18 años

"Tengo un parque al lado de casa. Cuando era pequeño, pasaba mucho tiempo jugando allí. Me daba mucha curiosidad saber qué había al otro lado porque de lejos se ve una autopista pero yo veía a gente yendo de compras y me imaginaba que cruzaban la autopista con bolsas llenas de comida para sus familias. El centro del parque era, y sigue siendo, un lugar mágico para mí. Sin el parque Del Amo en Carson, nunca habría encontrado la inspiración para mi primer poema. No habría crecido con mis amigos más cercanos. No hubiera encontrado un salvoconducto para escapar de la rabia que se respiraba en mi casa. Los espacios seguros nos permiten evadirnos de los imprevistos de la vida y simplemente vivir".

1539294178385-112_v25n3
1539294193807-113_v25n3

Choyce Brown, 17 años

"Mi espacio seguro es el jardín de mi casa porque me relaja y me devuelve el equilibrio. El jardín mi casa da a la calle así que se trata de un punto medio entre el barullo y la tranquilidad, algo que me gusta. Es muy necesario contar con un espacio seguro. Me ayuda a tomar decisiones de forma más racional, algo que no soy capaz de hacer si me siento en estado de pánico o con ansiedad pero el jardín de mi casa elimina todo el pánico y ansiedad que pueda sentir".

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.