Estados Unidos

El hombre que dejó morir a unos migrantes podría enfrentar la pena de muerte en Texas

Un hombre abandonó su camioneta a las afueras de un supermercado, la cual transportaba decenas de personas que quedaron expuestas a temperaturas superiores a los 30 grados, causando la muerte a 10 de ellas.
Imagen vía AP/VICE News
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El conductor acusado de haber traficado al menos 39 personas hacia Texas durante el fin de semana podría enfrentar la pena de muerte o cadena perpetua luego de que 10 migrantes murieran por permanecer encerrados en un camión sin ventilación.

Se trata de uno de los casos de tráfico humano más letales en la memoria reciente de los Estados Unidos, y fue dado a conocer la mañana del domingo, cuando la policía de San Antonio encontró que un camión estacionado afuera de un Walmart estaba repleto de indocumentados. El sistema de enfriamiento no funcionaba, declaró después a los investigadores el conductor, James Matthew Bradley Jr.

Publicidad

Migrantes siguen intentando llegar a EEUU: ahora escondidos dentro de hieleras. Leer más aquí.

Para cuando las autoridades encontraron el camión, al menos 8 personas habían muerto por exposición al calor y asfixia, mientras que otras 30 personas fueron llevadas a hospitales locales.

Dos personas más murieron sólo horas antes de que Bradley llegara a la corte la mañana del lunes acusado de traficar con personas ajenas al país, lo cual es considerado delito federal en Estados Unidos. Bajo esa ley, los traficantes pueden enfrentar la pena de muerte si cualquiera de las personas que transportan muere.

¿Por qué se quieren suicidar los inmigrantes que son encarcelados en EEUU? Leer más aquí.

De acuerdo con la acusación del fiscal, Bradley dijo a las autoridades que viajaba desde Laredo hasta San Antonio, y no sabía que personas viajaban en el vehículo hasta que se detuvo en Walmart. Sin embargo, una vez que se percató de los migrantes, llamó a su esposa y trató de ayudarlos.

A pesar de la versión de Broadley, no existe un registro de que haya llamado al 911. La presencia de los migrantes fue evidente hasta que uno de ellos se acercó a un empleado de Walmart para pedirle agua.

Donald Trump lo cumple: aumentan drásticamente las detenciones de inmigrantes. Leer más aquí.

"El calor en el sur de Texas es muy duro en esta época del año. Estas personas no tenían ninguna oportunidad en manos de quien los transportaba", dijo a través de un comunicado Richard L. Durbin Jr, fiscal del Distrito Oeste de Texas, antes de que los cargos fueran presentados. "Imagina su sufrimiento, atrapados en un contenedor asfixiante a más de 37 grados centígrados".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs