Exbaterista demanda a Beyoncé por supuesta brujería

Aunque la orden de restricción no fue aceptada, las razones por las cuales se interpuso son bien extrañas.
Imagen tomada de Facebook.

Kimberly Thompson es una baterista que trabajó durante siete años en la banda de Beyoncé. Hace tres días interpuso una demanda contra la artista por el supuesto uso de “brujería extrema”, buscando obtener una orden de restricción. Esto lo fundamenta diciendo que ha sufrido "hechizos mágicos de abuso sexual y acoso", según documentos encontrados por el medio The Blast.

El acto legal lo interpuso Thompson el pasado 19 de septiembre ante la Corte Superior de Los Ángeles, pero casi instantáneamente fue rechazado.

Otro de los motivos por los cuales Thompson demandó a Queen B es la supuesta intercepción de llamadas telefónicas y revisión de estados financieros que le ha perpetrado la artista, todo sin fundamento alguno. Asimismo, cita la muerte de su gato como algo que Beyoncé hizo y, aunque haya sido declinada la demanda, en la mañana del viernes 21 de septiembre, Thompson le dijo a Pitchfork que “todo es verdad y sobreviví a todo”.

¿Será que la reina del pop actual tiene nexos con el lado oscuro? Amanecerá y veremos…

Sigue a Noisey en Twitter.