LaOvejaNegraDeLaFamilia_@lenny_maya
Ilustración de @lenny_maya.
Cultură

“Me tocan los regalos de Navidad más culeros”: así es ser la 'oveja negra' de una familia

“Lo que en verdad ocurre es que no eres una oveja, eres un pájaro o algo así y quieres volar”.
20.2.19

Artículo publicado por VICE México.

A nadie le gusta que le hagan el feo. Especialmente, si quien lo hace es un miembro de la familia. No ser aceptado por quien uno es puede resultar desastroso y hacer desistir a muchos de continuar en la disidencia. Pero hay otros valientes a los que no les importa ser vistos como los distintos, los raros, "las ovejas negras".

Hablamos con algunos de estos aguerridos representantes de la resistencia y les pedimos que nos contaran sus historias, nos enumeraran los esquemas familiares que se saltaron en el camino, así como que nos dijeran cómo son percibidos por los suyos y cómo se sienten al respecto.

Publicidad

Nos enteramos de muchos casos extraños y otros con los que nos identificamos plenamente. Seguro te pasará lo mismo cuando los leas.


Miguel

El día que le confesé a mi madre que era gay, ella me dijo que era el día más infeliz de su vida. Ser homosexual me convirtió en la oveja negra de una familia poblana, cristiana hasta el tuétano y panista. No había vuelta atrás.

Después vino la época de la rebeldía: fui el primero de la familia en irme de casa a otra ciudad, tenía 17 años. Fui el primero abiertamente gay, ateo y de izquierda; el primero en pintarse el cabello, hacerse un piercing, consumir drogas y perder la virginidad antes del matrimonio (al menos no en secreto).

Lo peor fue con mi padre. Nunca aceptó mi "estilo de vida" y me dejó de hablar por años, hasta que un día quedamos de platicarlo. Después de varios días de fiesta intensa, le cancelé porque estaba mega crudo. Él murió al lunes siguiente. A su funeral llegué en perrísima, con un traje negro entallado y el cabello rosa.

A nadie le quedó la duda de que la oveja rosada y negra de la familia era yo.

Tefa

Porque soy proaborto, pongo en duda las sagradas escrituras y además le contesto a mi mamá.

Nagini

Porque no voté por Morena.


Relacionado: Manual feminista para incomodar las reuniones familiares decembrinas.


Tony

Por tocar la guitarra cuando están viendo la Rosa de Guadalupe.

Sofía

Siempre he pensado que soy la oveja negra de mi familia. La malvada, la demoniaca, la reventada. Mis papás son médicos y esperaban que yo fuera la siguiente. No fue así. Lo mío eran más las Humanidades. Para ellos, ese fue el primer error.

Me apoyaron en todo, pero sé que nunca se han sentido lo suficientemente orgullosos de mí. Mi hermano menor sí estudia algo relacionado con Medicina. Me fui de la casa y me mudé a estudiar algo que sí me apasionaba en la CDMX. Y eso también “estuvo mal”.

Publicidad

Desde entonces mis papás creen que soy la persona más reventada del universo, que me drogo un chingo, que no trabajo. Ni siquiera es cierto. Pero no hay forma de que lo sepan porque, ante todo, soy la oveja negra. La malvada, la demoniaca, la reventada. Ni modo.

Josué

Por ser sarcástico y directo.

Lilith

De niña terminé el colegio en una escuela religiosa, donde las madres nos daban algunas clases, así como catecismo. Tengo 26 años y me dedico al porno desde hace 8 años. Soy agnóstica, llevo un estilo de vida alternativo, uso redes sociales solo para fines laborales y me encanta confrontar las creencias de mi familia.

Por ejemplo: no estoy casada y soy una mujer independiente. También me quedo fuera de la iglesia cuando la gente asiste a misa —mientras lucha en contra de la doctrina del miedo que perpetúa la Biblia— y cuestiono el concepto generalizado del amor, por el que las mujeres deben dejar de lado sus sueños en pos de la unión familiar.


Relacionado: Esta oveja columpiándose es el pie derecho de tu fin de semana.


María Fernanda

Sólo por ser feminista.

Jay

En mi casa tienen fotos de todos mi hermanos graduados, menos de mí. Me invitan por compromiso a eventos y siempre me tocan los regalos más culeros en Navidad. Pero ya acostumbré y me da risa. Es lo bueno de ser jotx.

Carlos

Soy el ateo, gay, diseñador gráfico, mariguano. Provengo de una familia católica, de médicos. Hace poco pude ayudar a mi papá, que siempre me ha curado. Tenía mucho dolor después de una enfermedad. Le di mota. Les da vergüenza admitirlo, pero en minutos se le quitó el dolor.

Sol

Cada vez que cuentan una anécdota de la infancia, mis viejos la cuentan como si fueran mis hermanos quienes la hubieran protagonizado. Pero son cosas que me pasaron o hice yo. Me niegan.


Relacionado: Un cumpleaños familiar terminó en caos porque alguien le puso marihuana al pastel.


Memph

Es feo cuando, por una mala decisión que no es tu responsabilidad, estás a la sombra psicológica de una familia numerosa. Especialmente, si es una donde ellos acostumbraron siempre denigrar tu presencia, aún siendo un niño.

Lo peor es cuando, ya siendo todos mayores, la vida te sonríe y ellos no pueden reaccionar de un modo distinto a la frustración, la incredulidad, el resentimiento. Como si no fuera correcto que lo bueno te suceda.

Publicidad

Yo los saludo normal, a veces me quisiera reír en sus caras, pero no lo hago para no ser semejante; yo sólo aprovecho su hipocresía en reuniones.

Pablo

¿Cuenta como oveja negra si soy yo quien no quiero a mi familia?

Ehécatl

Fueron cinco años en que lo fui para mi familia, porque decidí estudiar una ingeniería en vez de ser maestra de primaria, y así heredar la plaza de mi mamá. Hasta que les entregué el título, me dejaron de señalar como la rebelde que se salió de la casa a vivir sola.

Uriel

Porque soy filósofo y metalero, en una familia conservadora de ingenieros.


Relacionado: Lo que pasa cuando un padre cría a su familia para ser criminales.


Hirsaid

Si, soy la maldita oveja negra. No me quieren en mi familia porque digo verdades incómodas, me quejo por la mala praxis de mis padres en todo y soy el perfeccionista inconforme.

Ana

A mí no me quieren, porque dicen que les pongo mi cara de perro en cada reunión. ¿¡Qué!? No pondré una sonrisa hipócrita cuando sé que me critican a mis espaldas. Aparte, no tengo otra cara.

Susie

Porque huí de mi casa a los 16, por no estar de acuerdo con mi padrastro.

Raúl

Por anarcocomunista, progresivo, hippie, tatuado, mugroso. Le juro que, en cuanto termine la carrera, ya me voy de la casa, jefa.

Romax

Soy la oveja negra por empezar un proyecto musical y dedicarme al 100 por ciento a ello. Para ellos solo tengo pájaros en la cabeza, pero por mis cojones que lo voy a sacar y van a flipar. Dadme un par de meses más.

John

Porque mi novia y yo nos convertimos en una iglesia cristiana y nos casamos allí. Pero nos vale verga. Somos muy felices. Ellos ya no nos hablan.


Relacionado: “Encontré a mi familia biológica”: ¿Cuál es el momento más feliz de tu vida?


Astrid

Mi mamá dice que me quedaré sola porque nadie me querrá por borracha. Me compara con los hijos de sus amigas, como un nini de 33 años, drogadicto y que se siente ario, pero que "es buena persona porque no tiene un sólo tatuaje".

Miozotli

Soy la negra de la familia.

Maggie

Familia de 6 hermanos, tengo 35. Soy la única que no se ha casado ni tiene hijos. Mis hermanos me detestan.

Natalia

En el contexto de una familia cristiana, querer seguir a Jesús mientras cuestionas la literalidad de la Biblia, la autoridad de los pastores o el concepto de predestinación, es la vaina más antisistema del mundo. Siempre te conviertes en una incomodidad para otros, en un problema.

Siempre supe que algún día el sistema me abortaría. Simplemente yo era un cortocircuito ahí. Esa sensación de ser el raro a veces duele; otras, libera. Al final eres la oveja negra, pero lo que en verdad ocurre es que no eres una oveja, eres un pájaro o algo así y quieres volar.

Sigue a Ollin Velasco en Instagram y Twitter.