Publicidad
relaciones

Este tío romperá con tu pareja por ti

‘Hola, tengo un mensaje de parte de tu mujer: ya no estáis juntos’.

por Sara Mohammadi ; traducido por Laia Pedregosa
04 Junio 2019, 3:30am

Dejar a alguien nunca es fácil, no existe una forma agradable de explicarle a una persona con la que supuestamente va todo bien y tienes un futuro ideal que ya no quieres volver a verla nunca más. Aquí es cuando entra Peter Treichl: después de dedicarse durante años a llevar una agencia de citas, este austriaco encontró una laguna en el negocio. La gente acude a las agencias matrimoniales, ¿por qué no una agencia de rupturas?, se preguntó Treichl.

A partir de eso amplió su negocio, The Partner Group, creando un servicio que te permite pagarle para que se encargue de romper con tu pareja personalmente por ti. Los dos socios de la compañía trabajan conjuntamente: después de que Treichl se ocupe de la ruptura, su objetivo se convierte en lo que ahora será un nuevo cliente para su agencia de contactos.

Treichl no se siente mal por involucrarse en un momento tan sensible con un desconocido: “Mucha gente deja a su pareja por WhatsApp o por Facebook”, nos dice. “Al menos mi estilo es algo más decente”. Le pedí a Treichl que me explicase más sobre lo que conlleva ser un profesional de las rupturas, y me habló de su “caja de rupturas”, los clientes mayores y cómo la gente pasa del shock a la aceptación.

Ser profesional

“La ruptura termina muy rápido: me dirijo a la puerta, toco el timbre y digo algo como ‘Hola, tengo un mensaje de parte de tu mujer, ya no estáis juntos’”.

“Cuando les explico la razón, normalmente se ponen a la defensiva y empiezan a decir que no puede ser verdad. Suelo hacerlo por la mañana, cuando la gente ya está agobiada, pero es lo mejor porque así tienen todo el día para poder asimilarlo. Voy tan temprano que a veces ni siquiera se han vestido cuando llego. Incluso llegué a encontrarme en una ocasión con un hombre que todavía iba en ropa interior, con una camiseta en la mano. Detrás de él, apareció una mujer desnuda gritando “¿Quién es este?”. Mi mensaje No fue ninguna sorpresa para él, porque ya había encontrado a otra persona y su mujer lo sabía; esa era la razón por la que quería cortar con él.

“Algunos de mis objetivos simplemente se ríen cuando se lo cuento, mientras que otros piensan que hay una cámara oculta, pero tarde o temprano se dan cuenta de lo que está pasando en realidad”.

Los paquetes de rupturas

“Hay cuatro paquetes de ruptura en total. El más popular es el de “al momento”, con un precio de 365 €. Luego está el de “aún podemos ser amigos”, que cuesta lo mismo, y el paquete de “tarjeta amarilla”, que sirve como aviso de que la próxima vez que vuelvas a meter la pata, se acabó.

“Para acabar, tenemos la “ruptura de lujo”, que tiene un precio de 2000 € y es ilimitada, según lo que quieras hacer. La gente puede ser muy creativa, especialmente cuando está molesta. Un hombre convirtió la ruptura con su mujer en un viaje de separación de tres semanas”.


MIRA:


La caja de ruptura

“Le doy una caja a todas aquellas personas a las que dejo. Dentro lleva prosecco, chocolate, un paquete de pañuelos y un cupón para mi agencia de contactos, que llevo al mismo tiempo que mi agencia de rupturas. Como les digo a mis objetivos, “nadie debería estar solo”. Antes de empezar con las rupturas, me dediqué durante 20 años a unir a gente.

“Al principio, me dijeron que no estaba bien que alguien que se dedicaba a unir personas empezar con un negocio de rupturas, pero se trata de un mismo concepto: nadie quiere estar solo pero, al mismo tiempo, nadie quiere formar parte de una relación infeliz, así que yo soy el mensajero”.

Peter Treichl mit der Schlussmachbox
Peter con su kit de ruptura

Una suscripción anual

“La época más ajetreada es en Navidades, justo después de las vacaciones es cuando tienen lugar más rupturas. Las parejas pasan más tiempo juntas y discuten mucho, las expectativas no se cumplen y eso provoca mucho estrés. He llegado a tener siete rupturas en tres días”.

“En ocasiones, me preguntan si puedo echar a alguien de un grupo de amigos, solo porque uno de los miembros del grupo ha decidido deshacerse de él. Es un servicio que no ofrezco por principios. Otro cliente que rechacé fue un playboy de 23 años que quería contratar una suscripción de un año. Decía que conocía dos o tres chicas al mes y que se estaba volviendo difícil romper con ellas, y que se sentiría mejor si alguien lo hacía por él.

“A veces hay personas que me llaman a la una de la mañana porque están demasiado enfadadas. En una ocasión un cliente me llamó y me dijo que lo hiciese de manera inmediata. Había estado navegando por el mar del Norte durante dos meses, y cuando llegó a casa descubrió que su mujer le había estado engañando”.

Poca comunicación

“No todos mis clientes son jóvenes, el cliente más viejo tenía 76 años, y su mujer, de la cual tenía que deshacerme, tenía 74. El hombre me contactó porque ella ya no le hablaba, y él ya no podía soportarlo. La mujer solo se dedicaba a decir “muy bien, cariño” a todo lo que él le decía. Ya no se comunicaban y, cuando llegué a su casa gritó, “Cariño, ¡el señor de las rupturas ha llegado!”. Se acercó a mí, le di la caja de rupturas y le dije “saludos de su marido”.

Der Schlussmacher vor seinem Auto

“No merecía estar sola así que, como hago siempre, le di un cupón para mi agencia de contactos. Cuando me iba, la oí decir “Cariño, creo que tenemos que hablar”. Al final todo salió bien y siguieron juntos.

“He tenido muchos casos de parejas que simplemente han dejado de comunicarse el uno con el otro. Normalmente no se atreven a decir que están enamorados de otra persona, y por eso el 80 por ciento de mis objetivos se alegran de terminar con la relación. En el primer caso de todos los que he tenido, el objetivo abrió la botella de prosecco después de que le dejase y lo celebró conmigo porque ya tenía a otra pareja esperándole”.

El futuro

“Subcontratar tus rupturas a terceros es mucho más común en Estados Unidos, incluso existe una empresa de almacenaje que se ocupa de todo por ti: le envía un mensaje a tu pareja diciéndole dónde puede recoger un contenedor con todas sus cosas, algo que veo como el siguiente paso a seguir para nosotros. Se trata de una extensión de la vida moderna. Actualmente todo es más fácil, así que las rupturas también deberían serlo.

Artículo publicado originalmente por VICE Alemania.