Cultura

Dejad de subir a Instagram fotos vuestras con niños africanos pobres

El mundo necesita menos salvadores blancos.

por Dipo Faloyin
15 Julio 2019, 3:45am

Photo: Instagram / Stacy Dooley

Soy consciente de lo difícil que es ver a un niñito negro sonreír y resistir la tentación de ir corriendo a cogerlo, abrazarlo y celebrar su alegría, sobre todo teniendo en cuenta lo dura que es la vida cuando eres joven, de piel oscura y vives en la jungla. Pero por favor: no cojáis a niños negros. Y: no los obliguéis a hacerse fotos con vosotros.

Es importante incidir en esto porque es precisamente lo que hizo hace un tiempo la presentadora y directora de documentales británica Stacey Dooley en su cuenta de Instagram. Dooley subió una foto en la que aparecía sosteniendo a un niño ugandés y a la que añadió el mensaje: " OB.SESSSSSSSSSSSED *Emoji de corazón partido*". Dooley conoció al niño mientras filmaba para Comic Relief. Puedes visualizar fácilmente la instantánea sin necesidad de verla.

Exterior de una granja africana.

Acercamiento rápido de cámara hasta el primer plano de un niño llorando, con moscas zumbando alrededor de su cabeza.

Voz en off: Aunque no lo parezca, Matombi tiene ocho años…

Dooley no es la primera peregrina occidental que viaja a África para promover su altruismo, y sin duda no será la última. A estas alturas, se ha convertido casi en un ritual para cualquier viajero que quiera justificar el año sabático que se ha tomado. De hecho, tanta gente ha hecho lo mismo que hasta me supo mal por ella cuando el diputado laborista David Lammy la señaló tras pedir que por favor se pusiera fin al complejo del salvador blanco.

La respuesta a las declaraciones de David Lammy sobre un asunto que yo pensaba que ya habíamos superado son un recordatorio de que el sentido común es el menos común de los sentidos: indignados de toda Inglaterra han salido en defensa de Dooley, acusando al diputado de racista (!) por mencionar el aspecto racial y por no apreciar la maravillosa labor que está haciendo Dooley, que se ha tomado la molestia de adentrarse en la espesura africana. El tío de alguien incluso escribió en Twitter: “Este mundo necesita más ‘salvadores’, sin importar su color de piel”.

Y sinceramente, ¿cómo puedo argumentar algo en contra? Oponerse a los superhéroes es como oponerse a las hamburguesas. ¡Habría que estar loco! Así que, dejémoslo claro: los salvadores son geniales porque salvan cosas que necesitan ser salvadas.

Pero el término “salvador blanco” no hace referencia a eso. Se refiere a esa necesidad muy concreta de Occidente de retratar África como un lugar devastado de tierra roja, moscas y niños que no saben lo que es la Navidad. Y es que así se refuerza la idea de que los africanos nunca pueden ser la solución, de que están perdidos porque no tienen agencia y de que la luz y la esperanza solo llegarán con el cálido abrazo de las personas blancas. Esta visión sitúa a la persona blanca por encima de aquellos cuyas vidas están, supuestamente, intentando cambiar. El niño de la foto de Dooley no es un elemento de decorado y no deberían tratarlo como tal.

Las imágenes son de extrema importancia y un aspecto en el que todos la liamos en algún momento. El continente africano tiene ante sí desafíos enormes, muchos de los cuales son universales por ser consecuencia del colonialismo y de la forma en que este dividió las fértiles tierras y obligó a culturas radicalmente distintas a establecerse en naciones sumamente heterogéneas. Todavía hoy la mayoría de esos estados continúan sin avenirse. En este escenario, hay espacio para que cualquier persona de buenas intenciones y corazón bondadoso ayude donde haga falta, a poder ser bajo la dirección de población local.

Si eres una de esas personas y te preguntas cómo moverte por este campo de minas sin que te tachen de racista, adelante, pero quizá te convendría escribir en un papel la siguiente pregunta y pegarla en tu bote de crema de protección 50: ¿cómo me comportaría en un refugio de personas sin techo en mi ciudad?

¿Irías pidiendo a todo el mundo que dejara lo que estuviera haciendo y que posara para una foto contigo como protagonista? Si vieras un niño enfrascado en sus cosas de niño, ¿irías corriendo a cogerlo y alzarlo en el aire como un trofeo? Imagino que no. Entonces, procura no hacerlo cuando visites una aldea africana.

Y si estando en un país africano sientes la necesidad imperiosa de subir una foto de algo, recomiendo encarecidamente que sea fruta. La fruta allí es increíble. Sube fotos de fruta.

@DipoFaloyin

Este artículo se publicó originalmente en VICE UK.

Tagged:
racismo
salvadores blancos