FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

La maldición de nacer galgo en España

Aunque parezca mentira, en España un juez ha condenado por primera vez a un cazador por ahorcar a sus galgos.
5.11.13

Foto de Baasgalgo

Yo no lo sabía, pero la temporada de caza comienza justo ahora. Supongo que la idea es dejar tranquilos a los animales durante la primavera y el verano para que se reproduzcan y sus crías crezcan, pero cuando llega octubre las autoridades consideran que ya ha habido suficiente tranquilidad y que las crías son lo suficientemente mayorcitas como para que reciban un tiro.

Para cazar es necesaria un arma, munición, un poco de ropa ridícula de color verde y uno o varios perros, animales que (aunque supongo que habrá algunas excepciones) no dejan de ser una simple herramienta más, cuando ya no sirven se cambian por otros y en paz.

Publicidad

A finales de febrero la temporada de caza termina, es entonces cuando en algunas partes de España, donde el animal para cazar por antonomasia es el galgo, comienza lo que las asociaciones protectoras suelen llamar “el holocausto”, un nombre que no es exagerado en absoluto. Unos 50.000 galgos son abandonados en el monte o sacrificados de las formas más crueles y salvajes posibles. Para sus dueños, que no quieren alimentarlos hasta la próxima temporada de caza o que ya no les interesan porque tienen 2 o 3 años y ya no corren como antes, no valen ni el precio de una bala. Prefieren ahorcarlos, tirarlos a un pozo, a un canal de riego, a un barranco, quemarlos. Parece ser que ahora se está poniendo muy de moda atropellarlos, igual que hace unos años hubo varios casos en los que se arrastraba a los perros atados a un coche, con lo que quedaban destrozados. Después suelen arrancarles el chip que tiene que llevar obligatoriamente y en el que constan los datos del dueño. No quieren líos.

Este es el país en el que vivimos.

Bomberos rescatando a un galgo arrojado a un barranco

Por suerte hay personas que cada día pelean para cambiar esta situación. En España existen varias asociaciones que se dedican a denunciar esta salvajada y a intentar ayudar a los galgos que consiguen escapar de una muerte segura.

La semana pasada, gracias a la Asociación Baasgalgo, se consiguió dar un buen puñetazo sobre la mesa. Un juzgado de Toledo condenó por primera vez en España a un cazador de Fuensalida, Toledo —un pueblo tristemente famoso por ser uno de los epicentros del maltrato de galgos—, a siete meses y medio de cárcel, además de a la inhabilitación durante dos años y un día para “el ejercicio de la profesión, oficio o comercio relacionados con los animales”, y también para “la caza, posesión y comercio de galgos”.

Publicidad

Para saber más cosas sobre este caso y sobre la situación actual de este tema, contactamos con Beatriz Marlasca, presidenta de Baasgalgo.

VICE: Hola Beatriz, enhorabuena por la sentencia. ¿Puedes explicarme el origen de este caso?

Beatriz: Gracias. Bueno, en febrero de 2011 nuestros voluntarios encontraron en un terreno de Fuensalida, Toledo, a una galga ahorcada sin microchip. Lo raro fue que al revisar la zona se dieron cuenta de que la tierra bajo el animal estaba removida. Entonces se pusieron a escarbar con las manos y enseguida encontraron dos cuerpos más, que pertenecían a otros dos galgos que sí que llevaban microchip. Inmediatamente llamamos al Seprona (la división de la Guardia Civil que se ocupa de temas de fauna) que gracias a la información del chip pudo localizar al dueño, quien en ningún momento negó que los hubiera ahorcado, aunque solo se hizo responsable de los dos enterrados. La necropsia que se hizo de los cadáveres demostró que los tres habían sido ahorcados con la misma cuerda, pero sin el chip es imposible demostrar que el tercero también era suyo. Esto ocurre en muchas de las denuncias que presentamos, no podemos demostrar la autoría, pero queremos que quede constancia de que esta práctica se sigue realizando.

¿Cómo os organizáis para encontrar a los animales?

Nosotros trabajamos sobre todo en la zona de Toledo desde 2009 y ya conocemos las zonas que son más conflictivas en este tema, dónde hay fosas, dónde puede haber ahorcamientos… Lo cierto es que cuando termina la temporada de caza, hacemos batidas por los terrenos en los que sabemos que es más probable encontrar cadáveres o simplemente animales abandonados. Y tenemos la suerte o desgracia de encontrarlos.

Publicidad

¿Es la zona de Fuensalida un punto negro respecto a los abandonos y muertes de galgos?

Sí, es un punto negro y además de la España más profunda que te puedas imaginar. Cuando oscurece en Fuensalida, los contenedores de basura se rodean de galgos buscando algo para comer. El problema es tremendo.Por decirte una cifra, este verano, que no es temporada de caza, en un solo fin de semana recogimos en Fuensalida 10 galgos de los contenedores y demás.

Últimamente por Madrid, Barcelona y otras ciudades de toda España se ven muchos más galgos que antes, hay muchas personas que adoptan animales de esta raza, lo que podría querer decir que la actitud de la gente está cambiando algo respecto a ellos. ¿Vosotros lo habéis notado? ¿Ha mejorado en algo la situación de los galgos en España en los últimos años?

En lo que ha mejorado es que estamos consiguiendo que la gente vea al galgo como un animal de compañía y no simplemente como perro de caza o compitiendo en un canódromo. Además, cuando la gente los conoce y ve que se comportan de forma muy parecida a un gato, duermen 12 o 14 horas, no ladran casi nunca y se portan genial en casa, se enamora completamente de ellos. Claro que si lo llevas a correr al campo o la playa corre, porque es un galgo, pero en casa no es nervioso ni necesita salir mucho, suelta poco pelo… Este amor por los galgos ya lleva muchos años en Europa e incluso en Estados Unidos, países a los que estamos continuamente enviando animales.

Foto vía SOS Galgos

Es como una especie de broma muy chunga que sus impresionantes cualidades físicas y el hecho de portarse tan bien con sus amos hayan sido lo que les ha traído este destino tan terrorífico.

Publicidad

Su desgracia es haber nacido galgo.

¿Creéis que servirá para algo esta sentencia? El galguero no irá a la cárcel ya que no tiene antecedentes previos.

Creemos que sí, que puede servir para algo. Es la primera sentencia por ahorcamiento de galgos y crea jurisprudencia. Siete meses y medio de cárcel no es nada y es cierto que ni siquiera los cumplirá por no tener antecedentes penales, pero a partir de ahora ya los tiene. También se le ha inhabilitado para criar y comerciar con galgos y para cazar, lo que a lo mejor puede hacer que algún otro galguero se lo piense.

Quizá lo que más nos gustaría es que nuestro éxito animara a otras asociaciones a pelear, a ir directamente al campo, a buscar, a denunciar, hay que dar un paso adelante, denunciar. Es cierto que presentar una denuncia puede parecer algo insignificante ante la inmensidad del problema, pero puede hacer que en poco tiempo se consiga un cambio en el Código Penal y que se endurezcan las penas. Ya se consiguió en el pasado que el maltrato animal pasara de delito a falta.

¿Cómo conseguís aguantar más de un día haciendo esto?

Hay veces que ya no puedes más. Pero luego lo piensas y te das cuenta de que si tiras la toalla, ¿qué será de ellos?

Por otra parte, luego está el tema de las adopciones, los casos de animales que encontramos casi al borde de la muerte y conseguimos sacar adelante. Pasamos por todos los sentimientos que existen, la indignación cuando te encuentras con un caso especialmente terrible, el horror de pensar lo que ha tenido que padecer ese animal, el vínculo que se crea con el animal cuando lo estás cuidando y ves cómo diariamente va mejorando, cómo pese a todo lo que ha sufrido va creyendo otra vez poco a poco en la mano del hombre y se da cuenta de que no le vas a hacer daño. Después llega la adopción y sientes ese orgullo y esa satisfacción al pensar “uno menos en la calle, otro que hemos conseguido salvar”. Hemos tenido infinidad de casos y algunos realmente milagrosos.

Cuéntame uno.

Hace un tiempo encontramos a una galga ahorcada pero viva ya que la soga le había seccionado la tráquea y podía seguir respirando a través del corte. Le tuvieron que poner más de 30 grapas y estuvo más de un mes en cuidados intensivos, pero se recuperó y fue adoptada en Francia. Ese final feliz es nuestro motor, que después de tantísimo sufrimiento el animal sobreviva y encuentre una familia. ¡¡Y luego ver las fotos del perro tirado en un sofá después de todo lo que ha pasado!!Es algo muy duro y a la vez algo muy hermoso.

Sigue a Juanjo en Twitter: @juanjovillalba