FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

Correo Vice

UN VIEJO AMARGADO CON UNA BOMBA Hola Vice, Os voy a poner una bomba. Odio todo Vice, y no me pidas que os diseccione el engendro. Os odio de verdad, personalmente, por hacerla, y es un odio sincero, visceral y bello, de...
1.12.10

FUN VIEJO AMARGADO CON UNA BOMBA

Hola

Vice

,

Os voy a poner una bomba. Odio todo

Vice

, y no me pidas que os diseccione el engendro. Os odio de verdad, personalmente, por hacerla, y es un odio sincero, visceral y bello, de carga de caballería. Pero, eh, todo mi respeto hacia los rellenadores de espacios interpublicitarios, que yo también he comido de eso unos añitos y también me querían matar mis lectores.

Publicidad

No podía ser de otra forma, con el target de subnormales que tenéis, y siendo yo un viejo amargado que nació con garrota y arrugas y al que todo lo que huela a juventud le provoca urticaria. Antes (1920) la osada fantochez inherente al veinteañero resultaba más opaca porque no salía de sus círculos ni tenía poder adquisitivo, o era sanitariamente aporreada por las fuerzas vivas, que es lo que yo echo de menos; ahora con Internet está ahí, a un click de distancia :-( Bueno, y que yo me hago mayor, claro… gracias A DIOS.

Eso sí, como modelo de negocio la revista me parece impecable: genera el suficiente entusiasmo como para que te escriban la mitad de los textos gratis y con una sonrisa oligofrénica en el rostro. ¡El hype es el nuevo petróleo! ¡Hurra!

Besitos,

MR. WINTERS

Vía email (dirigido a una de nuestras becarias)

PD: La bomba estalla a las 16:35 h, aún te da tiempo a hacerte un par de fotos à la Terry Richardson cagando en el baño y saltar a lo Fosbury por la ventana.

Me has caído bien, cacho freak. Y ahora a ver si adivinas cuál es el hype fantoche-veinteañero de este mes: ¿Alan Moore (57 años)? ¿Rob Halford (59)? ¿Quizá son Christian Anders o Theodoros Bafaloukos (64)? ¿Lemmy (65)? ¿O será… Ando Gilardi (89)?

MALDITOS BASTARDOS

A la atención del redactor jefe de

Vice

,

Un saludo. Les escribo brevemente para hacerles una reflexión a raíz de la reseña que Rubén Lardín hizo de la biografía de Goering en el último número de la revista. Vaya por delante que creo que Lardín es una de las plumas más brillantes de todo Vice, pero a veces su actitud de “a la mierda todo” le lleva a jugar con un relativismo peligroso. Sobre Hermann Goering, lugarteniente de Hitler y uno de los padres de la llamada Solución Final, dice Lardín: “encubría su fragilidad de ego en la observación de códigos de honor tales como la admiración del buen enemigo;

Publicidad

cosas que nos placen

”. ¿Qué cosas nos placen? ¿Que un sociópata asesino admirara a según qué enemigo? ¡Que esto es Historia, señores, no el personaje de una película de Tarantino! No sé, a mí personalmente me ha parecido una ligereza, algo que denota cierta tendencia infantiloide, como el adolescente que se dibuja una esvástica con bolígrafo en la mano y se lo enseña a los demás para que todos vean lo guay y malo que es.

CARLOS SILVESTRE

Vía email

Creo que lo suyo es que sea el amigo Lardín quien te responda directamente

.

Hola, Carlos.

El redactor jefe me rula tu carta y me pide responsabilidades.

Bien, tengo que darte la razón en cuanto a mi inmadurez y mi ligereza a las teclas, siempre corro esos riesgos porque no manejo las herramientas para abordar temas de enjundia, como en este caso la figura de un “sociópata asesino”. Las “cosas que nos placen” vienen a ser esos códigos de honor que ya sólo se dan—efectivamente—en las películas, porque, aunque no estemos de acuerdo, yo sí creo que la Historia es un poco una película y un camelo. El chiflado de Hermann Goering me la suda sobremanera, esto es así, pero acaso esas imposturas de los personajes, o de su recuerdo (pide cuentas a la Historia), los hace un poco épicos dentro de su miserabilidad. Un poco de misericordia para con los muertos.

La última vez que me pinté una esvástica en la frente fue haciendo el gamba en un bingo. A la mañana siguiente me miré al espejo y la esvástica era levógira. Budista, o sea. Es lamentable, pero rísete, hombre, ¡rísete!

Publicidad

En fin; lo mejor de todo es descubrir, de pronto, que está uno escribiendo en una revista que, pese a estar llena de fotos de chandalistas y anuncios en guiri, se lee y se replica. Desde el Don Miki, no recordaba una sección de correo tan activa.

Gracias. Salud. Buen día. Y ponme a los pies de tu señora, si la hubiera y fuera buena.

Rubén Lardín

PAJAS CON GROOVE

Hola

Vice

,

¡Cojonudo el último número! Me han flipado las fotos del tugurio funk de Chicago en los años 70. Pero sobre todo os quiero agradecer las páginas de moda de las pechugonas alemanas con cervezas

king size

. De hecho, algunas páginas de la revista se han quedado pegadas accidentalmente, y os quería preguntar si me podéis enviar otra copia. De gratis y tal.

AUGUSTO VALENCIA

Vía email

No, no podemos. La próxima vez fíjate bien dónde apuntas.

LA TETA ASUSTADA

Hola

Vice

,

Os escribo porque el otro día estaba leyendo la

Vice

del demonio en la portada con unos colegas y dos de ellos soltaron que “hay demasiada política en este número, ¿a quién le interesa la política?”. Me asusta pensar que quizá una parte de los lectores os ataca con mensajes del tipo “menos política y más tetas”. Que conste que a mí me gustan las tetas más que a un tonto unas botas militares, pero quiero que sepáis que a mí (y no creo, o no quiero creer, que sea el único) SÍ me interesa saber la historia de la Guerrilla Baluche, y conocer de primera mano la “hospitalidad” psicópata de la señora de Robert Mugabe y de cómo se las gasta Matiullah Khan, el bandolero de las carreteras afganas. ¡Seguid así, coño!

Publicidad

Un saludo,

MAURO ROJO

Vía emai

l

Descuida, Mauro. Nosotros seguiremos hablando de lo que nos salga de los mismísimos.

DEBACLE PORNO

[Sobre el artículo Apocalipsis Porno del Número del Macho Cabrío]

No soy una especialista en películas porno, pero la iniciativa de Vermont parece un poquito más interesante de lo que suelo encontrar ocasionalmente por ahí (en el “cajón secreto” de mi novio). Ha aparcado las clásicas imágenes de tías con sobredosis de silicona y tíos que utilizan alargadores de pene y anabolizantes. Ahora bien, ¿cuál va a ser el próximo experimento sobre películas para salidos? Sería mejor hacer un término medio entre esta chorrada surrealista (¿a quién le pone esto?) y la típica orgia entre tetonas y cruasanes sin neuronas.

LUCÍA CLOTET

Vía viceland.com

¿Sí? Pues hazlo tú. Y deja el “cajón secreto” de tu novio en paz.

Si queréis escribirnos, hacedlo a toni@vice.es o a
VICE, C/ Joan d’Àustria, 95-97. 5º 1ª. 08018. Barcelona (España).
Vuestro correo puede ser acortado por razones de espacio.