FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Por qué sextear mejora tu vida sexual

No hay nada mejor que saber que alguien piensa en tu culo mientras estás haciendo fila para pagar en el supermercado.
14.10.15

Imagen cortesía de Flirtmoji.

Siempre he tenido sentimientos encontrados con eso de sextear. Por un lado me gusta hacerlo y por el otro todavía me siento incómoda cuando recibo fotos de penes que no pedí o cuando tipos que no conozco me invitan a su casa "a ver películas". Puede ser muy incómodo, críptico (el emoji de berenjena no significa que quieren ir al mercado contigo) y muy útil para chantajear o humillar a alguien públicamente. Sin embargo, también puede crear un dialogo erótico entre dos personas (o más, si te gustan esas cosas) y permitir que comuniquen fantasías sexuales que no se atreven a expresar en persona.

Pero no importa mi opinión con respecto al tema, el hecho es que sextear es una parte crítica de las relaciones modernas. Un estudio realizado por profesores de la Universidad Drexel reveló que ocho de cada diez estadunidenses de entre 18 y 82 años de edad sextean. En otras palabras, prácticamente todos. Por eso me pregunto si sextear ha cambiado la forma en que hablamos y practicamos el sexo en el mundo real.

Publicidad

Según la sexóloga Zhana Vrangalova, sextear tiene el mismo efecto que ver porno o leer textos eróticos: pone a girar la rueda del sexo imaginaria en nuestro cerebro. A diferencia del porno o de la literatura erótica, sextear es más personal. "Demuestra que la persona está interesada en ti o que le excitas y saber que alguien te desea es una de las cosas más excitantes", dijo Vrangalova.

No lo puedo negar. Los mejores mensajes que he recibido eran de un tipo con el que salía hace un año. Este chico me enviaba descripciones largas de cómo quería que me sentara en su cara o como me quería a lamer el culo. Cuando terminamos, lo que más extrañaba eran esos mensajes sorpresa. Era lindo saber que alguien pensaba en mi culo mientras estaba formada para pagar en el supermercado.


Relacionados: El futuro del sexo según VICE


Gretchen McCulloch, un lingüista que se especializa en lenguaje de internet, me dijo que sextear ha vuelto a la gente más cachonda. "Los poemas de Catallus y las cartas que le enviaba James Joyce a su esposa Norah eran increíblemente sucios", dijo. Pero con la tecnología de los celulares, ese tipo de conversaciones pueden pasar en cualquier momento. Puedes enviar mensajes sobre lo duro de tu erección desde la comodidad de una cafetería.

"A la gente le gusta creer que la tecnología está generando un pánico moral pero en la mayoría de los casos solo promueve una práctica que empezó hace siglos", dijo McCulloch.

Creo que nunca dicho la palabra "verga" en voz alta. Es como el Voldemort de los genitales.

Pero ahora, desde que empezamos a sextear con nuestros celulares, decimos cosas a nuestras parejas sexuales que probablemente nunca podríamos decirle en persona. Creo que nunca he dicho la palabra "verga" en voz alta en un encuentro sexual. "Pene" sí pero nunca "verga". Es como el Voldemort de los genitales. ¿Alguna vez han intentado decir lo mismo que sextean en voz alta? No es natural.

Para demostrarlo, la cineasta Eileen Yaghoobian hizo un proyecto llamado Send Me Your Sext que consiste en actuar ese tipo de conversaciones y hacer videos cortos. Los videos resultaron muy extraños: ninguna de las conversaciones tiene sentido; no hay un flujo real en el diálogo, hay pausas largas y es incómodo porque no se sabe donde se supone que ocurre el diálogo. Sin importar el contexto del video, queda claro que estas conversaciones fueron creadas exclusivamente para el mundo digital.

Publicidad

Entiendo totalmente proyecto de Yaghoobian. Cuando vuelvo a leer lo que mando, me pregunto "¿Quién escribió esta mierda? ¿En serio fui yo?" Siento como si la chica que envía los mensajes fuera mi alter ego y no la Alison que existe en la vida real.

McCulloch dice que no es tan extremo. "Lo que pasa es que sextear hace que la gente participe más y lo haga más rápido", me explicó. "Cuando hay prisa, no nos vemos tan elocuentes".

Pero eso no significa que lo que escribas es mentira. "Tal vez nunca digas esas cosas en persona pero son tus verdaderos deseos e intereses", dijo Vrangalova. "Así que, de cierta forma, es una representación más real de ti".

Además, según el estudio de Drexel, este tipo de expresión textual hace que la gente se sienta más satisfecha en sus relaciones, en especial si las relaciones son casuales. También ayuda a que la gente enfrente emociones negativas. Hubo una pareja que se enviaba mensajes con puros emojis durante un mes completo y al final del experimento, se dieron cuenta que era más fácil expresar sus sentimientos. Los mensajes de texto simplifican las cosas.

Por más contradictorio que parezca, sextear representa nuestro verdadera personalidad, nuestra versión mejorada. Es un espacio donde podemos sentirnos más seguros al compartir nuestras fantasías, incluso las que no se van a volver la realidad, y sobre todo las que sí.

Sigue a Alison Stevenson en Twitter.