FYI.

This story is over 5 years old.

La historia de la tienda skate en Colorado donde te haces tus propios tatuajes

En No Class los tatuajes son gratis, pero puedes llevarles unas cervezas como agradecimiento por las agujas y la tinta.
5.8.14

No Class es un lugar donde puedes hacer tus propios tatuajes, en la sala del dueño y patinador Jesse Brocato, en Fairplay, Colorado. Todos los tatuajes de No Class son gratis y cuando empiezas a poner la tinta en tu piel ya estas medio borracho. Creo que eso explica por qué este lugar está ganando tanta popularidad entre la comunidad skate.

Visité No Class y platiqué con Brocato durante un viaje en patineta a Colorado.

VICE: ¿Cómo empezaron?
Jesse Brocato: Todo empezó una noche cuando descubrimos que nuestro amigo Shane tenía una máquina para tatuar. Le pedimos que la trajera y él nos iba a tatuar pero nosotros dijimos; “A la mierda, danos eso”, y nos tatuamos nosotros mismos.

Esa noche me enamoré. Pensé: “Nunca más voy a pagar por un tatuaje”. Todo el mundo paga miles de pesos para tener tatuajes elaborados. La idea de No Class es: ¿para qué quieres un tatuaje elaborado cuando puedes tener un feísimo tatuaje de mal gusto?

¿Y desde ahí empezó a tener fama?
Yo solía preparar el destilado “moonshine”, así que nos poníamos pedísimos con moonshine y luego nos tatuábamos a nosotros mismos. Después compramos más herramientas en internet. Ahora tenemos tres sets. La gente ve nuestro trabajo y luego también quieren un tatuaje feo. Yo les digo es que tienen que hacérselo ellos mismos. De eso se trata No Class.

¿Es difícil aprender a tatuar?
Nos tomó un rato. Al principio teníamos la aguja muy afuera, a más de medio centímetro y entró tanto en la piel que la máquina se detuvo como lo haría una podadora en un pasto grueso. Llegó hasta el hueso, lo destruyó y tardó mucho tiempo en sanar. Después de sacar la aguja, la piel parecía carne de hamburguesa. Le metí un chingo de tinta y al final cuando sanó, quedó una cicatriz blanca.

¿Aprendiste algo más?
Hay que quitar el pelo de gato de la aguja.

¿Con eso ya está “esterilizada”?
Tal vez tenga que leer un poco sobre las bacterias y todo eso, pero me da igual, lo que hacemos es conectar la máquina y tatuar. No compartimos agujas ni nada por el estilo. Es decir, sí ha pasado, pero no es recomendable. Tú crees que estás limpio pero nunca se sabe qué puedes tener. Un tatuador profesional probablemente se sacaría mucho de pedo si viniera aquí, pero es parte del concepto, es una parte de la actitud de “me da igual” que tiene No Class. A ninguno de nosotros le ha pasado nada todavía.

El rumor se extiende con rapidez. No Class se ha vuelto popular.
Es algo pequeño pero sí está corriendo el rumor. Vienen muchos skaters pendejos con sus pandillas y quieren que los tatuemos. También algunos chicos se han hecho su primer tatuaje aquí. En mi opinión, eso es genial.

La gente se pregunta qué hacemos aquí: sólo patinamos y tatuamos. Somos rednecks montañeses, supongo. Sólo nos aburrimos. Hacemos unos cuantos grinds y tomamos unas cuantas cervezas y es así de: “¡Bien, vamos a tatuarnos!” Grinds, cervezas, música, churros, mosquitos, pesticida, y nada más.

¿Cuánto cuesta una sesión en No Class?
Nada. Si la gente quiere venir y tatuarse, adelante. Si quieren darnos algo también está chido. La gente trae comida y cervezas, así es como recibimos donaciones. Yo compro las agujas y la tinta. No me molesta, soy generoso. Una botella de tinta de 100 dólares (1,300 pesos) nos dura un año. Las agujas cuestan como 80 centavos (10 pesos), son muy baratas.

¿Cuál fue el mejor y el peor tatuaje?
Nuestro amigo Dewey se tatuó un tren de hamburguesas en su pierna. Ese fue muy bueno. Todos son geniales. El peor fue uno que me hice yo mismo que dice: “rompiendo corazones desde 1975”.

¿De dónde sacan las ideas?
No sé; solo pensamos en cosas. A veces cambiamos de opinión a medio tatuaje. Una vez Dana estaba dibujando una cruz al revés pero estaba quedando muy mal y alguien se le ocurrió ponerle unas bolas, y le puso bolas. Luego alguien dijo que se veía como Cartman, así que terminó siendo un Cartman. Paso de ser una cruz volteada a ser un Cartman. Nunca sabes qué te va a salir.

¿Hay planes para el futuro de No Class?
Estoy construyendo una alberca en mi casa, además mucha gente sabe que hay muchos lugares donde patinar aquí en Fairplay, entonces csupongo que vamos a crecer. No quiero ganar dinero de esto. Sólo quiero ver tatuajes horribles y también unos muy buenos. Nunca se sabe cuándo vas a morir. Hazte un tatuaje. Es divertido.

Ve mas fotos de Peter aquí.