Fotos de la infancia en el país más pobre de Europa
Fotos

Fotos de la infancia en el país más pobre de Europa

La vida en Moldavia rural nunca había sido tan difícil como hoy.
12.5.16

Moldavia actualmente es el país más pobre en Europa. Se independizó de Rusia en 1992 y desde entonces ha tenido muy poca cobertura de los medios. Me pareció un lugar curioso y desconocido, así que decidí ir a fotografiarlo.

Como Moldavia es una zona fronteriza pequeña entre Ucrania y Rumania, su estabilidad económica está sufriendo todavía más por la guerra civil en Ucrania. Los acuerdos entre Rusia y Ucrania para el comercio de productos agrícolas y quedaron anulados. Esto redujo las posibilidades de empleo y fomentó que la generación más joven prefiera irse a Europa y Rusia en busca de empleo, de un futuro mejor o para mandar dinero a sus seres queridos. Esta misma generación a menudo tiene que dejar a sus hijos al cuidado de sus abuelos, en internados o incluso abandonados.

Publicidad

Se desataron protestas y manifestaciones contra la corrupción del país después de que una crisis bancaria logró captar la atención de los medios de comunicación pero la nación sigue dividida entre los que están a favor de los europeos y que están a favor de los rusos.

La vida en Moldavia rural nunca había sido tan difícil como hoy. En el transcurso de varios años, he visitado el país en varias ocasiones para fotografiar a los niños en su vida cotidiana. Durante mi última visita, me quedé con los Gradinaris, una familia fantástica con seis niños que son la personificación de la generosidad, la honestidad y el orgullo del pueblo moldavo. El padre trabaja en Rusia y la madre trabaja en la granja familiar pero aun así es difícil conseguir dinero para comprar semillas. Los niños trabajan y ayudan en lo que pueden.

A pesar de los pronósticos sombríos para el país, vi a los niños en momentos de felicidad. Emprendían aventuras, hacían burbujas, creaban patines improvisados y se vestían como princesas. Quedé impactado por lo fuerte que puede ser la pureza de la niñez y por la increíble resistencia de un país con tantos problemas.

Texto por Francesca Cronan. Visita la página de Asa Sjöström para ver más de sus fotografías.