Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Noticias

Cargarse a los peatones para salvar a los coches

Un grupo de automovilistas reivindica su derecho a conducir por el centro.

por Iago Fernández
08 Agosto 2013, 9:30am

¿Os imagináis descubrir en las calles de Madrid un centenar de coches con el adhesivo "Cuatro ruedas sí, dos piernas no"? Al parecer se trata de una campaña para defender el uso del coche. Proponen prohibir el acceso peatonal al centro de las ciudades -salvo algunas calles- para que el tráfico sea “más fluido y eficiente”. Un portavoz de Homo Velamine, impulsores de la campaña, llegó a afirmar que “si no hacemos nada la peatonalización se expandirá como un cáncer”. Contactamos con uno de estos lunáticos para conocer a fondo su causa.

VICE: Luis, en serio, ¿de qué va todo esto?

Luis: Nos preocupan los coches y el tráfico rodado. Como conductores estamos preocupados por la creciente demanda de peatonalización de las calles. La idea es levantar conciencias de su sueño. Molestar con clase, esa es la base. 

Creo que me van a acusar de dar voz a una panda de chiflados.

Quizá lo hagan, pero esta es nuestra campaña de verano y estamos centrados en ella. 

Cuando vi esas pegatinas vuestras pensé “o es una broma o son idiotas”. 

¿Somos idiotas por defender nuestros derechos? Nos tomamos muy en serio los problemas de circulación en el centro de Madrid. Mucha gente nos toma por farsantes pero lo cierto es que la supremacía del coche está en peligro. Y con ella el modelo socioeconómico que nos ha traído hasta aquí. 

No te creo.

Madrid, desde las políticas de Álvarez del Manzano y aún más allá, está estructurada en torno al coche como eje de movilidad. Nosotros, con nuestra acción, queremos seguir impulsando este modelo y elevar la voz. Esperamos que desde otras ciudades nos imiten y hagan sonar sus cláxones. 

¿Por qué esta adoración por Álvarez del Manzano? 

Fue un visionario; redujo las aceras y acercó las calzadas a los portales y garajes. Madrid fue pionera en entender que la ciudad está hecha para los coches. 

Una alcaldesa ex concejala de medio ambiente no os convence claro. 

No nos da mucha confianza su pasado en el consistorio madrileño, en efecto. 

¿Cómo se os ocurre decir que la peatonalización es "un cáncer"? 

Nos acabamos de enterar de que en Roma quieren peatonalizar el Coliseo. ¿Qué harán los romanos que viven en el centro? Es un problema global. La calle es para el coche, no para el peatón que se involucra en un entorno que no le pertenece. La calzada para las cuatro ruedas. Tenemos derecho a llegar a nuestras casas en coche. 

Pues debéis llevar muy mal que los peatones caminen por la calzada.

El peatón es un peligro. No es fácil circular por el centro. Hacemos lo que podemos, pero ellos van provocando, ya sea caminando o en bicicleta. Se cruzan, hacen ademanes, hablan... son demasiado imprevisibles. Pensamos que una muerte es una tragedia, claro, pero es la tendencia creciente debido al espacio que nosotros como conductores estamos perdiendo. 

No estáis bien de la cabeza.

Esta vez hemos sido 300 conductores, pero hemos recibido apoyos suficientes para hacer campañas mayores. Hay muchos peatones, por ejemplo, que llevan cascos y caminan distraídos escuchando música, sin pensar en las dificultades que acarrean a aquellos que vamos motorizados. 

Y creéis que lo hacen para provocar, claro.

Creemos que desde algunos sectores políticos tendenciosos se ha comenzado una campaña de desprestigio hacia el automóvil. No queremos señalar a nadie, pero algo huele a podrido.

Señalad.

Nuestros abogados nos recomiendan que lo hagamos en sede judicial. Comprenderás que no pueda adelantar nombres, pues eso implicaría desvelar nuestra estrategia como demandantes.  No pensamos parar nuestros motores.

El verano quizá no sea la mejorar época para hacer campañas de ningún tipo.

Las vacaciones suponen la mayor movilización de vehículos en este país. Millones de españoles salen de sus viviendas rumbo al merecido descanso. Es una manera de hacernos visibles en un escaparate ajeno a la autovía. Queremos ser representativos en el centro de las ciudades, de donde nunca queremos salir. Es el lugar que nos pertenece. Ten en cuenta que todos esos españoles que se van en coche de vacaciones tendrán que volver. ¿Qué ciudad van a encontrar cuando regresen? Hablamos por muchos de ellos. 

¿El claxon? ¿Lo reivindicáis también?

El claxon es un medio de comunicación, primitivo e interiorizado. No es solo una llamada de atención. Se pueden formar estupendos diálogos si se sabe usar. Es un lenguaje que como el silbo de La Gomera. Podría llegar a perderse si no lo protegemos. 

Pero también es contaminación acústica.

Cualquier comunicación humana puede ser considerada contaminación acústica. Según nosotros, hablamos de lenguaje. Eso nunca contamina, al contrario, enriquece. 

¿Y los pasos de peatones? ¿Nos los cargamos?

Es una buena pregunta. Abogamos por una reducción del parque de semáforos en las ciudades para que el tráfico sea más fluido. Se pueden crear pasos a nivel o subterráneos que aumenten la seguridad vial. Partimos de la base de que el peatón no es un enemigo, sólo una persona que por diversas razones no puede acceder al coche. 

Un pobre diablo. 

Bueno, pueden ser motivos de edad (o muy mayor o muy joven), haber perdido el carné por puntos... Existen muchas razones y la económica es sólo una de ellas, aunque muy determinante sin duda. 

¿Qué otras medidas tenéis previstas? 

Nos planteamos manifestaciones motorizadas por las zonas peatonales de las ciudades, como modo de dar a conocer nuestra indignación. En primer lugar, queremos agradecer al Gobierno de la nación las iniciativas del plan PIVE para fomentar la compra de vehículos. Creemos que es un paso en la dirección correcta.

Entre los miles de argumentos en contra de vuestra iniciativa, destacaría la contaminación medioambiental y el coche como símbolo de un modo de vida sedentario.

Sedentarismo es estar en casa o en una terraza tomando algo, cuando podrías ir en coche a un centro comercial y pasear por allí. Respecto a la contaminación, creemos humildemente que es un mal menor, un daño colateral. Son mucho mayores los beneficios del uso del coche que los perjuicios que acarrea. 

Os centráis en el peatón pero ¿qué me decís del ciclista urbano? 

El ciclista es un peligro importado. Hemos cogido lo peor de otras culturas europeas y parece que queremos implantarlo en nuestro país. Con la bici a todos lados no consigues nada. El coche es mucho más rápido y no sufres las inclemencias meteorológicas. Realmente no entendemos su motivación ciudadana ni su uso. 

¿Os sentís discriminados? 

Creemos que nuestra voz no es escucha como se debería. Por eso queremos agradecerte este espacio para hacer visible nuestras demandas. Los conductores somos parte sustancial de la solución. Buscamos lo mejor para nuestra ciudad. Sabemos que el coche no goza de la popularidad que se merece. Somos una gran masa que ahora está despertando. 

¿Qué escenario queréis construir?

Una ciudad llena de coches, con peatones en su sitio que es la acera y los ciclistas en el campo, donde hay muchos caminos rurales sin apenas tráfico. Esta es nuestra visión y misión. No pararemos los motores. Estamos en marcha.

 
Tagged:
bicicletas
Vice Blog
Cuatro ruedas sí
dos piernas no