FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Preguntamos a un economista qué pasaría si todas las mujeres pudieran pedir una baja por menstruación

Tener la regla es una mierda. Y es peor todavía cuando tienes que ir a la oficina y hablar con el compañero de la mesa de enfrente mientras sufres dolores tan intensos como un ataque al corazón.
8.3.16

Foto vía Wikimedia

Tener la regla es una mierda. Y es peor todavía cuando tienes que ir a la oficina y hablar con el compañero de la mesa de enfrente mientras sufres unos dolores tan intensos que —según los científicos— "son casi tan malos como un infarto".

Decirle eso a tu jefe, sin embargo, no es tan fácil. Pedir la baja porque estás sangrando resultaría, cuando menos, bastante extraño y una extralimitación de los tabúes sociales total y absoluta. Por eso la empresa de Bristol Coexist anunció la semana pasada que introduciría un nuevo tipo de baja laboral por menstruación. No se trata de ninguna novedad: en Japón existe desde hace más de 70 años y las oficinas estadounidenses de Nike también ofrecen a sus trabajadoras ausentarse durante los días que tienen el periodo.

Publicidad

Pero en los tiempos que corren, en un momento en que se nos exige tanto a nivel laboral, ¿qué pasaría si todas las mujeres trabajadoras se acogieran a la baja por menstruación para dejar que sus úteros reposen una vez al mes? ¿Supondría el colapso de la economía mundial? ¿El fin de los mercados bursátiles? ¿O simplemente —como cree la empresaria y escritora Karren Brady— volvería a convertir a la mujer en "el sexo débil a merced de nuestros periodos"? Se lo preguntamos a Hyun-Jung Lee, profesora de Relaciones Laborales y Comportamiento en las Organizaciones de la London School of Economics.

VICE: Hola, doctora Lee. En primer lugar, nos gustaría saber qué opinas de que se implante una baja por menstruación en una empresa.

Dra. Lee: Soy originaria de Corea del Sur, donde las mujeres tienen derecho a un día libre al mes si su dolor menstrual resulta insoportable. Me parece lógico porque están en un entorno laboral muy estricto. Se empieza a las 8 de la mañana y se trabaja 12 horas al día, y es habitual que las empresas pidan a sus trabajadores que trabajen también los sábados hasta mediodía. Se les exige mucho en sus trabajos.

¿Crees que es necesario implantar una baja por tener el periodo en Europa, por ejemplo?

No necesariamente, porque en muchos países las empresas ya ofrecen cierta flexibilidad. Mucha gente se da de baja por enfermedad. De hecho, mi asistente hoy no está porque se encontraba mal. No obstante, creo que conceder a los empleados flexibilidad en horarios y lugar de trabajo redunda en su bienestar general. Obviamente, es necesario estar presente durante un determinado periodo de tiempo y es necesario relacionarse con los compañeros y clientes, pero al mismo tiempo hay un montón de cosas que podrías hacer mejor desde casa con tu portátil y no rodeada de gente y de distracciones innecesarias.

Publicidad

Entonces, ¿una política de bajas por menstruación podría mejorar la productividad de una empresa?

Sí. Por ejemplo, Netflix y Virgin tienen un sistema de bajas anuales ilimitadas. Sé que parece increíble, pero este sistema implica que estás tratando a tus trabajadores como seres humanos y estos, a su vez, tomarán decisiones más responsables.

Pregunté a la directora de RR. HH. de Virgin cuántos días de baja se pedía al año y me dijo que no muchos porque sabiendo que puede pedírselos cuando lo necesita, se siente motivada y ve la importancia del trabajo desde otra perspectiva. Nadie quiere trabajar en un entorno en el que se sienta constantemente controlado. La sensación de sentirse observado afecta negativamente a la productividad.

Pero ¿qué hay de las mujeres que no pueden trabajar desde casa? ¿Sería plausible para ellas un sistema de bajas por menstruación?

Entiendo que puede resultar difícil, porque no es posible predecir cuándo te va a venir la regla. Muchas mujeres tienen ciclos menstruales irregulares, con lo que podría afectar a la distribución del trabajo entre los empleados. Por otro lado, seguramente vas a ser igual de improductiva si estás en el trabajo y retorciéndote de dolor.

Además, es un dolor que puede resultar contagioso. Cuando sufres, no trabajas bien, y verte sufrir puede afectar a la moral de los otros trabajadores.

¿Cómo repercutiría en la economía el hecho de que todas las mujeres pudieran darse de baja cuando tienen el periodo?

Publicidad

En mi opinión, no tendría ningún impacto económico que faltaran al trabajo un día al mes. Podría pensarse que el hecho de que un alto porcentaje de la fuerza laboral pudiera tomarse un día libre al mes supondría un coste muy elevado para una empresa, pero es una visión limitada al aspecto económico. Si se tienen en cuenta los aspectos positivos que tendría la implantación de este sistema, como la felicidad y la productividad de las trabajadoras, realmente no tendría importancia.

¿Tendría que haber más empresas que implantaran la baja por menstruación?

Sí, pero las empresas tienen que ser conscientes de que lo importante es la forma en que se implementa ese sistema. Los directivos deben tener claro que se trata de un cambio muy positivo que contribuirá a generar un entorno de trabajo más flexible en el que los empleados aprenderán a respetar el trabajo que hacen.

Lo digo porque es un tema bastante delicado. La realidad en Corea del Sur es que muchas mujeres no se toman esos días libres porque les da vergüenza decir que tienen la regla. La mujer sigue teniendo que competir con el hombre en el trabajo, por lo que muchas consideran que darse de baja por ese motivo sería como demostrar que su vida es más importante que el trabajo.

¿Qué posibilidades hay de que se implante este sistema de forma generalizada?

Creo que es una idea muy revolucionaria que constaría mucho implementar en la cultura laboral de determinados países de Europa. También está el tema de la igualdad de géneros: como esta política solo afecta a las mujeres, ¿cómo afectaría a la percepción de la mujer en el entorno laboral? Muchos sindicatos pondrían trabas y se lo pensarían mucho.

@ameliadimz

Traducción por Mario Abad.