FYI.

This story is over 5 years old.

paso del norte

Ciudad Juárez tiene un detective de las frases camioneras

Postales ruteras del Norte y el mundo.
9.7.13

Este año una compañía alemana anunció una novedosa estrategia para llegar al subconsciente de los usuarios del transporte público: ventanillas que hablan cuando se recarga la cabeza contra ellas. Teniendo esto en cuenta encontré la estrategia tercermundista más usada para llegar a los corazones de los conductores y usuarios del transporte público: frases camioneras.

Oraciones como “Dale calmado mija” o “Todo por no estudiar” están en casi todas las ventanillas traseras de las ruteras o peceras desde México hasta la Patagonia. He venido observando este fenómeno en el que intuyo que hay historias detrás de cada frase como un chofer con el corazón roto, un engreído, un envidiado. Entrevistando a los choferes, o ruteros, como los llamamos en el Norte, aprendí que no saben más que yo de las tendencias o porqués de esta moda en el transporte público.

Pero en Ciudad Juárez encontré a un experto. Se llama Antonio Carrillo, tiene 28 años, es algo así como un detective/coleccionista de frases del transporte público y tiene más de 300 fotografías de frases camioneras.

A veces le llegan rumores mediante facebook de que anda una ruta por ahí que no ha capturado, y su obsesión es tal que de noche ronda esta frontera para encontrar la frase más nueva, ubicar su recorrido y capturarla en su hora de comida.

VICE: ¿Desde cuándo empezó tu obsesión con las frases camioneras?
Antonio Carrillo: Cuando tenía dieciocho años me sacaron cuatro muelas y me dolía un chingo. La neta si quería llorar. Y saliendo del dentista lo primero que vi fue un camión que decía “Sin llorar” y la neta sí me aguanté. Desde ahí empecé a ver los mensajes que tenían los ruteros para todos.

¿Cómo encuentras las nuevas frases?
Me llegan tips mediante facebook de que anda una frase nueva, y algunas veces no les puedo tomar fotos, así que mientras salgo a comer del trabajo, ya con la trayectoria que llevan, los encuentro y les tomo fotos. Para mí son como tarjetitas coleccionables porque cuando voy por la calle, voy viendo las que ya tengo y las que están repetidas.

¿Se ha expandido tu colección?
Sí. Tengo un amigo que estaba viviendo en Panamá y desde allá me empezó a enviar fotografías. Y a veces me envían de Argentina, de Perú, de la Ciudad de México, y así, de todas partes, pero de las que más tengo son de aquí de Juárez.

¿Han ido cambiando las tendencias o las frases?
Al inicio eran frases más románticas, hablaban de mujeres. De hecho una que hasta ahora no he podido agarrar dice “Mujeres Divinas”, pero lo trae en la parte de enfrente y es más difícil. Recientemente hay una tendencia moderna que consiste en hacer referencia a facebook o twitter. También la tendencia de frases de narcocorridos ha aumentado. Hubo un tiempo que les advirtieron que les iban a prohibir rayar las ventanas con frases, y muchos dejaron de hacerlo, pero desde hace como un año ha aumentado mucho.

¿Qué es lo más nuevo en las frases camioneras?
La publicidad alburera. Frases corporativas. He visto que al menos uno trae un anuncio de Tostitos hecho por él que dice “Una botana pasada de verduras”. Hasta ahora he visto tres con distintas marcas, pero siempre con ese mexicanismo del albur. Es un mercado distinto al de la televisión.

¿Qué sigue en tu oficio como detective coleccionista de frases camioneras?
Estoy haciendo, junto a un amigo, el insider, son las frases camioneras que están adentro, pintadas en los techos o en las ventanas.

¿Cuántas fotos tomas en promedio por semana?
Depende de qué tanto ande en la calle o qué tantos tips, pero intento juntar unas cuatro o cinco, por semana, para ubicarlas y luego ya tomo las fotos.

@Luiskuryaki