FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

El humor español analizado por un científico californiano

Scott Weems, doctor en neurociencia cognitiva de la Universidad de California, nos ayuda a entender a Miguel Noguera o Hermann Tertsch desde un punto de vista psicológico, antropológico y cultural.
5.5.15

Cuando disfrutas el humor o te atreves a practicarlo, muchos deducen que eres un descerebrado que se presenta desnudo en los funerales y paga a su casero con monedas de chocolate. No sé, probablemente estén en lo cierto (ojalá) pero lo que sí está demostrado científicamente es que no hay peor descerebrado que el que se toma demasiado en serio a sí mismo. Entre esa mujer que posa orgullosa junto a una jirafa a la que acaba de matar en un safari y Ricky Gervais tumbado junto a su gato para burlarse de esa misma mujer, tengo claro a quien elijo.

Publicidad

Scott Weems es doctor en neurociencia cognitiva por la UCLA y ha escrito un libro (titulado Ja) en el que analiza desde un punto de vista psicológico, antropológico y cultural los mecanismos de la risa y sus beneficios. Si tú no disfrutas el humor ni te atreves a practicarlo, lo sentimos mucho, porque es una cualidad innata imposible de aprender que además está relacionada con la inteligencia y capacidad para resolver problemas. Hemos querido compartir con este experto un par de ejemplos de humor español contemporáneo para que los analice.

"Este es mi modesto análisis de las muestras de humor español que me habéis proporcionado. Diseccionar la comedia es como diseccionar una rana, que al final siempre te la acabas cargando, así que espero no haber arruinado la diversión de estos casos cómicos al intentar comprenderlos y explicarlos. Para mí fue muy divertido estudiarlos."

-Scott Weems-

Miguel Noguera

Del libro Ultraviolencia (Blackie Books).

Me parece un humorista fascinante. Su 'Cristo Mal' es un ejemplo de humor absurdo, pero abordando una imagen que la gente se toma muy en serio. La cruz es algo que todo el mundo reconoce y de enorme importancia cultural. El humor procede de tomar esa imagen reconocible y fingir que ha habido un malentendido. No tiene sentido que esa cruz haya sido dispuesta incorrectamente, dado su lugar en la historia, pero si detenemos por un momento la razón y visualizamos a Cristo colgado de una cruz tumbada, nos llega la imagen de unos romanos que han hecho mal su trabajo. Es un reto, pero el mejor humor suele pisar la línea y acercarse a lo ofensivo, porque eso nos obliga a cuestionar nuestros valores y entrar en conflicto con nuestras creencias. Esto hace también que nos llegue a enternecer.

Hermann Tertsch

El periodista de Telemadrid, durante uno de sus editoriales

Lo siento pero creo que mis limitaciones lingüísticas me impiden entender a esta persona. Ojalá pudiese leer o comprender mejor el español. Lo siento.

Publicidad

Albert Sampere

León come gamba, obra del concursante de Masterchef

Esto me parece otro buen ejemplo de humor absurdo, que los científicos sitúan como una de las tres formas primarias de humor (las otras dos son el humor incongruente y el sexual). El ejemplo es gracioso por lo ridículo que es. El león es minúsculo, por lo que parece una mascota ñoña en lugar de un animal feroz, que es como son los leones realmente. Es todavía más ridículo porque los leones no comen gambas y resulta descabellado imaginarse a un león intentando cazar una gamba. Una situación extraña. Si el chef hubiese elegido un bodegón realista en el que fuera un tiburón quien se come la gamba, dejaría de tener gracia por no ser absurdo. Reflejar un hecho inverosímil y confuso es lo que hace que tenga gracia.

El Hematocrítico

Extracto de "El Hematocrítico del Arte" (¡Caramba!)

En este caso tengo de nuevo limitaciones por no ser hispanohablante, pero deduzco que es un buen ejemplo de cómo recoger lugares comunes para cuestionarlos de forma creativa, ya sean eventos o cosas. Este es un truco muy habitual que viene a confirmar que el humor bien hecho nos hace pensar. El humor parte siempre de un conflicto, normalmente dentro de nuestra cabeza y debido a la percepción y sentimientos que nos genera una situación. En ocasiones, señalar el sinsentido de un lugar común nos permite crear conflicto dónde no lo había. Esto es divertido porque nos obliga a ver las cosas desde un nuevo punto de vista. La mente disfruta cuando se fuerza a reinterpretar las cosas que ha tenido siempre delante y los cómicos se benefician de ello.