FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

Diarios de bicicleta por David Byrne

18.8.11

Desde sus días como músico de fama mundial David Byrne destacaba por su inquieta personalidad. Sus dotes artísticos lo llevaron a crear instalaciones en diversas galerías y espacios públicos; la música, el arte y los paseos en bicicleta son 3 de sus grandes pasiones, pero la destreza para combinar armónicamente estas tres disciplinas es meramente un gusto. El sueño de muchos, la realidad de Byrne. ¡Que afortunado!

En cada una de sus giras con los Talking Heads, David cargaba con una bicicleta plegable, y cuando no se encontraba ni ensayando, ni tocando, tomaba su bici y se daba el tiempo para recorrer la ciudad en la que se encontrara.

Publicidad

Esta tradición poco a poco fue formando un interesante compendio de crónicas que hoy podemos encontrar en su libro "Diarios de bicicleta"; ciudades como Berlín, Estambul, Buenos Aires, Manila, Sidney, Londres, San Francisco y por supuesto Nueva York, son algunas de las rutas que David Byrne comparte con los lectores y fans a lo largo de 345 páginas, donde además de sus aventuras y reflexiones, comparte algunos de sus famosos diseños de estacionamientos de bicicletas, rolas favoritas y hasta comentarios políticos.

Byrne habla acerca de su relación con la bicicleta y destaca los atributos que este transporte nos brinda, por ejemplo, menciona que es un transporte eficaz, sencillo y popular, que al mismo tiempo sensibiliza al conductor en diversos aspectos ya que lo obliga a percibir de una forma distinta su entorno, a conocer a fondo su espacio vital y por supuesto, a ejercitarse.

En propias palabras del autor - cito - "Para mí, la sensación física del transporte autoimpulsado, junto con la impresión de autocontrol inherente a esa situación sobre dos ruedas, tiene un efecto vigorizante y tranquilizador que, aunque pasajero, me basta para estar en centrado el resto del día".

Cabe destacar que David Byrne  es uno de los pilares de el gran moviemiento ciclista que hoy sacude a la Gran Manzana. Desde hace más de 30 años David Byrne se mueve en bicileta por todo Nueva York, conoce cada recoveco de la ciudad y cada pedaleada la traduce en un registro emocional, musical y visual donde los colores y las formas toman protagonismo.

Si eres usuario de transporte sustentable y valoras tus trayectos a bordo de tu bici o patineta, este diario te tocará fibras sensibles y te enseñará a ver la vida desde otra pespectiva.

Diarios de Bicicleta by David Byrne
Editorial Sexto Piso
traducción de Marc Viaplana