FYI.

This story is over 5 years old.

Basement Jaxx quiere que bailes y tires buena onda

Nos sentamos con Simon y Felix y nos contaron todo acerca de cómo era hacer fiestas con Daft Punk y DJ Sneak en los 90s.
26.7.14

Foto cortesía de THESUPERMANIAK

Cuando me enteré que Basement Jaxx estaban en la ciudad para dar un show en Hoxton, me llené de una emoción del nivel de un niño de diez años. Probablemente fue porque fue la primera vez que los conocí, en-no me juzguen, por favor-esas populares compilaciones Now Dance que eran la pesadilla de la existencia de mis padres. Ahora que ya soy (más o menos) un adulto, tuve la oportunidad de sentarme con Simon y Felix para escuchar acerca de su nuevo álbum Junto,  el cual se trata acerca de tirar la buena onda y el efecto mariposa, y hacer fiestas con Daft Punk y DJ Sneak mientras que yo aún me encontraba memorizando mis horarios.

THUMP: Su nuevo álbum, Junto, que saldrá a la venta el 26 de agosto, es mucho más ligero y menos introspectivo que Scars. ¿Qué fue lo causó este sentimiento tan distinto?

Simon: Primero que nada, nos tomamos un pequeño descanso antes de este álbum al final de 2009. Hemos completado nuestro contrato XL, y hemos producido una década de álbumes y salido de gira en gira. Ha sido una época genial pero necesitamos tomarnos un descanso, y la idea de comenzar a ciegas con un nuevo álbum simplemente parecía muy  obsoleto. Así que nos tomamos un descanso, contemplamos el panorama musical y cambiamos bastante, decidimos comenzar nuevos proyectos, como soundtracks para películas y piezas orquestales-en realidad sólo exploramos la música por su propio bien. Finalmente, hace un par de años finalmente sentimos que estábamos listos para hacer un nuevo álbum. Definitivamente queríamos hacer un álbum que fuera ligero, porque nuestro último álbum Scars, fue más introspectivo y sombrío en su composición, creo que estábamos un poco cansados del mundo en ese momento. Así que en realidad deseábamos hacer algo que fuera más allá, sobre lo bueno que hay en el mundo y cómo se conecta el mundo, acerca del efecto mariposa y esparcir la buena onda en general. También queríamos hacer un álbum con rolas que pudiéramos tocar en nuestros DJ sets, porque ha pasado mucho tiempo desde la última vez que tocamos nuestras propias rolas en nuestros sets.

¿Cómo afectó el cambio de estudio al nuevo álbum?

S: [risas] Sí, nos cambiamos de estudio, lo cuál parece haber afectado bastante a nuestro estado de ánimo-habíamos estado en el mismo estudio durante aproximadamente diez años con un techo lleno de goteras y sin ninguna ventana. Los chicos con los que compartíamos el estudio hacían Garage y Drum n Bass, y se la pasaban toda la noche fumando mota y no podían ni ir al baño y meaban en botellas y luego dejaban las botellas afuera. A veces llegábamos en la mañana y estaban estas botellas con orines en el corredor, y decíamos "¿Neta? Nosotros somos músicos de verdad, somos profesionales, tenemos hits, ¿qué estamos haciendo? Así que buscamos un estudio y encontramos uno en King's Cross, el cuál es mucho más ligero en comparación con el anterior. Creo que fue una de las mayores influencias en el enfoque del nuevo álbum. Después de pasar años en un estudio oscuro, toda esa luz y la posibilidad de ver todo Londres, es simplemente genial.

No han traído su nuevo show a Norteamérica, ¿es algo que esté en sus planes?

S: El show en vivo no es realmente como una entidad en sí misma. Hay mucha gente en Inglaterra y Europa que viene y ve nuestros shows, incluso si no tienen ninguno de nuestros álbumes, no conocen muy bien nuestra música, pero es única y vienen a vivirla en persona. Nos encantaría llevarlo, pero hay 24 personas involucradas en el proceso-es una producción enorme. Tiene que haber una demanda suficiente.

¿Cuándo comenzaron a desarrollar el acto en vivo?

S: Cuando éramos DJs en los 90s y cuando nos firmo XL pensamos "deberíamos comenzar a tocar en vivo", fue raro como productores comenzar a tocar en vivo, pero Daft Punk estableció el precedente. Sólo eran ellos dos detrás de una mezcladora con algunos visuales y todo eso era tan nuevo en los 90s, sabes, fue totalmente distinto. Y así lo hicimos, un percusionista, algunos cantantes-nos sentíamos tontos ahí parados detrás de la mesa y queríamos darle a nuestra audiencia algo en lo que se pudieran involucrar, y desviar la atención que nos estaban dando. Actualmente es increíble, tenemos disfraces maravillosos, gran iluminación, siete cantantes que representan a todos esos personajes apropiadamente, toco mucho la guitarra, algo de teclado, Felix hace todas las partes como DJ y la mezcla, alguna vez tuvimos una bailarina de ballet y un robot. Es realmente un festín para los ojos.

¿Nos puedes decir un poco acerca de las fiestas que han hecho en Brixton con Daft Punk y DJ Sneak como estelares en los 90s? ¿Cómo fue que pasó?

Felix: Bueno, eso fue en el 97 ó 98 o algo así, y básicamente comenzamos a hacer fiestas en Brixton, porque eran gratuitas, y podían durar toda la noche. La primera fue en un restaurante mexicano, luego en un sótano de una iglesia, y yo conseguía un sistema de sonido enorme de Essex que era demasiado grande para el lugar. Probablemente cuando Daft Punk y Sneak vinieron, fue cuando estábamos en el tercer espacio. Fue con una amiga mía, Fiona, su trabajo era conseguir la gente, mi trabajo era conseguir al talento y hacer los carteles y los volantes. Eran principalmente nuestros amigos en el comienzo, y para cuando Daft Punk había estado tocando por un tiempo, y ya tienen onda. La música era muy underground, trataba de emular a Nueva York, y estuve ahí un poco después porque me di cuenta de que andaba detrás del dinero. Cuando vinieron Daft Punk y Sneak, creo que no se le pagó a ninguno de los dos, no les pagaban en ese punto, y los discos siempre saltaban-recuerdo cuando Eric Morillo vino y mezcló en Ministry Sound , y quería venir a nuestra fiesta porque pensó que sería bueno para su credibilidad-y genuinamente quería hacerlo-y recuerdo verlo llegar con su chamarra de piel súper elegante. Rockeó, fue brillante, y luego le devolvimos su chamarra, completamente cubierta con cenizas y cerveza y Dios sabrá qué mas. Le pedimos muchas disculpas. Pero se divirtió mucho así que no le importó.

¿Por qué estaban tan preocupados por el crecimiento de las fiestas?

F: Fue cuando Face Magazine hizo un artículo sobre nosotros, porque se enteraron de lo que estaba pasando, y estaba muy preocupado por los hipsters y los fashionistas yendo de escena en escena cada semana. Fue muy real, la mezcla de gente que había estado antes. Sólo había esta fascinación mutua y estos grupos raros que no salían. Cuando de repente había filas que le daban la vuelta a la esquina, pensé "Ok, tengo que dejar de hacer esto pronto, necesito cerrarlo". Estaba muy preocupado, siempre tuve mucho miedo de la industria musical, tal vez se remite a que mi padre es un pastor, pero crecí con sospechas como .. los medios, la industria musical, la industria de la TV, los socialistas de champaña, tenía una lista de gente de la cual cuidarme. Sentía que era el tiempo de avanzar.