FYI.

This story is over 5 years old.

THUMP investiga la electrónica japonesa. Parte 1: Los productores que tienes que oír

Primera parte de la serie de THUMP acerca de la música electrónica japonesa y su alcance global.
31.7.14

Si has vivido en Japón, escuchado acerca de Japón, o resides en el Planeta Tierra y te interesa la vida fuera de tu propia cabeza, entonces estás consciente de que Japón es una nación con un acervo cultural bastante rico. Seguro, está el Nintendo y el Sushi, máquinas expendedoras donde puedes encontrar virtualmente todo, y también Pokémon, pero si miras más hacia el fondo encontrarás una escena musical prolífica, productiva e innovadora. Esta es la primera parte de una serie que observa a la música electrónica, su evolución e impacto global.

No hay escases de fans para la música en Japón, y dos de los más notorios a últimas fechas son productores- el beatmaker canadiense Ryan Hemsworth y el peso pesado del EDM Porter Robinson. Renacentista de Pokémon y experto sobre todo lo que tenga que ver con Japón, Hemsworth ha estado difundiendo la escena durante un tiempo, lanzando tracks con la productora de Sapporo, Qrion y ganándose a pulso un remix del tokiota Taquwami. Le dijo a THUMP en junio que estaba "muy enamorado con todo lo que hay en Japón", agregando que "La música y el cine son muy extraños". Este amor también se extiende a la cantante JPop Kyary Pamyu Pamyu. Mientras que Kyary Pamyu Pamyu no es una artista de música electrónica, ha desempeñado un papel muy importante en llevar la cultura japonesa fuera del país. La superestrella japonesa ha reunido más de 65 millones de visitas en YouTube, sin embargo, es relativamente desconocida de este lado del mundo. Su álbum  Pika Pika Fantajin es el primero en llamar la atención de los medios occidentales, incluyendo Vice que la llamó "el raro futuro que este género [el JPop] necesita con desesperación". La razón por la cual el asenso de Kyary Pamyu Pamyu tiene mucho valor para la música electrónica japonesa es que, en el caso de varios productores japoneses, la electrónica y el pop forman una especie de relación bizarra. Productores como AZUpubschool y Tofubeats hacen referencias estilísticas al JPop de forma tanto visual como sónica, pisando la delgada línea entre lo sabrosamente naco y corriente.  Recientemente la productora británica SOPHIE anunció una colaboración con Kyary Pamyu Pamyu, ejemplificando cómo la cultura mainstream japonesa está siendo jalada hacia la escena electrónica alternativa occidental. También ha mostrado paralelismos dentro del mainstream occidental, con Avril Lavigne tomando prestado de ese género en su último track  "Hello Kitty", pero vamos a alejarnos de ese tema. Porter Robinson ha aceptado que está obsesionado con Kyary Pamyu Pamyu, incluyéndola en un playlist de Spotify curado por él mismo el mes pasado. Su Essential Mix para la BBC estuvo repleto de productores japoneses incluyendo a Avec Avec y fu_mou. Con el respaldo de productores como Porter, es sólo cuestión de tiempo antes de que los promotores comiencen a estar ansiosos por traer de gira a productores japoneses a nuestros países. A continuación, cinco productores que cubren el amplio espectro de la música electrónica actual en Japón:

QRION

Originaria de Sapporo, la cuarta ciudad más grande de Japón, Qrion es probablemente conocida por haber sido incluida en el track de Ryan Hemsworth, "Every Square Inch", publicado el mes pasado. Sin embargo, parece haber un trasfondo más profundo, con un Soundcloud repleto con un montón de tracks publicados a lo largo de los últimos dos años, incluyendo remixes para TokiMonsta y Glitch. Su último lanzamiento es un EP titulado Sink, seductor por sus sintetizadores cálidos y melancólicos con guitarras muy sutiles. Los sampleos con vocales japonesas corren por debajo, como lo indica el título del track, como si nos remontáramos a la música para Geishas. En "Mizu" lanza un beat punchis-punchis con teclados deephouse, mostrando conocimiento de lo que se encuentra actualmente en voga en la música occidental manteniendo el estilo característico de Japón. La música se publicó a través de la discográfica Sense, con base en Sapporo, la cual tiene una agrupación con una curaduría estrechamente local que es un claro ejemplo de la fuerza de la música electrónica en el país.

AZUpubschool

AZUpubschool es un productor de Kioto que fabrica en masa rolas que suenan como House de Chicago cruzado con sintetizadores inspirados en el animé. Los teclados clásicos House se encuentran pulsando a lado de sintetizadores glitch infantiles con el tempo en una espiral fuera de control: cualidades propias de la animación japonesa. La mayoría de sus tracks se encuentran alrededor de los 140 BPM y brillan con samples de vocales con tonos muy altos y energía descontrolada. Basta con escuchar una vez su EP más reciente, Angel Whim, para comenzar a hacer comparaciones con productores australianos como Wave Racer and LDRU en términos de la cascada de percusiones y el paisaje al estilo de Mario Land. Interesantemente, el enigmático AZUpubschool publicó Angel Whim en el sello polaco independiente Sequel One Records el cual firma predominantemente a artistas polacos. También ha publicado música en la discográfica de Tokio, Maltine Records, la cual se ha convertido rápidamente en una de las plataformas de música electrónica más innovadoras del país.

Tofubeats

Otro artista publicando música en Maltine Records es Tofubeats, que recientemente ha sido respaldado por Diplo. Este mes proporcionó un arriesgado set lleno de JPop para el show 1Xtra de Diplo para la BBC, "Diplo and Friends". El productor con base en Kobe tiene una clara admiración por el JPop ya que oscila entre dicho género y los escurridizos beats llenos de funk. Luego de escuchar su Soundcloud, habrás sido perdonado por estar ligeramente confundido con respecto a los resultados. En un momento está remixeando al DJ Parisino Paraone con una fineza R&B suave y al siguiente entrega un track titulado "God of Disco" el cual suena como la respuesta japonesa a Pharrell. Su música energética y bipolar ejemplifica el encanto actual de Japón – un país que puede pisar la delgada línea entre lo naco y lo genial.

Taquwami

El productor con base en Tokio Taquwami es otro creador de beats anticipado por Ryan Hemsworth. Hemsworth es tan fan que incluyó su remix de "Perfectly" en su EP de 2013, Still Awake. En términos de estilo, la producción de Taquwami resuena mejor con la característica música retorcida inspirada en el hip-hop de Hemsworth. Al contrario de muchos productores japoneses, Taquwami es cuidadoso y sutil, a menudo creando paisajes sonoros distantes con un ruido irregular por ahí. Su último track "Kamakura", es exactamente eso. Un sintetizador burbujeante se encuentra encima de un bajo conmovedor pero irregular, creando una atmósfera que tiene la intención de ser escuchada más como Flying Lotus que ser soltada en un club. Piensa en Lapalux y  Nosaj Thing en lugar de la anarquía del JPop.

Mii

La productora tokiota Mii claramente ha escuchado los rumores de la admiración de Porter Robinson por la música japonesa. Su remix para "Sad Machine", de su próximo álbum Worlds, es su track más tocado, y aún así, raramente suena a todo menos a un productor japonés como los mencionados aquí. Su ataque pesado de sonidos dubstep se encuentra en algún punto entre Knife Party y el soundtrack de Tekken. En vez de hacer referencias al animé japonés y el JPop, corre junto con la intensidad de los videojuegos de disparos a lado de las tumultuosas fiestas de bodega para crear un sonido que es tan emocionante como incómodo. Acaba de lanzar un mini-álbum, Textural Nightmare, el cual es su resultado más pesado hasta el momento. Tal vez, como era de esperarse, está publicando música a través de una discográfica tokiota llamada Murder Channel.

Sam Murphy escucha música de diversos husos horarios y está al corriente de lo que pasa en ambos hemisferios. Escribe para The Interns, que nos traen esta serie continua sobre la Música Electrónica Japonesa.