FYI.

This story is over 5 years old.

Acid Resistance: montando la resistencia

Este colectivo se trata de mar, arena, resistencia y mucho acid techno.
Acid Resistance Beach Festival. Foto tomada de Youtube.

La mejor introducción para este grupo es que tiene algo que ninguno otro colectivo en Colombia posee hasta el momento: un festival en la playa. El Acid Resistance Beach Festival nació en 2010 y se ha hecho en Taganga, Buritaca y Playa Limón, siendo uno de los proyectos más ambiciosos de esta iniciativa, que recibe el mismo nombre, así como su sello Acid Resistance Records. Este último es uno de los pocos sellos que prensa en vinilo en el país, y está apadrinado por Stay Up Forever Records, un sello representativo del acid techno en el mundo.

Publicidad

Precisamente fue este género el que unió a la gente del colectivo, o como le dice David Valencia "nos unió nuestra tendencia ácida". Valencia, que en los decks se llama Zyco, y Citrick Polly, empezaron a comandar esta nave underground, empezando a dar a conocer el género en el país. Luego en 2007, y a partir de fiestas en las que coincidían, varios miembros se añadieron a la resistencia, interesados de igual manera en el sonido agresivo del género. Actualmente, y después de que el colectivo está conformado por Zyco, Sayith ,Castillo, Raveophonic, Yario, y Decko, cada uno dándole un enfoque distinto en la parte artísitica, y en la parte visual lo componen Latex, Nefasto, F3 y Biomáquina.

A pesar de que saben que muchas veces están haciendo de abogado del diablo con un género que no es lo mainstream en el país, Zyco afirma que esto les ha dado mucho respeto en la escena underground: "No andamos pendientes de la moda, aunque es difícil de hacer en una escena que se basa mucho en lo comercial". Hablamos con él de este género, del festival, y de cómo ha sido mantener una resistencia durante casi diez años.

Hasta ahora, ¿cómo definen lo que han recorrido siendo Acid Resistance?

Creo que hablo por todos cuando digo que, sin duda, lo mejor de este recorrido ha sido conocer a tantos artistas de primer nivel, y al mismo tiempo poder crear nuestra propia música y tener nuestro propio público. Sin embargo también hemos tenido nuestros momentos difíciles. Todos acá sabemos que llevamos años trabajando por una música que no es moda, lo que hacemos lo hacemos porque somos una resistencia.

Publicidad

¿El Acid Resistance siempre se trató de Acid Techno? ¿A qué sonaban antes comparado con estos días?

El Acid siempre ha sido nuestra base, y de ahí en adelante hemos cambiado más que nada por el contacto que hemos ido teniendo poco a poco con la tecnología durante estos años. La comprensión de este contacto nos ha ayudado mucho mejorar en nuestro sonido, tanto colectivamente como individualmente; de a poquitos cada artista está llegando al punto musical que sueña.

¿Cuál creen que ha sido el espacio que se han ido haciendo en la escena nacional? ¿Qué le han agregado a esta?

Pienso que por el género al que nos hemos dedicado, le aportamos diversidad, y un espacio diferente, musicalmente hablando. Aparte de esto, tenemos un valor agregado que es la energía que cada uno transmite con su música, y no solo porque de por sí el acid tiene muy buena vibra, sino que cada uno, a nuestra manera, le imprimimos nuestra energía a lo que hacemos en presentaciones y en estudio.

Si tuvieran que abreviar en una palabra el momento que está viviendo el país frente a la música electrónica, ¿cómo lo definirías?

Como un momento diverso.

¿A qué tipo de artistas le apuntan?, ¿Tienen alguno favorito?

Definitivamente los favoritos son los Liberators. Quién sepa de Acid, sabe a quiénes me refiero. Sin Aaron, Chris y Julian liberators no existiría el acid techno hoy en día.

¿Cómo nació el Acid Resistance Beach Festival? ¿De dónde salieron con la idea?

Publicidad

Todo empezó como una necesidad, porque íbamos a viajar pero no existía un espacio para nuestra música, solo cosas que nos parecían muy comerciales. Primero comenzamos armando el Beatcamp, que fue una reunión de varios colectivos, pero la desorganización no nos dejó prosperar. Sin embargo nosotros seguimos con la idea de nuestro paseo e hicimos la primera versión del festival cerca a Taganga. Nos enfocamos desde el comienzo del festival en tener un espacio underground en la playa enfocado en el techno y el acid techno, sin dejar por fuera otros géneros como el drum and bass y el hardtechno.

¿Después de eso qué otras playas utilizaron?

Las tres primeras versiones fueron en las playas de Taganga. Luego hicimos un cuarto en el Tayrona, que ha sido el más guerrero porque lo hicimos en una playa donde no había luz ni vías de acceso. Este año empezamos a hacerlo en Buritaca y tuvimos muy buena acogida por parte del público.

Por más acogida que haya tenido el acid acá, siento que igualmente es un género que siempre va a sonar muy foráneo, como si tuviera mejor acogida en países europeos que de este lado del trópico. ¿Respecto a estos países, cómo ves el panorama electrónico actual?

Yo siento que no pasa tanto lo que dices, en estos momentos pienso que estamos a la par de muchos países de afuera, e incluso algunas veces nuestra escena está mejor, más fortalecida que la de otros países.