FYI.

This story is over 5 years old.

DJ Rashad, 1979-2014: ¿Por qué era importante y por qué lo vamos a extrañar?

Rashad Harden se subió al arco de la música house de Chicago desde su infancia, iniciando su carrera como bailarín y DJ desde 1992.
29.4.14

La noche del domingo sobre la calle 87 en el South Side de Chicago, el incesante ruido de sub bass, tennis rechinando y animado tiradero de mierda llegó a un alto cuando los bailarines y DJs de Battlegroundz compartieron un momento de silencio para DJ Rashad. Manos en forma de L flotaban en el aire para celebrar la Vida, las cabezas inclinadas en respeto al representante más poderoso del movimiento del footwork, el único sonido por un momento duradero fue el click de alguna cámara de celular que capturaba la escena. Este fin de semana Chicago perdió a uno de sus soldados, un hombre que había sido obsesiva y decididamente devoto a la música de su ciudad desde que se unió a su primer crew de baile hace casi 20 años. Y a lo largo de los tours intercontinentales, listas de álbum de fin de año y tocadas de alto perfil, el siempre humilde DJ y productor nunca olvidó sus raíces.

Publicidad

Nacido en Hammond, Indiana, Rashad Harden se subió al arco de la música house de Chicago desde su infancia, iniciando su carrera como bailarín y DJ en 1992 para el grupo House-O-Matics. Desde los 90s hasta principio de los dosmiles, Rashad y su compañero Spinn se convirtieron en DJs de gran demanda alrededor de la ciudad, tocando para enormes multitudes de adolescentes en venues como el Dolton Expo Center y el Markham Roller Rink. A principio de los dosmiles, cuando muchos de sus contemporáneos aún estaban atorados en el ghetto house, sonido orientado hacia fiestas (de clasificación X), Rashad ya estaba experimentando con tempos acelerados y ritmos abstractos de lo que ahora conocemos como el footwork. Junto a amigos y frecuentes colaboradores como RP Boo, DJ Clent y Gant-Man, llamó la atención de la comunidad internacional de música de una manera que no se veía desde mediados de los 90s.

Con la llegada de los 10s, la música footwork despierta el interés de los club kids y experimentalistas en el extranjero, gracias en parte a los creadores de tendencias que estaban dando lo mejor de sí para traer el evangelio a casa. El 2010 lo vio tocando en Paris y haciendo su debut en la ciudad de Nueva York también, mezclando junto con el pionero del Jersey y Baltimore club, DJ Tameil y su amigo cercano Dave Quam, quien también proveyó a Rashad con uno de sus mayores piezas de publicidad—un artículo de portada en XLR8R—que continúa siendo uno de los artículos más autoritarios sobre este estilo de música y baile.

Publicidad

En el 2011 se asoció con el promotor neoyorquino y DJ Jamie Imanian-Friedman, aka J-Cush para fundar Lit City, un sello y una serie de eventos que trajeron a muchas de las estrellas de juke y footwork de Chicago por primera vez a Brooklyn. La primavera y verano de ese año fue la primera vez que la mayoría de los creadores de tendencias en Nueva York escucharon juke y footwork en vivo, y cuando el novato DJ Manny presumió sus bangs y obras en el sótano Santos Party House una noche de abril, fue una de las primeras veces que cualquiera fuera de Chicago había visto pies moverse de esa manera. Para el 2012 Rashad viajaba regularmente entre Nueva York, Chicago y Europa—haciendo muchas paradas en el Reino Unido, de donde había recibido uno de los apoyos iniciales de parte de la familia Night Slugs y del fundador de Hyperdub, Kode 9.

Ahora, el movimiento que Rashad inició es más grande que Chicago: es una fuerza global construida alrededor de un conglomerado de fans, amigos y colaboradores conocidos como Teklife. Hay fiestas de footwork en Belgrado y Polonia. Hay batallas de baile en Tokio y fiestas de Año Nuevo en Brooklyn con cientos de chavos haciendo fila cuadra tras cuadra.

Siempre existió cierto tipo de urgencia en la música de Rashad que ha hecho que sus apóstoles quieran ser más que meros fans. Quieren ser Teklife ellos mismo, devotos gritando desde las azoteas para que todos puedan entender, como lo hacen ellos, que este es el futuro de la música. El estilo del que fue pionero Rashad está tan liberado de lo convencional, es tan profundamente experimental, que para ser fanático hay que marcar senderos en el paisaje de la música dance que a menudo se pueden sentir tibios en comparación. Es gracias a esta originalidad que el crew Teklife permanece tan cercano, aún a través de fronteras aparentemente infranqueables—todos están compartiendo un secreto del cual el mundo aún no se ha enterado.

La manera en que Rashad lo veía, es que cualquiera podía ser Teklife si quisiera, por lo que el mensaje se esparció por doquier y pegó rápido. Finalmente fue la propia perspectiva de Rashad sobre la vida—inclusiva, de mente abierta y de bienvenida—que nutrió este movimiento global musical tan unido, convirtiéndolo en la familia que es el día de hoy.

Para conocer más sobre el colectivo Teklife de Rashad, checa nuestro corto Making Tracks: Chicago Footwork