Champions League

Jugadores del Paris Saint-Germain contemplaban perder holgadamente, según video

Un video grabado previo al juego de vuelta, revela que los jugadores del PSG hacían "alegres cuentas". Contemplaban la posibilidad de perder holgadamente, pero aun así avanzar. Los cálculos no les salieron
10.3.17

En un par de videos publicados antes de su tragedia en el Camp Nou, y seguramente con el ánimo relajado por los cuatro goles de ventaja que habían logrado en el juego de ida en casa, Marco Verratti, Thomas Meunier, Blaise Matuidi y Julian Draxler, jugadores del Paris Saint-Germain, discuten sus posibilidades en la vuelta. Entre risas hasta plantean un marcador adverso de 5-1, que aseguran, no los habría puesto tan tristes si de cualquier manera avanzaban.

Ahora sabemos que para nada la pasaron bien, que la gente ha hablado mucho más de lo que imaginaron y que no fueron cinco sino seis goles.

Publicidad

¿Si perdemos 5-1, pero avanzamos, estarían felices?, preguntó Marco Verratti.

"No, estaría molesto", respondió Meunier.

"Estaría feliz", dijo Draxler.

"Sí, estaría feliz", se sumó Matuidi.

Verratti no estuvo tan de acuerdo con los comentarios de sus compañeros: "Si me lo hubieran preguntado antes del primer partido, estaría feliz; pero si pasa ahora estaría enojado, aun si avanzamos".

"Claro, pienso lo mismo. Si pierdes 5-1, entonces la gente se burlaría de ti", alegó Meunier.

"Pero avanzaríamos por haber anotado cuatro goles en el primer partido", dijo Verratti.

"Sí, avanzas, pero para la gente sería como: PSG, creímos que eran fuertes, pero perdieron 5-1 en Barcelona. Eso no está bien", replicó Meunier.

Matuidi cuestionó: "¿Cuál es tu escenario ideal, Thomas?, ¿anotar rápido?, ¿ir al medio tiempo con el marcador 0-0?"

"Ellos no tienen otra opción mas que atacar, nosotros tenemos que presionar", respondió Meunier.

"Creo que anotaremos en el primer tiempo", dijo Draxler mientras los demás asintieron.

"Creo que dejarán espacios…", se escucha al finalizar la primera parte del video; en el siguiente hablan de la enorme cancha del estadio culé y de algunas volteretas que sufrieron con sus antiguos clubes.