videojuegos

Una aventura de nueve años para abrir una puerta secreta

Un jugador tardó nueve años en desbloquear una puerta que llevaba mucho tiempo oculta. Sin embargo, una vez lo hubo logrado, el jugador desapareció, dejando muchas incógnitas sin resolver.

por Patrick Klepek
10 Enero 2017, 5:00am

En el MMO Tibia hay una puerta en la que puede leerse un sucinto mensaje: "Lo que ves es una puerta de experiencia para el nivel 999. Solo aquel que sea digno pasará". El pasado agosto, un jugador llamado Kharsek logró atravesar la puerta, después de nueve años de esfuerzo para llegar al nivel 999. Sin embargo, una vez hubo cruzado, Kharsek se esfumó, llevándose consigo los secretos que se esconden al otro lado.

La puerta misteriosa se ha convertido en el secreto más hermético de Tibia desde que se agregó al juego en 2005. Durante mucho tiempo, los desarrolladores me habían asegurado que no había nada al otro lado y todo quedó en una anécdota que circulaba entre los miembros de la comunidad, un "¿Qué pasaría si…?" que seguía sin respuesta.

"El objetivo principal era claramente incitar a los usuarios a seguir jugando, pero lo cierto es que los creadores no imaginaban que alguien fuera a alcanzar el nivel 999", nos cuenta el coordinador del proyecto de Tibia, Martin Eglseder.

Pero alguien lo hizo.

Esta es la puerta que lleva décadas suscitando la curiosidad de muchos jugadores.

Tibia, uno de los títulos MMO más antiguos de internet, se lanzó en 1997. Casi veinte años después, todavía hay gente que lo juega regularmente. En el momento de escribir este artículo, hay 12.701 usuarios jugando a Tibia. No es un título apto para los que se asustan fácilmente, ya que se trata de un RPG online de los duros, de los que hacen sudar a los jugadores. Así, cuando un personaje muere, el sistema de juego le retira automáticamente un porcentaje de la experiencia acumulada, una porción que puede significar varios días de dedicación al juego en la vida real. Pero ese es precisamente el elemento que engancha a tantos jugadores.

"La mezcla entre la durísima penalización por morir y la elevada curva de progresión de nivel es lo que hace que el juego sea tan divertido", afirmaba Mathias Bynens, propietario de TibiaMaps, un blog en el que se enumeran a modo de crónica los cambios que van produciéndose en el mundo de Tibia. "Cuando subes de nivel tienes la sensación de haber logrado una gran hazaña, y escapar de una situación peligrosa supone un verdadero alivio".

Tibia nació como el proyecto de aficionado de cuatro estudiantes de informática alemanes. El éxito inesperado del juego les llevó a crear CipSoft. Hoy el juego tiene casi dos décadas de antigüedad y, pese a ello, los chicos de CipSoft aseguran que cuenta con cerca de 500.000 jugadores activos repartidos en 200 países.

"Como dijo una vez un jugador, 'Las amistades que haces en Tibia son para toda la vida'", dijo Eglseder. "Esa es una de las razones por las que muchos son fieles al juego o vuelven a él después de un 'retiro' más o menos largo. Muchos llevan con Tibia desde el principio, por lo que el juego ha pasado a formar parte de sus vidas. Son tibianos".

A menudo, los tibianos muestran verdadera obsesión por conocer hasta el mínimo detalle del juego. Pero en Tibia los verdaderos secretos no abundan. Por eso resulta tan atractiva esa puerta cerrada a cal y canto: porque, por una vez, todo el mundo está en igualdad de condiciones y nadie sabe nada.

En Tibia no hay un límite al nivel que un personaje puede alcanzar. Si un jugador quiere, podría pasarse el resto de sus días subiendo de nivel. Y el reto de atravesar una puerta solo si se tiene el nivel 999 está precisamente en la extrema dificultad y la inversión de tiempo que supone subir de nivel en este título. Pero estos elementos no parecieron ser un impedimento para Kharsek, que se unió por primera vez a la comunidad en 2007 y es el único jugador que ha alcanzado el nivel 999.

"Es impresionante que Kharsek haya llegado al nivel 999", confesó Bynens. "Y que lo haya hecho en poco menos de nueve años y simplemente increíble".

Los desarrolladores coinciden con Bynens y me aseguran que nueve años "se considera bastante poco tiempo según los tibianos".

Kharsek es un jugador bastante solitario, aspecto que se ha acentuado desde que logró la hazaña de cruzar la puerta, captando así la atención del resto de jugadores. "Solo sé que es un jugador de Brasil muy reservado", explicó Bynens, "lo cual no me sorprende, visto que en el juego los fans lo acosan a todas horas". Yo tampoco tuve suerte en mis intentos de contactar con él.

Entonces, ¿qué hace falta para llegar a nivel 999 en Tibia y tener el privilegio de poder abrir la misteriosa puerta? Bien, vayamos por partes. Pasar del nivel 19 al 20 requiere 15.400, y el máximo que se obtiene por eliminar un jefe de nivel alto son 35.000. Para pasar del nivel 49 al 50, la cantidad asciende a 112.900. Una vez alcanzado el nivel 50, habrás acumulado un total de 1.847.300 XP. A nivel 100, el total de experiencia es de 15.694.800.

¿Y para pasar del nivel 998 al 999? Pues hace falta el equivalente en puntos a pasar del nivel 1 al 145, esto es, 49.650.700 puntos de experiencia. Según un sitio web en el que se analizan las estadísticas de juego de cada jugador, solo hay cuatro jugadores que superan el nivel 900. Es decir, que el jugador que más cerca está de lograr la hazaña de Kharsek se encuentra 60 niveles por debajo de este.

En el supuesto de que contara con un equipo de jugadores que le curaran y le ayudaran con otras tácticas, Bynens calcula que Kharsek estuvo ganando cerca de 5 millones de XP por hora. A ese ritmo, costaría unas nueve horas de juego ininterrumpido pasar del nivel 998 al 999.

Pero Bynens no es el único que ha estado siguiendo de cerca el progreso de Kharsek, como demuestran los varios vídeos que hay en YouTube de los hitos que este formidable jugador ha ido alcanzando.

La puerta del nivel 999 ha traído a los jugadores de cabeza durante años, pero cuando suscitó el máximo interés a raíz de una publicación de Reddit en la que se anunciaba que Kharsek estaba a punto de alcanzar el nivel 999.

"Nunca en mi vida había oído hablar de este juego", dijo alguien en un comentario, "y de repente lo más importante para mí es que este capullo abra esa puta puerta".

Los desarrolladores se habían estado preparando para ese momento mucho antes de que Kharsek llegara al nivel 999.

"No podíamos decepcionar a todos los jugadores después de alimentar este secreto durante tantos años", afirmó Eglseder. "Pero no puedes satisfacer todas las expectativas que tienen los jugadores en él, por mucho que lo intentes. No es posible contentar a todo el mundo".

Respecto a la decisión de qué debería haber al otro lado de la puerta, los desarrolladores pensaron en algo que consideraron sería "lo mejor para el juego en su conjunto y a largo plazo".

Vivimos inmersos en la cultura del postureo y a nadie habría sorprendido que Kharsek se pavoneara de haber descubierto lo que hay al otro lado de la dichosa puerta. Podría haber alimentado la expectación y haberse hecho notar, pero no fue así: Kharsek hizo lo que ningún otro jugador ha logrado hacer y cruzó discretamente esa puerta que exigía un nivel 999…

… y eso es todo. El mundo exterior no ha vuelto a tener noticias de Kharsek desde entonces. Solo silencio.

"Quizá haya cofres con recompensas", aventura alguien en un foro. "O tal vez haya PNJ… palancas con cosas ocultas… No lo sabemos. Kharsek se largó por ahí y se desconectó".

Lo que se esconde tras esa puerta sigue siendo un misterio a día de hoy, Y los desarrolladores tampoco sueltan prenda.

"No, no vamos a estropear la sorpresa", explica Eglseder. Hemos dejado que sea el jugador quien decida qué quiere explicar sobre la puerta y el secreto que se oculta tras ella".

Lo máximo que ha revelado Eglseder, quizá para calmar a los jugadores histéricos que temen estar perdiéndose algo increíble, es que "no hay ningún paquete con contenido de 'final de juego'".

¿O tal vez sí?

Posiblemente Kharsek esté molesto por el trato recibido por parte del resto de la comunidad de jugadores. A lo largo de su aventura por llegar al nivel 999, ha sido observado y boicoteado por muchos jugadores.

"Había un grupo de gente que se dedicaba a invadir sistemáticamente los puntos de generación de monstruos que frecuentaba Kharsek y matar a tantas criaturas como podían con tal de evitar que ganara más experiencia", asegura Bynens. "Otras veces, atraían a hordas de criaturas poderosas para acabar con los curanderos que ayudaban a Kharsek u obligarles a huir,  dejando a Kharsek al descubierto. Supongo que era envidia por el nivel al que había llegado". 

Pues esas personas ahora tienen otro motivo para sentir envidia, ya que Kharsek es el único que sabe qué hay detrás de esa puerta.

Sigue a Patrick Klepek en Twitter .

Traducción por Mario Abad.