Marca España

Charlando con jóvenes sobre cómo usan Wallapop

Usuarios muy activos de esta app nos explican cómo la manejan y sus trucos para comprar y vender.
11.4.17
Wallapop

Wallapop ya forma parte de nuestras vidas, es como lavarse los dientes antes de dormir o como ese cubo que todo el mundo tiene al lado de la cama, con hielo y unas buenas cervezas frías. Esta aplicación es casi esencial en el desarrollo de una vida normal, es la gran amiga de las mudanzas y las decoraciones, de la ropa de marca que pide un segundo uso y fuente de objetos que extrañamos de nuestro pasado como infantes. Dicho esto, hay gente que siempre va más allá, usuarios de primer nivel que no solo utilizan esta aplicación de una forma práctica sino que también disfrutan con demasía dando vueltas por este mundo del trueque indirecto en busca de objetos que adquirir. Gente con sus peculiaridades, sus manías y sus trucos para moverse a través de Wallapop, gente que lo primero que hace por la mañana es darse una vuelta por Wallapop a ver qué se cuenta. Detrás de cada usuario hay historias increíbles y eso es lo que intentaremos descubrir aquí.

AARON CABAÑAS, 31 AÑOS

VICE: Ese Aaron, ¿cómo van las cosas últimamente por Wallapop?
Aaron Cabañas: Pues me parece un app muy útil.

¿Tú en Wallapop vendes o compras?
Ambas.

Publicidad

Empecemos pues con la primera. ¿Qué vendes?
Creo que he vendido bastante más cosas de las que he comprado. Al principio vendía muchos muebles (coincidió con que tuve que hacer dos mudanzas), así que prefería deshacerme de muchos muebles antes que cargar con ellos. Vendía también, por el mismo tema, bastante ropa (de marca y camisetas y sudaderas de grupos de heavy) que ya no me pongo, porque ahora tengo otras prioridades en la vida.

¿A qué te refieres?
En cierta manera, me he equilibrado como persona. No quiero ni ropa de marcas que explotan niños en el tercer mundo ni camisetas de grupos que venden cofres-experiencia para sus conciertos por 2.500 euros, como si fuesen una cadena de hoteles de lujo. Luego también he vendido muchos artículos de coleccionista que a mí me ocupaban espacio y que sabía que a mucha gente le interesarían, como muñecos, figuritas, cromos, objetos de memorabilia y ese tipo de cosas.

¿Y tema de comprar? ¿Qué es eso que se merece estar en tu nueva vida?
Pues así como he vendido muchas cosas que no necesitaba o que ya no me hacían ilusión también he comprado alguna cosa que hacía tiempo que quería tener, como la antorcha de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92'.

¿Qué? ¿Original?
Pues es una de las réplicas que se vendieron en su día a los voluntarios que la llevaron, a los que después de uso se les dio la opción de comprarla y la quisieron. En ese sentido, sí, es una de las "originales", lleva su número de serie y todo.

Publicidad

¿La tienes encendida para iluminar tu casa?
¡Hahaha! Pues no sería mala idea, con tal de joder a las eléctricas. Más allá de la broma, los primeros días de tenerla me asusté un poco porque, sin querer, toqué algo y parecía que salía queroseno, pero no, tiene queroseno pero ya no prende.

¿Y por qué siempre habías querido tener una de estas antorchas?
Detrás de querer tener la antorcha está la historia de un niño de Barcelona que en 1992 tenía siete años y que presenció por televisión cómo se encendía mágicamente un pebetero con una flecha en llamas. Un niño a quien sus padres, a pesar de ser de clase obrera y no tener un duro, llevaron a ver algunas pruebas de los JJOO. Mi recuerdo más nítido fue ver con mi madre la Maratón que pasó por la Gran Vía, a la altura del Carrer Roger de Flor.

Con el paso de los años, el recuerdo seguía vivo, así que indagando, llegué a dar con la antorcha olímpica, hasta que pude comprarla. La antorcha es más un objeto simbólico, no es la antorcha en sí, es que ese es el objeto fetiche de BCN 92'.

Entonces realmente no compraste una antorcha, compraste la ilusión de un niño, sueños, esperanza.
¡Hahahaha! Sueños sigo teniendo todas las noches y esperanza es algo que se "fabrica" uno mismo. Detrás de esa antorcha está mi infancia, quizás un tanto idealizada por el paso del tiempo. Aquello que dijo Marcel Proust.

¿A quién le compraste la antorcha y cómo fue el trueque?
Se la compré a un muy buen hombre (del que no desvelaré su identidad, por estricta privacidad) quien se quería liberar de algunas cosas que le recordaban a un familiar recientemente fallecido. Entre esas cosas estaba la antorcha. De hecho, el acuerdo al que llegamos fue por la antorcha y algunos objetos más de los JJOO, que a lo mejor no me interesaban del todo, pero que, al formar parte de un pack, no hubiese estado bien no comprarlos.

Publicidad

¿Y el precio?
El precio total creo que fue más que bueno, teniendo en cuenta los precios, ya no desorbitados sino demenciales, que piden algunas personas por la antorcha. También estaba dentro de lo que un servidor, teniendo en cuenta sus orígenes humildes, se podía permitir pagar.

Los otros objetos del pack, ¿lo volviste a vender?
NO. Además de que son coleccionismo de BCN 92', cuando adquirí la antorcha y demás, prometí que cuidaría esos objetos lo mejor posible. Había una historia personal también detrás de esa antorcha olímpica. Por tanto, no lo voy a revender.

LÚA PÉREZ (20 AÑOS) E IVÁN ALARCÓN (21 AÑOS)

VICE: Muy buenas, me han dicho que compráis bastantes cosas a través de Wallapop. ¿Es cierto o es una leyenda?
Esta semana hemos comprado cinco cosas de Wallapop pero sólo hemos ido al súper una vez.

¿Qué tanto por ciento de vuestras pertenencias han sido adquiridas a través de esta aplicación?
Lúa: Diría que una de cada tres cosas que me compro.
Iván: 50%.

¿Cada cuánto tiempo miráis en el móvil movidas por Wallapop?
Lúa: Casi cada hora, no más porque siempre se me acaban los datos. Hay que estar atento porque esto va a tiempo real y a veces hay productos que duran menos de dos horas en la app.
Iván: Cuando quiero algo en concreto lo miro varias veces al día. Si no busco nada no suelo mirar por mirar.

¿Qué tipo de material manejáis? ¿Qué compráis?
Hemos comprado desde electrodomésticos, objetivos de cámara, una gorra de capitán de barco, un juego de mesa de dinosaurios (que al final era igual que la Oca), libros, marcos, una bola de rayos, un juego de café de Duralex, una columna tipo griega, un libro de Disneyland de los 60, un teclado Casio, una lámpara de lava, un frasco de Varon Dandy…

Publicidad

¿Qué tiene de bueno Wallapop en contraposición a comprar cosas nuevas o en tiendas de segunda mano?
Iván: Que lo puedes hacer desde casa y puedes regatear. Y que puedes comprar a cualquier hora.
Lúa: Siempre es divertido imaginar cómo será la persona que te va a vender algo. Por ejemplo, una vez me hice una hora de tren hasta Cornellá para pillarme un Casio y en el trayecto me dio tiempo a imaginarme toda la vida del vendedor.

¿Qué es lo más extraño que habéis llegado a comprar?
Iván: Unas piernas de maniquíes para construir una mesa.
Lúa: De hecho conseguirlas fue una odisea. Casi nos morimos en un accidente de bus cuando íbamos de camino al Prat a por ellas, luego nos encontramos a un tío con un pasamontañas y una bandera de España en medio de un polígono.

MARC RODRÍGUEZ, 27 AÑOS

VICE: ¿Cuánto tiempo llevas comprando en Wallapop?
Marc Rodríguez: Un par de años más o menos creo, aunque empecé a comprar por pujas y tal con 13 años.

¿Aprovechas cualquier momento para darte una vuelta por la aplicación (cagar, antes de dormir, metro…)?
Pues la verdad es que en cualquier lugar, especialmente los que mencionas ya que son momentos muy recurrentes, se ha convertido en una manera de rellenar mi tiempo libre. Si puedo hago un par de checks al día de productos que me interesan para no perderme nada.

¿Qué tipo de material es lo que más compras?
Compro sobre todo material antiguo y de colección (cámaras, guitarras, amplis…) y cosas que necesito (en realidad no lo necesito pero me gusta autoengañarme). El simple hecho de que sea un objeto que ha aguantado más de 20/30 años y no se haya estropeado me parece motivo suficiente como para que tenga más valor que cualquier objeto de hoy en día que dura dos o tres años.

Publicidad

¿Vendes?
Sí, cuando tengo algo que no utilizo y veo que puedo venderlo lo hago, pero suelo acumular trastos en casa más que venderlos.

¿Vendes cosas en Wallapop que has comprado anteriormente en Wallapop?
Si, pero sólo si las he utilizado y no me convencen o no es lo que buscaba.

¿Alguien está harto de tu fijación por Wallapop? ¿Te trae problemas esta obsesión?
Sí, mi familia está preocupada, mis colegas creen que tengo una adicción. Más que problemas la gente se sorprende que me pueda divertir haciendo algo así y lo ven como una especie de obsesión.

¿Qué momento es el que más disfrutas (buscando las cosas, recogiéndolas…)?
Pues encontrarlas. Buscar sin encontrar genera frustración e ir a recogerlas está guay, pero el momento de encontrar un chollo de los de verdad mola mucho, adrenalina pura.

¿Tienes algún truco para detectar chollos o encontrar buenos asuntos?
¡Varios! Si quiero encontrar chollos busco nombres generales, sin poner modelo ni nada y por novedades, así me aseguro de estar al tanto de lo que se va subiendo.

ANA FERU, 27 AÑOS

VICE: Hola Ana, ¿cuánto tiempo llevas comprando en Wallapop?
Ana Feru: 2 años.

¿En qué momentos del día consultas la aplicación? ¿Aprovechas cualquier momento?
Mientras desayuno (de vez en cuando).

¿Qué tipo de material compras? ¿Qué es lo que más compras?
Videojuegos, material deportivo, móvil, muebles, casco moto, decoración para el hogar, acuario, bambas, ¡de todo, hay que darle una segunda vida a las cosas!

Publicidad

¿Vendes?
Móviles, ropa deportiva, calzado deportivo, neopreno, material deportivo, ps3, videojuegos, ropa, ordenador, zapatos…

¿Cuál es tu pieza más preciada, la que te gusta más? ¿Por qué?
Mi móvil s7 edge lo compré por 400 euros, nuevo. En tienda cuesta unos 800 euros.

¿Qué material nunca comprarías por Wallapop?
Sofás, colchones, prendas íntimas…

¿Qué tanto por ciento de lo que tienes lo has comprado por Wallapop o de segunda mano?
20%.

¿Más o menos podrías decirme la pasta que te has ahorrado por haber comprado todas estas historias a través de Wallapop?
Más de 500 €, seguro.

DAVIT RUIZ, 30 AÑOS

VICE: ¿Cuándo y por qué decidiste instalarte Wallapop?
Davit Ruiz: Hace cosa de año y medio largo, pensaba que no podía vender nada y resulta que tenía cosas por casa que podría vender.

¿Cuál es tu momento ideal para consultar Wallapop (cagando, metro, antes de dormir…)?
Transporte público y antes de dormir, buscando palabras clave aleatorias.

¿Disfrutas dando vueltas por el mundo Wallapop sin comprar ni vender? Simplemente, ojeando. ¿A qué se debe esta actitud? 
Me encanta, disfruto viendo que me ofrecen otras zonas de la ciudad, imagino que a todos nos gusta acumular cacharros y que constantemente luchamos para que eso no ocurra, Wallapop lucha en contra de eso ofreciéndonos suplir nuestras necesidades lo más cerca posible de nuestra casa.

¿Qué idea extraes del mundo que nos rodea a partir de mirar Wallapop?
La gente acumula chorradas sin sentido.

¿Hay algo que te gustaría encontrar en Wallapop pero que no hay manera?
Así está genial, es un mundo que se auto regula.

¿Vendes cosas en Wallapop que has comprado anteriormente en Wallapop y más tarde vuelves a comprar algo similar porque necesitas eso que antes compraste y vendiste por Wallapop?
No, ojalá no verme involucrado nunca en semejante torbellino.