FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Este robot dibuja como un ser humano

¿Puede un robot crear arte? El artista Patrick Tresset está intentado averiguarlo con el robot creador de dibujos lineales 'Paul-IX'.
26 Noviembre 2014, 10:23am
Imágenes cortesía del artista, vía

¿Puede un robot crear arte que hable sobre la condición humana? Esta es una cuestión que se plantea el artista e investigador Patrick Tresset con Paul-IX, un robot automático creador de bocetos que convierte datos visuales en bocetos "dibujados a mano" con lápiz. Si es posible diseñar robots capaces de hacer que los humanos empaticen con ellos, estos podrían estar a solo un paso de poder empatizar con nosotros.

Tresset ha estado trabajando con robots creadores de arte durante años en una exploración en curso de la que te hablamos en el 2011, cuando los robots Paul y Peter fueron presentados en la galería londinense Tenderpixel. Por aquel entonces, Paul era un joven robot que apenas había llegado a su versión I, pero aun así resultaba fascinante verle utilizar tecnología de reconocimiento de rostro para aislar la cara de una persona y luego reproducirla con tinta en un dibujo lineal cuidadosamente calculado. Ahora el robot creador de bocetos ha madurado y se ha convertido en Paul-IX, tras haber aprendido una larga serie de trucos artísticos gracias a la investigación en robótica que Tresset lleva constantemente a cabo y que le hizo ganar al autómata un lugar dentro de la exposición de máquinas creativas de la Universidad Goldsmiths en el mes de noviembre.

La investigación de Tresset combina innovaciones en el diseño robótico efectivo e investiga la forma que tiene la gente de ver el arte. En su libro escribe: "El elemento tecnológico de mi práctica tiene por objetivo el desarrollo de sistemas computacionales capaces de producir de forma autónoma artefactos que pueden considerarse obras artísticas". Tresset evalúa los resultados basándose en sus propias sensibilidades artísticas, así como a través de encuestas a críticos, comisarios y compañeros artistas. Lo que ha creado con Paul-IX es un robot capaz de interpretar de forma autónoma el mundo que tiene alrededor para crear una visión artística única. "Su estilo no es una imitación, sino más bien una interpretación influenciada por las características del robot", explica Tresset a The Creators Project.

Aunque empezó desarrollando al joven Paul como una "prótesis creativa" para ayudarle a superar un caso de bloqueo en su tarea dibujante, la representación más reciente "se dedica a dibujar bodegones a partir de la observación", explica Tresset, una clara diferencia entre una máquina para asistir a un humano y una máquina capaz de desarrollar una creatividad independiente. El artista plantea: "¿Qué sentido tiene para un robot como este dedicar su existencia a hacer ilustraciones que hablan sobre la existencia humana, en lugar de limitarse a ser un esclavo utilitario como se espera de él?". Lamentablemente, Tresset no nos da, o quizás no quiera darnos, una respuesta a esta pregunta.

Mira cómo Paul pasa el rato y observa el producto de su trabajo en el vídeo e imágenes que te presentamos a continuación:

5 robots llamados Paul dibujando a Patrick, 2012, (Paul-iii.a,b,c,d,e) foto de Tommo

6 robots llamados Paul, exposición del 2012, foto de Tommo

Para más información, visita la página web de Tresset o lee su extensa documentación sobre Paul.

Artículos relacionados:

Un robot humanoide dirigió una orquesta de luces en Japón

¿Crees que podrías empatizar con un robot?

¿Podría este robot de cocina substituir a un chef?

_Squarepusher recluta a una banda robot para un nuevo EP _