FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Entra en la alucinante escultura del directo de Flying Lotus

The Creators Project habla con Strangeloop y Timeboy, los diseñadores de la enorme escultura del directo de Flying Lotus.
6.11.14

Una representación de Flying Lotus dentro de la escultura Layer³. Imagen cortesía de Timeboy  

En el concierto que dio Flying Lotus en Nueva York dentro de su gira para presentar You’re Dead, el público estuvo contemplando al telonero Thundercat con la mirada fija en el hypercubo gigantesco que se encontraba detras de él. Todos sabían que la estructura sería la parte central del evento principal de la noche, pero nadie conocía exactamente cuál sería su función. Mientras Thundercat mantenía al público hipnotizado con sus complejas líneas de bajos, la escultura acechante permanecía inactiva sobre el escenario, atrayendo la curiosidad de todos los presentes en la sala. Pasados unos minutos, sus varias caras empezaron a iluminarse con una ráfaga de visuales fractales y la silueta de Flying Lotus apareció en el interior, pudiendo discernirse únicamente de entre sus rasgos unas gafas de aviador iluminadas que cubrían sus ojos.

“Ahora lo llamamos el concierto Layer³”, me dijo David Wexler en su estudio de Los Ángeles. Bajo el alias de Strangeloop, Wexler ha producido varias visuales para el sello dirigido por Flying Lotus, Brainfeeder, y colaboró con el también visualista John King, más conocido como Timeboy, para configurar una proyección en vivo para la gira de Flying Lotus del 2012. Esta primera encarnación de la escultura la llamaron Layer 3. Wexler explica: “Se trataba básicamente de dos proyectores, una pantalla de retroproyección y una pantalla de proyección frontal. Se consigue un cierto nivel de tridimensionalidad porque tenemos una proyección en primer plano, a Flying Lotus actuando en el centro y una proyección de fondo”. El equipo continuó usando Layer 3 para conciertos en directo, añadiendo nuevo contenido visual en cada actuación, y para esta gira Strangeloop y Timeboy transformaron la experiencia de un 3D virtual a un 3D real.

El escenario se oscureció y luego volvió a la vida con un bombo sintético sonando al ritmo de los flashes de luz que dejaban ver a Flying Lotus dentro de Layer³. Los paneles que se extienden a partir de la escultura apuntaban hacia él como enormes flechas parpadeantes. Las luces se apagaron una vez más y el artista saludó al público: “Amigos, amigos, muchas gracias por venir, pero siento informaros de que… estáis muertos”. El escenario entonces se inundó de una luz roja y azul y comenzó un espectáculo explosivo con potentes bajos acompañados de las animaciones cambiantes activadas por Strangeloop y Timeboy.

Antes de empezar el concierto los asistentes no tenían idea de qué esperar del enorme teseracto sobre el escenario

Aunque cada paso del espectáculo parece preplaneado, todo sucede de forma espontánea. “Se trata de un espectáculo improvisado en vivo”, me explicó King, “así que Flying Lotus podría tocar algo totalmente abstracto que nunca antes hemos escuchado o todo podría salir mal”. La perfecta sincronización entre la música y las visuales se obtiene gracias a la respuesta de Wexler y King ante lo que está tocando el artista, y a los instintos del uno ante el otro. King describe su conexión como “casi telepática”. Tras haber pasado dos años construyendo los conceptos para la animación de Layer 3, han alcanzado una nueva meta. “Ahora tenemos este enorme arsenal de contenido de donde partir”, dice Wexler, “hemos tenido grandes momentos de sincronización y flow y estamos constantemente descubriendo nuevas cosas porque no hay nada establecido, no hay codificación de tiempo”.

Wexler se encarga más del contenido visual, mientras que King dirige el diseño físico de Layer³, ambos crean las animaciones originales y seleccionan las obras de otros animadores para el espectáculo. El concierto de Terminal 5 se abrió con una lluvia de cadáveres flotantes dibujados por el popular artista de manga japonés

Shintaro Kago

Publicidad

 y animados por Wexler. El visualista de la gira de Skrillex,

Scott Pagano

, contribuyó con sus visuales, así como el animador de “

Kill Your Coworkers

”,

Beeple

, y un misterioso artista ruso conocido como Ankh. Los diferentes estilos cuajaron en una experiencia cinemática que combina los videos musicales animados de Flying Lotus con un montón de nuevas golosinas para los ojos.

Flying Lotus - You're Dead! de Warp Records en Vimeo.

En unos tiempos en los que los principales músicos de electrónica cuentan con elaboradas puestas en escena y una orquesta de proyectores, Wexler y King han ideado un modo de mostrar un espectáculo diferente. “ISAM nos ayudó a ello”, dice King, refiriéndose a Amon Tobin’s astonishing geometric jungle. Él y Wexler vieron un espectáculo preliminar de ISAM antes de que se estrenara en el 2011 y coincidieron en que era algo innovador. “Dave y yo nos miramos el uno al otro y dijimos: ‘bueno, él ha hecho eso para el espectáculo de mapping’. Fue hasta ahí y eso es todo lo lejos que puede llegar con un espectáculo de proyección por mapeo”, afirma King.

 Strangeloop

Pero mientras que la estructura física de ISAM constituía la pieza central del espectáculo y solo incluía unos vistazos momentáneos hacia el artista, Wexler y King utilizaron su estructura para realzar a Flying Lotus. Layer³ consiste en medio teseracto con Flying Lotus actuando en su interior y constituyendo el centro de toda la producción, viéndose como una sombra tras el material translúcido de la pantalla frontal que fue adaptada a partir de Layer 3. De vez en cuando, las visuales tras él parpadeaban, creando imágenes congeladas de su silueta. Cada vez que esto sucede, el público se vuelve loco. “Desde el inicio de Layer 3, queríamos que durante el espectáculo pareciera que todas las imágenes emanaran del movimiento, actuación y energía de Flying Lotus”, me dijo Wexler, “y que las visuales no fueran únicamente un gran espectáculo que ocurría tras el músico, sino algo en lo que él estaba incorporado”.

Imagen de Strangeloop

Hacia la mitad de su concierto en Terminal 5, Flying Lotus hizo sonar las primeras notas de “Zodiac Shit”, uno de sus beats más conocidos al que corresponde uno de sus vídeos musicales más popular. Gritó: “Estoy de vuelta en Nueva York” y tan pronto como se escuchó el beat, Layer³ explotó en las familiares formas cambiantes de Lilfuchs, resaltadas con una lluvia de luz blanca. Con cada detalle sonoro de la canción, las visuales se encendían y se apagaban al ritmo de la música y Flyng Lotus mantuvo el entusiasmo del público en todo momento gracias a los dos hombres a cargo de las visuales desde una cabina invisible, desde donde controlaban una consola para dar forma a la siguiente combinación gráfica que estallaría con cualquiera de las canciones que Flying Lotus decidiera tocar a continuación.

Sigue a Abdullah Saeed en Twitter: @imyourkid

You're Dead, el nuevo LP de Flying Lotus, se lanzó en los EE UU el pasado 7 de octubre. Para más información sobre el álbum y para conseguir entradas para la gira, haz clic aquí.

Artículos relacionados:

Luces, cámara y acción: te presentamos a las mejores bandas sonoras de electrónica

La evolución de Flying Lotus

Construye el casco de Daft Punk de tus sueños