drogas y comida

En China están usando una droga que parece té con leche

La llamada “droga de té con leche” es un nuevo tipo de polvo de ketamina (o anestesia disociativa) y MDMA en un empaque similar al de un simple té con leche.
27 Mayo 2016, 1:00pm

Los paquetes de té con leche —una combinación de té negro y leche evaporada o condensada— son la última moda en China y en el resto de Asia. Solo se necesita añadir agua hirviendo y tienes una bebida deliciosa. Es tan popular que de hecho los habitantes de Hong Kong toman 900 millones de tazas al año.

Ahora bien, algo de ese té con leche a la venta en China quizá no sea té con leche, sino más bien una droga semejante a una versión amplificada del éxtasis mezclado con metanfetaminas.

LEER MÁS: ¿Es verdad que hay arroz blanco falso circulando por Asia?

La ciudad Yangjiang está ubicada en la provincia de Guangdong, antiguamente la provincia era conocida como Cantón, la más poblada de China. Tan solo este mes, once personas fueron arrestadas en una habitación de hotel luego de un aviso a la policía de que ahí había una red de narcotráfico. Diez de los arrestados se encontraban drogados con algo referido como "droga de té con leche".

Según la cuenta oficial de Weibo de la oficina de seguridad pública de Guiyang, la llamada "droga de té con leche" es un nuevo tipo de polvo de ketamina (o anestesia disociativa), pero está empaquetada similar a un simple té con leche. Incluso huele a té con leche. La droga contiene MDMA y metanfetaminas y es fácil de preparar, sólo se le añade agua caliente. Las autoridades locales aseguran que puede ser alucinógena y altamente adictiva.

LEER MÁS: Cómo traficar droga escondida en comida

Un video del arresto muestra que los sospechosos estaban tan drogados que ni siquiera se percataron de cuándo la policía entró a la habitación.

La policía local le está diciendo a la gente, especialmente a los estudiantes cerca de los campus, que estén atentos y no acepten té con leche de desconocidos. Según What's On Weibo, los usuarios chinos de redes sociales están empezando a mostrar un creciente nivel de paranoia acerca de la sustancia aparentemente inofensiva: "Realmente necesitan investigar a fondo este nuevo tipo de droga", un usuario de Weibo comentó. "No pueden permitir que entre a las tiendas de té normales y que llegue a las personas". Acerca de los arrestos recientes, otro usuario comentó: "La gente seguro paga un alto precio por un momento de emoción".

Drogarse es una decisión personal, pero está claro que aprovecharse de una bebida tan presente y mundana para distribuir droga, eventualmente podría ocasionar pánico generalizado si no se hacen nada al respecto.