frank wycheck

Ex jugador de los Titans y autor del pase lateral más famoso de la NFL teme por su salud mental

Wycheck tiene miedo que algún día enloquezca y atente contra su vida.
8.2.17

El nombre de Frank Wycheck aparece en todos los libros de récords de la franquicia de Tennessee. El ex ala cerrada, quien disputó nueve temporadas con la organización de los Titans/Oilers, está clasificado en tercer lugar de toda la historia de la franquicia con 482 recepciones y 4,958 yardas aéreas. La jugada más famosa de la franquicia, The Music City Miracle, no habría sucedido sin él.

Mientras Wycheck se ganaba la vida en el campo de futbol americano, deporte en el que se inició a la edad de cinco y se despidió a los 32, sufrió cerca de 297 mil golpes y 25 conmociones cerebrales, de acuerdo con sus cálculos. Recientemente, Wycheck decidió levantar la voz y habló sobre el miedo que tiene por presentar síntomas asociados con la encefalopatía traumática crónica (ETC), enfermedad neurodegenerativa que ha cobrado directa o indirectamente la vida de ex jugadores de la NFL a lo largo de los años. En entrevista para ESPN, Wycheck admitió que sufre ansiedad, depresión, y migrañas además de dolor de espalda y cuello. Expresó su miedo de terminar algún día como varios ex jugadores que se han quitado la vida:

Publicidad

"Estoy preocupado y asustado que algún día llegue al mismo punto que los demás [que cometieron suicidio]" dijo. "¿Qué fue lo que desató su locura? Tengo miedo que me pase algo similar y que algo suceda que desate mi locura.

"No creo que me pase, pero lo mismo creímos de los demás, que jamás sucedería. Esto lo hace aún más temible. En realidad nadie tiene la certeza [de que estarás bien]. El daño está hecho".

Al igual que varios ex jugadores, Wycheck se comprometió a donar su cerebro después de su muerte a la Concussion Legacy Foundation, fundación que estudia los efectos de la ETC.

Leer más: Un micrófono nos revela lo que Julian Edelman dijo después de su histórica recepción

Wycheck fue parte primordial de aquel equipo de Tennessee que llegó al Super Bowl en 1999. Durante la primera ronda de postemporada, lanzó el que quizás sea el pase lateral más famoso en la historia de la NFL, jugada que los fans recuerdan como el Music City Miracle.

A pesar de sus dolencias, Wycheck dice no arrepentirse de su vida en el futbol americano, pero comenta que le habría gustado tener más información al respecto. De todos modos, cree que habría seguido jugando aunque el comisionado Paul Tagliabue y el consejero médico, Elliot Pellman, "no hubiesen mentido".

Wycheck decidió hacer pública su consternación a pesar de que la discusión sobre su salud pueda llegar a ser "un poco escalofriante".

"La gente no quiere escuchar cosas mórbidas como esta".

[ESPN]