Jóvenes talentos de la cocina en México: los nómadas

FYI.

This story is over 5 years old.

Comida

Jóvenes talentos de la cocina en México: los nómadas

Los postres de lujo han sido recluidos a los restaurantes. Es difícil encontrarlos fuera de ahí. Por eso queremos llevarlos a las calles, a los parques, a un lugar público e incluyente donde la gente los pueda experimentar.

"Los postres de lujo han sido recluidos a los restaurantes. Es difícil encontrarlos fuera de ahí. Por eso queremos llevarlos a las calles, a los parques, a un lugar incluyente donde la gente los pueda experimentar", dice Luis Vargas, uno de los jóvenes talentos detrás de Nómada Heladería.

Lo que Luis y su socio Giovanni Leaños quieren, es que consideremos al helado como un postre completo, como el elemento principal y no como el acompañamiento, como suele aparecer en los platillos dulces. Sus helados, deseables por sí mismos, son 100 por ciento naturales y se hacen con ingredientes mexicanos y "especiales", como ellos dicen, pues están escogidos con cuidado, como el cacao, traído desde Tabasco.

Publicidad

LEE: Jóvenes talentos de la cocina en México: Niki Nakazawa y Hugo Durán.

"Vamos de un lado a otro, buscando sabores y nuevos ingredientes. Viajamos, y nuestros helados también viajan. A donde nos inviten, vamos", dice Luis. Ser nómadas es parte de su encanto, pues así pueden llegar a más personas, las que normalmente no experimentan al helado como un postre de lujo. Néstor Olvera es el chef repostero, el que lidera la caravana en la cocina, aunque Nómada está conformada por un grupo de amigos que tienen en común la curiosidad.

"La repostería es una cocina de muchas experiencias. Por eso nos fijamos mucho en las cualidades de los ingredientes: el sabor, el color, la consistencia de las frutas, las semillas y los lácteos que usamos", continúa Luis. Los helados nómadas se sirven acompañados de galletas, granizados, cremas o fruta fresca, y, aunque parezca increíble, estas texturas hacen del helado algo aún más deseable.

Su menú se compone actualmente de casi 50 sabores, aunque continuamente están cambiando. Algunos, como el de cardamomo, ya se convirtieron en clásicos. "Varios clientes lo pidieron, y aunque ya teníamos la idea, fue por ellos que lo metimos. También gracias a ellos fue que comenzamos con las opciones veganas, como el helado de nopal".

Nómada comenzó como un food truck, operando en varios barrios de la Ciudad de México. Pronto, lo que empezó como una operación casera, súbitamente se encontró frente a frente con un éxito rotundo y, para poder mantener los estándares deseados en producción, control de calidad y distribución, los amigos dieron un paso al frente y abrieron su primer taller, en la colonia Condesa. "Entendemos que para lograr posicionar un producto tan exclusivo como el nuestro, la gente necesita de un lugar que se encuentre a la altura de los postres", termina Luis.

Ha sido ésta, su segunda etapa, la que ha permitido a los empresarios desarrollar su visión de una manera más integral. A poco más de medio año de inaugurar, y gracias a los frutos que les ha traído su trabajo, los socios una vez más se encuentran buscando expandir su negocio. "Ahora estamos mudando toda la producción a un centro especializado, donde nuestro equipo creativo de cocina, dirigido por Néstor, trabajará nuevas propuestas con el mejor equipo para hacer helados, que trajimos desde Italia", agrega Giovanni.

Para Luis y Giovani se antojan cosas tan buenas como sus helados y es en vísperas de la inauguración de sus próximos dos locales (En la Juárez y en Polanco) que les deseamos lo mejor de lo mejor para lo que viene, para que sigamos comiendo helado a otro nivel.

Puedes probar los helados de los nómadas en el Lanzamiento de MUNCHIES en Español.