FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Kali Uchis se pone real

La hija pródiga de Pereira tira un nuevo bombazo antes de su llegada a Colombia para presentarse en el Festival Hermoso Ruido.
31.7.14

Podrán decir lo que sea de esta peladita radicada en Virginia: que su pinta raya en lo grotesco, que tiene uñas de "guisa" o que su delineadita de labios le delata todo el ghetto. Pero con escasos 20 años, a esta pereirana provocadora lo que le sobra es voz y carácter. Voz, sobre todo, para dejarnos a todos callados.

"Real" se llama la nueva canción que apareció hoy en su Soundcloud, otro release que hace en conjunto, esta vez apareciendo en el nuevo mixtape de la DJ de Brooklyn Kitty Kash (sus anteriores trabajos han incluido nada menos que a Snoop Dogg y a Tyler The Creator).

Como la artista lo anunció en Facebook , esta canción no estará presente en Por Vida, el álbum debut al que aún no pone fecha de lanzamiento. Pero no hay porqué alarmarse: el tema podría ser un entremés sabrosísimo para lo que nos espera, más aun cuando la propia Uchis llama a Por Vida su "Everything".

"Va a seguir por la línea de antes, pero dos niveles más prendido", afirmó en una entrevista con Bandwidth, un programa de radio Canadiense.

En Vice nos encanta hablar sobre Kali Uchis, y seguiremos hablando de ella más adelante, sobre todo cuando nos visite para el Festival Hermoso Ruido a finales de agosto. Esta vez, diremos que su nueva canción suena a que detrás de todo ese delineador líquido, laca y croptops estampados está cantando alguien real. Alguien que sube fotos y videos con un estilo de ghetto tumbleriano, pero con una gaseosa Colombiana al lado mientras se hace rulos en el pelo, abultando sus labios pintorreteados mientras canta Suavemente de Elvis Crespo con esa voz aterciopelada que es medio trópico, medio calle, medio nostalgia y medio funk setentero. Real como una mezcolanza innegable, que demuestra que su kitsch lo lleva en la sangre, en las bolas que no tiene y en el talento, todo en un empaque de colores pastel con olor a pisquero.

No se cuál será su puto cuento, yo sólo quedo idiotizada por su voz cuando la canción comienza de nuevo y me susurra al oído: "You got the game fucked up".

Por ahora, óiganla. Y no los jodo más.