FYI.

This story is over 5 years old.

no me hallo

Bienvenidos a la Venecia de Occidente

Entrevistamos al investigador Arturo Gleason Espíndola, quien busca aliviar las inundaciones en varias ciudades de Latinoamérica con su camión cazatormentas.
29.7.14

Fotos por Héctor Hernández.

Las inundaciones por lluvias parecen un problema que se replica en todas las ciudades mexicanas. La falta de planeación hace de nuestros días en época de aguaceros verdaderas tragedias. Guadalajara, lejos de ser la excepción, parece ser la reina. Platicamos con el creador del Camión Cazatormentas, una iniciativa que pretende recorrer Latinoamérica en siete años para incentivar la captación de agua de lluvia.

Cuando eres tapatío lo primero que piensas cuando vez una nube negra en el cielo es: ya valió verga; mientras que en automático, los pies aceleran el paso. Es que en Guadalajara llueve un chingo; más que en Campeche, aunque menos que en Villahermosa: cada año caen algo así como 300 millones de litros de metros cúbicos, o sea, imaginando que captáramos el cien por ciento del agua podrías recuperar lo que se le saca al Lago de Chapala abastecer a los más de cuatro millones de tapatíos.

Guadalajara es una ciudad mal planeada que creció desordenadamente. Toda el agua de lluvia va a parar a los drenajes que no se dan abasto para absorber toda la mierda que tiramos desde nuestros baños. Los más de cinco mil kilómetros cuadrados de superficie de Guadalajara en algún tiempo fueron tierras que absorbían la gran cantidad de agua que caía sobre el Valle de Atemajac; así que cuando las tapamos con miles de kilos de concreto y entubamos el río San Juan de Dios que cruzaba la ciudad a cielo abierto y ahora es la Calzada Independencia, ¿qué suponían que sucedería?

El Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) es el organismo público que se encarga de suministrar agua a la metrópoli. Esta dependencia gasta 496 millones de pesos al año en reparar las fugas del sistema de drenajes —en la cual se estima que se va más del 40 por ciento del agua potable— y al mismo tiempo dice que no tienen dinero para proyectos que reducirían las inundaciones y ayudarían a la captación de agua de lluvia.

Desde el 2008, el SIAPA realizó un Programa de Manejo Integral de Aguas Pluviales que contiene propuestas de solución a las inundaciones y explica que las aguas superficiales deberían de correr por cinco cauces naturales que pudieron haberse conservado pero que fueron “absorbidos por el desarrollo urbano”.

Ahora, el SIAPA admite que podría hacer 16 obras para solucionar este problema pero que no tienen dinero, pues la solución costaría dos mil millones de pesos, que presuntamente no tienen.

Los tapatíos recordamos los tiempos en que la zona de Plaza del Sol era la que año con año se inundaba, porque cuando construyeron la plaza se chingaron unos mantos acuíferos, pero con el paso de los años las inundaciones se dan en toda la ciudad, cada calle es un río y las bolsas cubriendo los zapatos para poder cruzar de una acera a otra pronto formarán parte de la moda local.

Según la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco, en el estado han muerto cinco personas por lluvias e inundaciones en el temporal de este año, y sólo hace falta asomarse a la ventana para darnos cuenta del por qué.

En el país existen dos proyectos de captación de agua de lluvia: Isla Urbana en la Ciudad de México y Gleason Consulting en Guadalajara. Platicamos con Arturo Gleason Espíndola, investigador de la Universidad de Guadalajara y experto en temas de agua y captación, quien con su camión cazatormentas estará recorriendo todo el país para hacer investigación y educar sobre la importancia de estos sistemas.

VICE: ¿Cómo funciona el camión cazatormentas?
Arturo Gleason: Esta unidad móvil tiene dos propósitos: la parte científica y la parte educativa. En la parte científica estamos todavía detallando la parte de la investigación de poder medir con muestras la calidad y la cantidad de agua de lluvia en distintos puntos de la Zona Metropolitana con el objetivo de hacer monitoreo constante y tener datos más duros sobre la lluvia en cada zona de la ciudad y por otro lado también es una unidad demostrativa que tiene un sistema de captación de agua de lluvia que contempla su área de captación, sus tanques, sus tuberías, su conducción y que utiliza el agua de muestreo para los servicios del camión. Tiene un baño seco, celdas fotovoltáicas para la generación de energía eléctrica para la repartición de agua en el camión y toda esta parte científica nos ayuda a muestrear y enseña a la gente cómo funciona el sistema.

También tiene una plataforma que se saca y se monta en unos soportes para dar conciertos, pláticas referentes al agua. La idea es recorrer el país en unos tres a cinco años y de cinco a siete  años ir por todo América Latina promoviendo la captación de agua. Ahorita hemos estado moviéndonos en Jalisco, todavía estamos calibrando la investigación.

¿Cuánto costaría una instalación de captación de agua de lluvia?
No hay un precio exacto porque los alcances del sistema de captación de agua depende, se puede captar con las manos, con cubetas, con tanques, y es tenerla para usos parciales, o puedes usarla para consumo humano, dependiendo de cada alcance el sistema varía en su costo. Otra variable importante es que no todas las casas son iguales, no todas tienen los bajantes por donde mismo, a algunos les implicaría abrir, no hay todavía un costo, estamos en esa fase de investigación y la idea es que el sistema cuando ya tiene cisterna o tinaco no pase de 15 mil pesos, si no tiene cisterna o no tiene tinaco y se complica el sacar los bajantes para canalizarlo pues hasta 20 mil o 30 mil pesos.

Nosotros (en mi casa) tuvimos que hacer toda la adaptación de captación, conducción, purificación, nos salió entre 35 y 40 mil pesos pero porque fue una adaptación total. Nuestra casa no fue diseñada con ese concepto y tuvimos que hacer prácticamente todo. Una instalación normal está entre 20 y 25 mil pesos, pero si uno quiere captar agua para jardín pues no pasa de cinco mil pesos, nosotros lo construimos total porque estamos promoviendo la técnica, desde junio 16 no le abrimos al SIAPA y estamos consumiendo pura agua de lluvia.

Estamos captando en el orden de entre los 50 mil y 60 mil litros. En Guadalajara por familia se gastan hasta 270 mil litros, aquí es un derroche de agua, la gente no está educada.

¿Cómo ves la situación actual de las inundaciones en Guadalajara?
Las consecuencias del temporal suceden por una escasa o pésima gestión del agua en la ciudad, esta situación de las inundaciones provocada por la falta de espacios para que el agua pueda infiltrarse debido a la urbanización desordenada pues es repetitiva, y lo peor del asunto es que va en aumento en la medida que nosotros hagamos más desarrollos inmobiliarios vamos a tener más áreas sin infiltrar y esa agua se va a acumular en las inundaciones y esto se vuelve más complejo.

La visión con la que se ha abordado este tema es muy parcial, simplemente se consideran hacer obras grandes, tubos que saquen el agua lo más rápido posible cuando las medidas deben ser integrales, esto es teniendo como modelo el ciclo hidrológico, todos sabemos que el agua se precipita, se infiltra, escurre cuando no cabe en el suelo, las plantas la absorben, la evaporizan, la transpiran y entonces simplemente es un gran ciclo hidrológico. Hay que aumentar las zonas de infiltración en la ciudad, disminuir el concreto, propiciar la micro y macro captación de agua de lluvia, podría ser desde las casas desde vasijas hasta sistemas más elaborados, hasta sistemas en las calles, largas trincheras de infiltración, la construcción de vasos reguladores o cisternas urbanas  debajo de canchas de futbol y guardar agua de lluvia. Son opciones que van más allá de sólo un tubo y que pueden ser integrales, por ahí va la jugada para la restauración del ciclo hidrológico.

¿Estamos ya en un punto de difícil retorno?
Todavía podemos, el problema surge en las casas y en los edificios y el problema se puede atacar desde ahí, no es fácil, será complicado pero en la medida que la gente pueda retener agua en su casa será la medida en la que disminuiremos las inundaciones. Yo creo que no es tarde, urge hacer un estudio integral a profundidad para ubicar zonas donde se pueda infiltrar, zonas donde se pueda captar, que es parte de lo que estamos

Tiene que ser combinado, integral, tanto se necesitan las obras de infraestructura grandes como pequeñas, no puedes apostarle todo ni a uno ni a lo otro. Las cuencas se comportan de manera muy diferente en cada punto de la ciudad, cuencas, subcuencas, microcuencas y cada problemática es diferente, no es tan homogénea como pensáramos y ese estudio a detalle es el que yo no veo que se esté haciendo o estamos haciéndolo unos pocos investigadores pero sin su apoyo.

¿Cuánta del agua que llueve sobre Guadalajara se pierde?
Tomando como parámetro de que en ciudades urbanizadas un 55 o 60 por ciento se escurre más o menos estamos hablando de esa proporción, 180 a 200 millones de metros cúbicos son los que aproximadamente se van al drenaje. El resto se queda en lass superficies de las casas, otra se evapora y una menor parte se infiltra.

Ustedes hicieron un proyecto para que el ayuntamiento captara agua, ¿cómo les fue?
No hubo respuesta, hicimos una propuesta conceptual, se derivó a las comisiones del cabildo y lo dejaron morir. Ya me presentía pero bueno, siempre se trata de aportar, ser positivo, pero todo lo que sea gobierno huele mal.

¿Por qué el gobierno se ha tardado en solucionar esto?
Ya lo dijo el presidente del consejo del SIAPA, Francisco Ayón, que la prioridad no son las inundaciones, la prioridad es llevar agua a la gente, desde ahí ves que no hay una buena planeación, no puedes sectorizar. Esa es la estatura mental, ellos se manejan bajo esos criterios pero el agua no tiene esos criterios. Para el gobierno nunca va a ser prioridad resolver este problema porque no son obras que se ven, no es su prioridad y son cuatro meses, tradicionalmente ellos saben que cuando pasan los cuatro meses nadie se vuelve a acordar de este asunto.

Sigue a Alejandro Velazco en Twitter:

@abragelonne