FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Hay españoles luchando contra el Estado Islámico en Siria

Militantes internacionalistas afirman haberse unido a la milicia kurda para luchar contra los yihadistas.
29.1.15

Los brigadistas españoles. Imagen vía.

Después de que las Unidades de Protección Popular (YPG) hayan derrotado y expulsado al Estado Islámico de la ciudad kurdo-siriana de Kobane, el Kurdistán de Siria (Rojava en kurdo) vuelve a ser centro de atención después del testimonio de dos brigadistas españoles donde afirman haberse unido a la milicia kurda en su lucha contra el Estado Islámico.

Desde Ras al-Ayn (Serekaniye en kurdo) en la provincia de Al-Hasakah, los militantes internacionalistas aseguran haberse unido a la revolución de Rojava "en defensa de la clase obrera kurda oprimida por estados fascistas". De ideología marxista-leninista, los dos brigadistas muestran su total apoyo a "la lucha kurda contra el fascismo del Estado Islámico".

Desde que el Estado Islámico comenzara una gran ofensiva contra territorio kurdo en Siria e Irak el verano de 2014, han aparecido movimientos de solidaridad de corte internacionalista con las YPG. En los últimos meses militantes de muy diversas procedencias –entre ellos norteamericanos, alemanes, holandés y turcos– se han desplazado a Rojava para unirse a la lucha contra la organización islamista. La organización que está coordinando la llegada de militantes extranjeros a territorio kurdo es el Partido Comunista Marxista Leninista de Turquía (MLKP).

Las YPG son afines ideológicamente al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla que se fundó en 1978 en Turquía y que desde 1984 combate contra el Estado turco. En su orígenes la guerrilla kurda tenía una ideología marxista, laica, feminista y apostaba por un Kurdistán libre e independiente. Ahora el líder del PKK, Abdullah Öcalan, ha reenfocado su discurso y apuesta por un proyecto de confederalismo democrático donde cada región kurda goce de gran autonomía dentro de cada Estado.

Uno de los brigadistas españoles. Imagen vía.

Las YPG se crearon en 2011 coincidiendo con el inicio del conflicto en Siria y adquirieron mayor estructura militar desde julio de 2012, momento en que el régimen de Bashar al-Assad abandonó la zona kurda y el Partido de la Unión Democrática (PYD) –afín ideológicamente al PKK– tomara el control de la región y proclamara una suerte de autonomía democrática.

La milicia se caracteriza por el gran número de mujeres que hay combatiendo en sus filas. Además, destaca su carácter multiétnico donde a parte de milicianos kurdos, existen árabes, cristianos, yazidíes y ahora brigadistas internacionales procedentes de diversos puntos del planeta.