FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

¿METÁFORA DE LA VIDA O QUÉ PEDO?

8.12.09

Gracias al documental y la película de los "Lords of Dogtown," todo aquel que nunca tuvo interés en el skate finalmente pudo conocer sobre Tony Alva y el legado de toda su pandilla. De Steve Caballero es más fácil que alguien sepa algo, mínimo que había unas tablas con su nombre en los ochentas -porque en los ochentas hasta las gorditas y sus tías patinaban-, era la época que te hacían la clásica pregunta "¿qué tabla tienes?" y la respuesta de rigor era (con actitud bien maciza) "Una Caballero", aunque seguramente ni el ollie les salía.

Pero bueno, nos topamos con estos dos vatos para platicar en corto y, más allá de que acá su servidor estaba un tanto chorreado de la emoción, nos platicaron de los viejos tiempos en los que Alva prácticamente "patinaba en calzones" y así mero, con esos shortsitos, le entraba a los putazos en las albercas californianas con un chingo de vertical -cual Drácula enfrentándose al solazo de Mexicali.

Publicidad

Luego nos contaron de cómo este cotorreo de las albercas influyó en el estilo de los 80s, donde Caballero entró a escena ya con albercas construidas especialmente para patinar, nuevos equipos de protección, y mejoras en las tablas que influyeron enormemente para que el skate evolucionara y se convirtiera en el cagadero técnico-maniático que es ahorita.

Entonces la plática terminó así.

Vice: Hagan de cuenta que están ahí cotorreando y ven a un morrito patinando y, de la nada, se cae y se fractura por primera vez ¿qué le dirían?

Steve Caballero: Le diría, "Te voy a llevar al hospital para que te chequen… [risas]… Vas a estar bien; eres joven, al rato vas a andar de regreso, yo ya he pasado por lo mismo."

Tony Alva: Primero que nada le diría lo mismo que Steve dijo, pero principalmente no dejaría que su espíritu se rompiera.

El vato se puso bien serio, y yo más. Luego continuó.

Tony Alva: Al final de su carrera, Stacey Peralta se lesionó muy cabrón unas dos veces y le agarró miedo a la tabla. La onda es que no se rompa el espíritu; hay que subirse otra vez al caballo y montarlo.

Tenemos un poder como de gato para responder a los chingazos, si vas a patinar cosas peligrosas usa casco y aprende a caer… porque caer es igual de importante que patinar.

Porque va a haber momentos que están fuera de tu control, en los que debes estar preparado para sacar esa reacción instintiva. Nosotros aprendimos eso en las albercas, como en el judo donde cambias la dirección del golpe. Es como un arte: el arte de caer.

Los street skaters de hoy se dan unos mega putazos, unos saben lidiar con eso y otros no; se pegan muy duro. Muchos van y vienen, se ven fuertes pero ¿sabes qué? Al final del día, el concreto es más duro que la carne y el hueso. Y si van a seguir cayendo así, sus carreras no van a durar más de cinco años, cinco años si tienen suerte.

¿Metáfora de la vida o qué pedo?

por PAVEL MUÑOZ

pics por MARCO TULIO VALENCIA, VICE MX