FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Ayer por la tarde Christiane F. pegó a un perro y mordió a una mujer

Ayer por la tarde, una mujer vio a Christiane F. golpeando furiosamente a su perro con la correa. La testigo se encaró con ella y llamó a la policía. Christiane F., al ver que la mujer se interponía en su camino y no la dejaba marcharse, la mordió.
21 Julio 2015, 2:44pm

Foto: imago/STAR-MEDIA

La popular Hermannplatz, en Berlin-Neukölln es un lugar en el que a veces resulta complicado decir si aquel que ves ahí es un alcohólico, un toxicómano o un yuppie disfrutando de su cerveza. Según el diario local B.Z, este epítome del Berlín más jodido y sexy se ha convertido en escenario de una anécdota tan estereotipada que ni nosotros nos podríamos haber inventado una historia mejor.

Cuando un perro muerde a una persona, a poca gente le importa excepto al agredido. Pero cuando es una persona la que muerde a otra, ahí hay carne para un artículo. Y si, además, esa persona resulta ser la drogadicta más famosa de Alemania, la mismísima Vera Christiane Felscherinow, alias Christiane F., entonces el titular en primera plana está asegurado.

Tras la publicación de su autobiografía a finales de la década de 1970, Christiane F. se convirtió en todo un icono de la noche de Berlín Oeste. En algún momento de su vida, la mujer de 53 años supuestamente logró desintoxicarse y hoy lleva una vida de lo más aburguesada. En 2013 publicó su segunda novela, Mein zweites Leben (mi segunda vida), en la que narra sus vicisitudes, la aceptación de su pasado como prostituta menor de edad, su adicción y su tendencia suicida.

Ahora parece haber vuelto al lugar en el que ha pasado tantos años de su vida: la calle, concretamente la zona cerca de Gropiusstadt que menciona en su libro de 1970 y a cuya mala fama contribuyó con el mismo.

Ayer por la tarde, una mujer vio a Christiane F. en Hermannplatz golpeando furiosamente a su perro con la correa. La testigo se encaró con ella y llamó a la policía. Christiane F., al ver que la mujer se interponía en su camino y no la dejaba marcharse, la atacó. Con los dientes.

Christiane F. mordió a la mujer en la mano y le lanzó insultos racistas (la mujer es de piel morena), según explica el diario B.Z. y confirmó posteriormente la oficina de prensa de la policía. Cuando llegaron los agentes y tomaron nota del documento de identidad de la enfurecida Christiane, esta acabó confesándolo todo. Ahora se enfrenta a cargos por ofensa personal, agresión grave y maltrato animal.