FYI.

This story is over 5 years old.

Cultura

Según un administrador de Demonoid, TorrentFreak dice pura mamada

Mientras, los emporios mediáticos no dejan de comportarse como bestias.
15.8.12

Luego de los repentinos cargos contra Megaupload, quedó un agujero del tamaño de Kim Dotcom en internet, en donde antes había películas gratis para todos. Para alguien como yo, que ha descargado películas, música y juegos del lado equivocado de la ley, desde que se grabó la primera Scary Movie con una cámara de video, fue muy fácil encontrar otras fuentes de entretenimiento tras la caída de Megaupload. Dicho en otras palabras, al menos todavía tenía Demonoid.

Para aquellos que no saben lo que Demonoid es (perdón, era), estoy hablando de un sitio que compartía una parte de internet con Pirate Bay (todavía vivito y descargando). Pero en lugar de almacenar todo ese material con derechos de autor en sus propios servidores como hiciera Megaupload, Demonoid contaba con torrents que redirigían al usuario a más de 50 mil episodios de televisión y 75 mil películas, almacenadas en miles de computadoras regadas por el mundo.

Este método de distribución en el que el contenido pasa de un lado a otro, hasta que se vuelve imposible de rastrearlo, parecía ser una forma segura de evadir a los aguafiestas del gobierno gringo. Pero todo eso cambió la semana pasada, cuando Demonoid desapareció repentinamente. Al principio los reportes hablaban de un ataque DDOS, lo que básicamente quiere decir que los hackers tocaron a su puerta tantas veces, que simplemente dejaron de abrirla a todo el mundo. Fue entonces cuando TorrentFreak saltó al ring para culpar a Estados Unidos.

Llevo desde 2009 cubriendo el auge de Demonoid, así que cuando TorrentFreak reportó que habían sido expulsados de internet, muy probablemente por el gobierno de Estados Unidos, contacté a unos de sus administradores. Me dijeron que todo lo que reporta TorrentFreak es “tan confiable como Fox News” y que “cualquier cosa que venga de TorrentFreak debe tomarse con un kilo de sal”, lo cual es muy decepcionante, dado que TorrentFreak parece ser la principal fuente de noticias para cualquier cosa relacionada con archivos compartidos en internet. Aunque ahora que lo pienso, su sitio se llama “TorrentFreak”, así que no sé por qué me sorprendió.

La aseveración por parte de TorrentFreak de que la gestión de Demonoid se hace desde México, también fue explícitamente rechazada por nuestra fuente administrativa, quien nos dijo: “el staff de Demonoid viene de todo el mundo, pero no hay nadie en, ni de, México”.

Cuando le pregunté directamente si este cierre tenía algo que ver con el gobierno de Estados Unidos, su respuesta fue igual de clara: “Llevan desde el primer día intentando cerrar Demonoid”.

Aunque esperamos que algún día exista un método para distribuir entretenimiento que haga uso del mundo digital y que al mismo tiempo le dé una lana a los artistas, la batalla actual entre los sabios de internet y el poderío de las autoridades es desalentador. Como dijera mi contacto en Demonoid en febrero pasado: “Los emporios mediáticos siempre intentarán aplastar a cualquiera que amenace sus ganancias, aunque esa amenaza sea meramente imaginaria. Hay varios estudios que demuestran que la gente que descarga música también es la que más compra música. Los emporios mediáticos son como el Lobo. Pueden destruir algunas casas, pero nunca todas. Y esas casas siempre pueden ser reconstruidas”.

@patrickmcguire