FYI.

This story is over 5 years old.

Cultura

La Guía VICE para ir a la escuela

Es de las peores cosas que tenemos que soportar, por eso decidimos ayudarte a sobrellevarla.
5.8.12

La escuela es de las peores cosas que tenemos que soportar. (A menos de que te eduquen en tu casa, pero eso implica que pasas todo el día encerrado con tus padres, que seguro son súper raros, y eso es todavía peor). Los viejos siempre te dicen: “la escuela es la mejor etapa de tu vida”. Pero eso sólo quiere decir que la cagaron tan cabrón que su vida después de la escuela resultó ser peor. ¿Te lo puedes imaginar? Pobres.

Ir a la escuela en el siglo XXI no es muy diferente a como era en el siglo pasado: caminas siempre estresado y haces todo lo posible por no avergonzarte. La única diferencia, es que si metes la pata hoy en día, todo mundo se entera de forma casi instantánea –gracias a internet y a los celulares– de quién tiene que estar en su casa antes de la 10pm y quién sigue siendo virgen.

Por suerte, estoy en mi último año de prepa, y mi sabiduría me da la autoridad para ayudarte a sortear ésta terrible etapa. Así que escupe ese chicle, apaga tu teléfono y pon atención.

UNIFORMES

Odio ser quien te lo diga, pero no importa cuánto lo rasgues ni cuántos botones uses, nadie creerá que eres el último punk sobre la tierra. Por ahora, intenta apreciar la homogeneidad de tu situación, porque muy pronto tendrás que elegir tu propia ropa. Todos. Los putos. Días. Que te consuele saber que todos los uniformes escolares están ergonómicamente diseñados para hacer que los chicos y las chicas más guapos parezcan un costal de frijoles.

CHICAS: Contrario a lo que los viejos cochinos en internet creen, nadie se ve sexy en esas faldas de cuadritos que pesan más que un perro mojado. Intentar verse sensual es inútil, y arreglarte en las mañanas sólo te hará perder esas sagradas horas de sueño. Además, cubrir tu cara con plastas y polvos no hace desaparecer todos esos granos, sólo hace que te veas como Marte.

CHICOS: Quizá piensen que usar corbatas elegantes los hace verse más maduros, pero a las chicas no les impresiona. De hecho, a las colegialas no les impresionará nada de lo que hagan, porque ustedes siguen siendo unos chamacos, y pasarán su recreo a) fumando, o b) corriendo detrás de un balón y sudando como puercos. Básicamente, apestan. Ah, y también tendrán erecciones de forma constante, no olviden esconderlas detrás del cinturón. No importa qué tan viejo estés, a nadie le gustan los güeyes que apestan y andan por ahí con una erección.

EDUCACIÓN FÍSICA

Obviamente, debes hacer tu mejor esfuerzo para no asistir. Inventa que tu periodo duró cuatro años, di que tienes esguinces en los tobillos, lo que sea. Cualquier cosa. Si tienes que ir, has lo menos que puedas, lo peor que puedas. Eventualmente el maestro se cansará de intentar motivarte cuando vea que tienes la coordinación de un bebé de dos meses, y te dejará ser la niña con el reloj que cronometra todas las competencias.

MAESTROS ACOSADORES (Y CÓMO SACARLES PROVECHO PARA NUNCA MÁS HACER TAREA)

No lo hagas. Esto no es una situación de Rebelde; no vas a terminar en la cama con el maestro guapo de arte. Estamos hablando de Lolita, donde te violan y terminas con la cara toda desfigurada en primera plana. Después habrá un juicio, familiares llorando, una sensación generalizada de vergüenza, cambio de escuela, etcétera. Mejor ponte a hacer tu estúpida tarea, ¿ok?

ESCUELA Y SEXO

No. No me importa si lo chicos de tu escuela se parecen a los de Gossip Girl. NO LO HAGAS. En serio. Eventualmente, escucharán el llamado del alcohol barato y todos te dirán que es tu obligación darle al menos un mamey a uno de tus compañeros de clase. Claro, te parecerá una gran idea, parte de los placeres eróticos de la vida, ¿pero que carajos, acaso tienes 30 años? ¡TODOS TIENEN CÁMARA! ¡NO CONFÍES EN NADIE! Créeme, en cuanto ese pervertido te tenga en video con un pito sin pelos en la boca, vas a desear haber escuchado a tu madre.

Por suerte, esto nunca me sucedió a mí porque mido medio metro más que todo mundo y hablo de mi ciclo menstrual frente a todos. Repelo a la gente. Sin embargo, he escuchado como otras compañeras describen los genitales de otros con todo detalle (y luego le envían un mensaje a todo mundo para contarles. Y nadie, absolutamente NADIE tiene un pito enorme cuando una chica lo describe y se ríe mientras lo hace).

FIESTAS EN LA ESCUELA

¿Qué tan rápido te puedes emborrachar en el estacionamiento con tus amigos, una botella de Sprite y medio litro de vodka? ¿Cuántos Cheetos te puedes comer? ¿Cuántos culos puedes nalguear al ritmo de “We Will Rock You”? ¿Qué tan discretamente puedes meterle el dedo a una chica en una salón con 150 personas? ¿Qué tan deprimido vas a estar dos años después cuando alguien suba esas fotos a Facebook y queden por siempre plasmadas en internet, y te des cuenta que no puedes escapar a tu vida preparatoriana y empezar de cero en la universidad como lo hicieron tus padres? Las fiestas escolares existen para dar respuesta a esas preguntas. Asegúrate de elegir las correctas.

ESCUELAS DE UN SOLO SEXO

Chicas, sus periodos se van a sincronizar. ¡No es broma! Y no hay nada más divertido que quedar atrapada en un edificio con dos mil adolescentes que están menstruando. Además, todos las peleas escalarán rápida y violentamente, pues no habrá güeyes presentes para controlar su estúpido drama. Prepárate para ignorar a gente por dos años por decir que compraste tu nueva mochila en una tienda de segunda. Chicos; sólo para que sepan, ¿esos enfermos juegos de masturbarse entre ustedes? No está permitido hablar de ellos. NUNCA.

Básicamente, sus padres los odian y los están castigando. ¡Lo siento, pero así es la vida!

ESCUELAS PRIVADAS

Perdón, ¿tu educación superior y las facilidades en tu vida te avergüenzan? Es broma. La verdad es que no tengo ningún consejo que darte, casi todos mis amigos de escuelas privadas dicen “güey” tres veces en cada oración, usan A&F, y le pagan a la gente por ignorar sus trastornos de personalidad. Eso, o desarrollan un sentimiento de culpa por ser tan privilegiados. Razón por la cual terminan rapándose la cabeza, hablando como si fueran dealers del bajo mundo e incluso se convierten en dealers del bajo mundo. Esto puede ser permanente, o lo superan cuando cumplen 18 y se dan cuenta que ya nadie les cree, y más importante, a nadie le gustan los dealers del bajo mundo.

VIAJES ESCOLARES

Elige con quién te vas a sentar un día antes, róbate algo de la tienda de regalos, no te comas tu sándwich en el camino de forma repulsiva. Fácil.

También, conozco a una chica que dejó que su novio se bajara por los chescos en el baño de una gasolinera durante el viaje de regreso. No lo hagas.

ESCUELA RELIGIOSA

Mejor empieza a rezar, porque si tu escuela religiosa es algo como la mía, entonces te esperan unos momentos increíbles. Para mí, el clímax de la secundaria fue la clase de educación sexual, en la cual nos hacían ver un VHS en un feto abortado. Eso fue cuando teníamos 12 años, y como consecuencia no descubrí lo que era la uretra hasta los 16. Le pregunté a una enfermera por qué no tenía que cambiarme el tampón cada que iba al baño… porque las chicas orinan por sus vaginas, ¡duh! Perdón, ¿qué? ¿Otro agujero? Dios mío.

La única forma de lidiar con una escuela religiosa es no atendiendo a una. En serio, es horrible. Después de ir a misa toda las semanas durante meses, la idea de ir a una escuela más pinche con detectores de metal, o a un internado lleno de niños llamados Dionisio Casablanca, se convierte en tu sueño mojado.

Un dato divertido y fascinante sobre la escuela religiosa: El padre que me confirmó está ahora preso por 23 cargos de acoso sexual a menores. Empieza a buscarte una nueva esucuela… YA.

QUÉ HACER CUANDO ERES RARO / LA PUTA DE LA ESCUELA / INCREÍBLEMENTE ESTÚPIDO / OFENSIVAMENTE INTELIGENTE / GORDO

Si eres demasiado rara/zorra/estúpida/lista/gorda, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudarte, pero para ser honesta, yo no perdería mi tiempo. Noventa y nueve por ciento de las personas con las que vas a la escuela desaparecen de tu vida cuando se gradúan, bueno excepto por la línea del tiempo en FB y por esas tristes comidas de ex alumnos mal planeadas. O si tienes un embarazo no planeado. Cuando sales de la escuela sólo sigues en contacto con dos personas. Es en serio. Sé que suena triste, pero sólo ponte tus audífonos e intenta que no te partan tu madre.

Ah, e intenta recordar que casi todas las personas que te caen mal terminan vendiendo productos de belleza de puerta en puerta con sus madres. Vas a desarrollar, por mera necesidad, una personalidad. El look es lo de menos si terminas embarazada a los 16. Cuando tienes un buena personalidad, el cielo es el límite. Más o menos. Mejor dicho, un trabajo de mierda clasemediero es el límite. ¡Pero siempre puedes quedarte despierta el tiempo que quieras!

BULLIES

Ser un bully es como dormir con prostitutas: divertido, pero realmente malo para todos los involucrados. Básicamente le estás arruinando la vida a alguien y abriendo la posibilidad de que un rayo kármico caiga del cielo años después y te parta en dos. De hecho, lo mejor que puedes esperar es que tu víctima quede tan marcada por tu forma de señalar su peso/pobreza/raza/virginidad/madre muerta, que se convierta en una gran banquera y te arruine financieramente para vengarse. Pero es mucho más probable que le haya dado un empujón a ese alcohólico empedernido hacia su tumba. Bien hecho, pendejo.

CIBERBULLIES

Aaaaah. Auch. Ésta es horrible. El ciberbully es la epítome de la maldad, porque a diferencia de los bullies normales (esos que hacen que te sangren las rodillas y te dan de comer en el baño), éste te sigue a casa, escondido en tu teléfono, y viaja contigo a todos lados. También es aquellos contra los que tus padres y tu maestros no saben qué hacer. Ellos crecieron en un mundo más simple en el que nadie molestaba a la gente por fax. Es muy fácil para ellos decirte que “no uses las redes sociales”, pero la verdad es que tienes 16 y la mayor parte de tu vida ocurre en una de éstas. Si te están haciendo mierda en Instagram, hay un programa de cuatro pasos que puedes usar para minimizar el daño:

BLOQUEA / ELIMINA / CUENTA / GOLPEA

Permíteme explicarte: dales dos oportunidades para dejar de hacerlo, después imprime ese mensaje en el que Sara te dijo que “apestas a animal de granja, y se la mamas a tus niñeros”, enséñaselo a todos sus amigos frente a ella, y pártele su madre a esa perra.

TAREA

Tienes que hacer toda tu tarea en los primeros diez minutos de tu siguiente clase. También puedes copiarla, los maestros no la leen y tú tienes mejores cosas que hacer después de clases, gracias.

BAILE DE GRADUACIÓN

Esto fue lo que pensé mientras caminaba hacia mi baile de graduación: "¿Por qué soy la tercera persona en un coche para dos? ¿Por qué gasté 600 pesos para cenar puré de papas con gente que odio? ¿Por qué estoy sudando tanto?” Básicamente, el baile de graduación APESTA.

El baile de graduación es un concepto asqueroso; los gringos nos han dado grandes cosas (Michelle Obama; KFC; fotos de Scarlett Johansson desnuda) pero el baile de graduación no es una de ellas, y vas a pagar el precio con sudor, sangre, bronceados con aerosol y Tafetán. A menos, claro, de que seas hombre, y tengas que rentar un traje y rociar tu pelotas con Axe.

No es la última gran celebración antes de salir de la escuela, es una competencia para ver quién tiene los padres con más dinero y con el peor gusto. Y todos aquellos que participan en la limo, bailan Flo Rida, compran corsés, y ven a sus padres con cara de Edipo, son los que lo hacen posible. Así que dejen de hacerlo.

PANDILLAS

Lo más probable es que las pandillas de tu escuela sean más West Side Story que Boyz n the Hood. Incluso si vas a una escuela en la que tus compañeros de clase usan apodos callejeros y cantan con groserías, es muy probable que se deba a un bien intencionado proyecto musical para la optativa de teatro. Pero si tienes la mala suerte de estudiar en un lugar en el que existen pandillas aterradoras de verdad: ¡Buena suerte! Te recomiendo dejar tu navaja en casa; andar armado es algo que nunca termina bien.

CELULARES

Así es como funciona: los chicos que usan BlackBerries son los mismos que usan pantalones caqui y acosan a las niñitas de 13 a través de BBM. Las chicas que usan BlackBerries sólo las usan para tuitear cosas desagradables sobre sus amigas y para tomar fotos, pero NUNCA NUNCA NUNCA para hacer llamadas. No sé porque.

Por otro lado, casi todos los que tienen un iPhone sólo lo usan para subir fotos de su lunch a Instagram, o de sus mochilas, las cuáles siguen siendo horribles en sepia. Si no caes en ninguna de las categorías anteriores, te felicito (seguro tienes un Blokia). Tienes mejores cosas que hacer que ponerle brillantina a tus cosas, o enviar fotos de tu pito a la gente. Puedes descansar sabiendo que nadie se robará tu celular durante educación física y que no tendrás que aventarte esas conversaciones sobre tarifas, 3G y “excederme en mis minutos”.

PELEAS

La escuela es en cierta forma como esas versiones telenovelescas de prisión. Bueno, sólo en un aspecto: si ganas una pelea el primer día de clases, todos te dejarán en paz. A menos que sea una escuela llena de cabrones, entonces terminarás con una fila de güeyes queriendo probar suerte. Otra cosa que tienes que tener muy presente, es que es mucho más fácil matar a alguien de lo que crees. Piénsalo la próxima vez que pongas tu zapato o un compás en la cara de alguien, porque nadie se va a reír cuando haya un niño muerto, y seguro terminarás en un reclusorio para menores; y en esos lugares nadie se escapa de educación física.

DROGAS

Ya ha pasado. Alguien entra a clase con una sonrisa satisfecha y enigmática en el rostro. Seguro es alguien apuesto y con hermanos mayores. Mientras el público se exalta y comienzan los susurros, ese alguien anuncia que se puso “hasta el pito” el fin de semana, y en ese instante comienzas a odiarlo un poco. A menos que seas estúpidamente rica y hayas crecido con ponis y coca en la sala de juegos de tus padres, ese será tu primer contacto con el mundo de las drogas. Después, vendrá la mota barata con la que te estafó tu hermano mayor. Completamente anticlimático.

Lo primero que debes saber es que la mitad de tu año tienes que decir pura mamada: ningún mocoso de 15 años se fuma media onza ni escucha reggae, así que dile que deje su pose hippie, porque sabes que le dio la pálida y pasó una hora vomitando en el baño. Dos, no hay prisa por drogarte. ¡En serio! Quizá pases una noche increíble, pero también es posible que tengas una crisis nerviosa porque tu cerebro está repleto de químicos extraños.

Probablemente sea buena idea probar esas sustancias ilegales con el tío incómodo y conocedor. De lo contrario, puedes terminar comprando pastillas a un psicópata en un festival. Esa clase de errores te hacen desaparecer en un enorme hoyo negro y psicológico, rodeado de personas desconocidas a las que no les importas.

El alcohol, por otro lado, está bien. Pero VAS a vomitar. En público. Y tus padres se VAN a enterar. Pero un mes después se estarán riendo de ello.

OTRAS ESCUELAS

Sólo porque una prepa está a diez cuadras de tu escuela, no quiere decir que sean tus enemigos y que tengan que jugar al Viejo Oeste entre ustedes. Son jóvenes, igual que tú. Las corbatas en sus cuellos no son símbolos pandilleros, no están invadiendo el territorio del otro, el camión para ir a tu casa sólo pasa por ahí. Son uno mismo. Además, ¿quién quiere salir lastimado por defender el honor de su escuela? Sería como golpear a alguien porque lo vista con una bolsa reciclable de la Comer comprando en Walmart. A menos que vayas a una de esas escuelas públicas en un barrio bajo y tu escuela de a cancha techada de básquet de una escuela privada. ¡Entonces estás en todo tu derecho de perder la cabeza! Lanza todos los ladrillos que quieras contra esos cabrones que privatizaron y destruyeron tu campo de fut.

Sigue a Eve en Twitter: @eve_willis

¿Quieres más clases para arreglar tu maldita vida? 

La Guía VICE para ser lesbiana

La Guía VICE para la madurez

La Guía VICE para salir con chicas ricas

La Guía VICE para que las chicas compren drogas con estilo